Convenciones populares en el Masonic Hall de Nueva York

Convenciones populares en el Masonic Hall de Nueva York
Información sobre la plantilla
Fecha:3 de marzo de 1878 - 17 de junio de 1878
Líderes:
Manuel de la Cruz Beraza
Ejecutores o responsables del hecho:
Manuel de la Cruz, Agustín Muñoz y Feliciano Valdés

Convenciones populares en el Masonic Hall de Nueva York. Conjunto de reuniones de los patriotas cubanos emigrados, convocadas para protestar por la paz del Zanjón y recabar apoyo en recursos humanos y materiales con vistas a dar continuidad a la lucha armada en Cuba hasta la total independencia de la patria.

Reuniones

Fueron varias reuniones que posibilitaron la creación del Comité de los Cinco, embrión del Comité Revolucionario Cubano de Nueva York, que organizaría y dirigiría la Guerra Chiquita. La convención surgió por iniciativa del patriota Manuel de la Cruz Beraza. En su primera reunión, el día 3 de marzo de 1878, examinó la situación existente en Cuba inmediatamente después del Pacto del Zanjón y concluyó con el acuerdo de crear una comisión integrada por Manuel de la Cruz, Agustín Muñoz y Feliciano Valdés para valorar dicha situación.

Dos días después de la histórica Protesta de Baraguá, el 17 de marzo, volvieron a reunirse y acordaron ratificar al Comité de los Cinco, bajo la presidencia de Lamadriz, puntualizaron las tareas y elaboraron una proclama para ser enviada al E.L., en particular a los patriotas que junto a Maceo, en Oriente, y a Bonachea, en Las Villas, continuaban peleando por la independencia de Cuba; a la vez que condenaban a los que habían aceptado la paz sin independencia; y concluían con el compromiso de enviar hacia Cuba el apoyo material y humano necesario para continuar la lucha.

El 23 de mayo del propio año, los patriotas volvieron a reunirse; esta vez, para recibir a Maceo, después de sostener reuniones con los cubanos residentes en Jamaica durante los días 13 y 14 de ese mes, había llegado a Nueva York, con el propósito de recabar ayuda para continuar la guerra. El comité entregó a Maceo las donaciones y recursos que poseía; de igual forma lo hicieron Miguel Aldama y Salvador Cisneros Betancourt.

Maceo solicitó al comité una nueva reunión el 17 de junio, en la cual con gran pesar, les informó que producto de situaciones adversas y falta de recursos de todo tipo, el Gobierno provisional de Oriente presidido por el general Calvar, había aceptado las bases de la capitulación y depuesto las armas el 29 de mayo, por lo que él viajaría nuevamente a Jamaica y continuaría los preparativos para una nueva contienda. El Comité de los Cinco se mantuvo firme en su apoyo a los luchadores por la independencia y en septiembre del propio año, entregó las banderas y recursos existentes, en gesto de desprendimiento y de lealtad, al Mayor General Calixto García Íñiguez, quien a partir de ese momento asumió la jefatura del Movimiento Revolucionario.

Denominación

El Comité de los Cinco pasó a denominarse Comité Revolucionario Cubano de Nueva York y aceleró las tareas para la preparación de un nuevo estallido revolucionario, que tuvo lugar el 24 de agosto de 1879, conocido como la Guerra Chiquita.

Fuentes