Saltar a: navegación, buscar

Correcaminos

Correcaminos
Información sobre la plantilla
Correcaminos 2.jpg
Clasificación Científica
Nombre científicoGeococcyx californiana
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Aves
Orden:Cucoliforme
Familia:Cucúlidos

Correcaminos (Geococcyx californiana). Es una especie de ave Cucoliforme de la familia Cucúlidos, que habita en los desiertos de Arizona, México y California, se alimenta de presas muy diversas, incluso reptiles. La hembra incuba la puesta.

Descripción

Posee hasta 60 cm. de longitud. El pico, muy robusto, es más largo que la cabeza. Posee tarsos muy altos, alas muy pequeñas y una cresta de plumas eréctiles en la cabeza. Ésta y el dorso son de color negro mezclado de rojo herrumbre; las partes corporales inferiores son claras; las alas, negras listadas de blanco, y la cola, azul violácea. No está bien dotado para el vuelo, pero es un corredor velocísimo. La potencia muscular de sus patas le permite correr a unos cuarenta kilómetros por hora.

Reproducción

El nido de esta especie consiste en una plataforma de hojas y pequeñas ramitas toscamente entretejidos, que sitúan en una cavidad del suelo o entre las ramas bajas de algún arbolito. La hembra inicia la incubación en cuanto ha puesto el primer huevo.

Distribución

Habita en los desiertos de Estados Unidos, Arizona, México y California. La escasa longitud de sus alas no le permite efectuar vuelos prolongados: los pies en cambio, son largos y aptos para la carrera. Se trata de un ave estacionaria en el sentido más estricto de la palabra, pues no abandona su área de residencia, sino en casos de absoluta necesidad. Lleva una vida aislada y solitaria y no suele agruparse con otros individuos de su especie. Cuando se siente seguro, pasea por su territorio con aspecto majestuoso, con la cola alzada y la parte anterior del cuerpo algo baja; pero si le parece que lo amenaza un peligro, empieza a correr con agilidad y velocidad sorprendentes. Cuando está irritado o asustado adopta varias actitudes, gestos y posturas. Su primera reacción suele ser la de erizar la cresta de plumas de la cabeza y levantar la larga cola hasta formar un ángulo de casi 90° con el tronco.

Alimentación

Se alimenta de insectos, moluscos y, sobre todo, caracoles. Tampoco desprecia los pequeños vertebrados, en especial los reptiles. Puede considerarse al correcaminos como un enemigo acérrimo de la serpiente de cascabel, a la que domina sin dificultad.

Fuentes