Dragón Fernando

Dragón Fernando
Información sobre la plantilla
Dragón Fernando portada.JPG
Datos Generales
País:Bandera de Cuba Cuba
Diseñador:Roberto Figueredo Lechuga
Localización:Nuevitas


El Dragón Fernando es una figura representativa de la Semana de la Cultura Nuevitera destinada a promover la cartelera cultural de las instituciones, también se utiliza para felicitar a los niños asistentes a la festividad por lo que se considera la mascota más importante de la ciudad de Nuevitas.

Antecedentes

La ciudad de Nuevitas tiene una hermosa bahía, la segunda de bolsa más grande del país que presenta en su centro tres pequeños islotes conocidos como Los Ballenatos, los cuales han sido objeto de numerosas leyendas en la época que la zona era asediada por continuos ataques de piratas. Muchas han sido las versiones de esta leyenda llegada hasta nuestros días por medio de la comunicación oral, la de Roberto Figueredo Lechuga, (pintor, narrador y ceramista nuevitero) dice:

"…Cuentan que un célebre pirata en una inesperada mañana enfiló proa a la boca del laberinto, que da acceso a la bahía de San Fernando de Nuevitas, dispuesto a cañonear el poblado, cuyos habitantes se preparaban para defender a toda costa. Nunca imaginó que sobre la cima de la montaña nombrada Punta del Guincho un auténtico dragón de enormes alas estuviera aguardándole como un fiel guardián de la bahía. Sólo con el potente rugido y su palabra de fuego, hizo romper el mástil mayor que cayó estrepitosamente sobre la nave y los piratas despavoridos huyeron en busca del mar abierto, donde el viento hinchara sus velas sin rumbo y los alejara hacia un punto perdido en el horizonte"...

Surgimiento

En el año 1987 el Consejo de Dirección Municipal de Cultura de Nuevitas, con el objetivo de enriquecer las actividades de la Semana de la Cultura, encomendó como misión a cada uno de sus miembros, que presentaran ideas novedosas para atraer a toda la familia a participar de los festejos por el aniversario de la villa. A Roberto Figueredo Lechuga, en aquel entonces el director de la Casa de Cultura “La Avellaneda”, le correspondió representar a la comisión de divulgación y atraído por la leyenda del dragón que defendía la bahía de los ataques piratas, decidió crear una cartelera parlante con la figura de este personaje para promover las actividades festivas, para ello contó con la colaboración de otros artistas, enrolándose en el empeño Albertina Cortada Malfá, instructora de Artes plásticas de la Casa de Cultura, quien acogió la idea con gran entusiasmo y más tarde se sumó Leandro Planelles, instructor de arte en la especialidad de teatro quien le puso su voz.

Confección de la mascota

Este proyecto en un inicio fue un performance, o sea una acción plástica, el primer Dragón tenía una cabeza de Papel maché y 2 colosales alas a los lados del cuerpo confeccionadas con pencas de coco, por lo que cada noche había que retocarlo. A la mascota se le colocaban grandes focos lumínicos en las cuencas de los ojos y la boca, para que al moverse hiciera el efecto que estaba hablando con el público. Desde el primer momento se instaló en el techo de la Escuela Primaria Aurelia Castillo situada en los lindes del parque Salvador Cisneros en el mismo centro de la ciudad, donde a las 9.00 pm al sonido de 9 campanadas y otros efectos sonoros que fueron grabados para el acontecimiento, hacía su aparición el dragón envuelto en una nube de humo producida por la quema de neumáticos en desuso, también se situaban a ambos lados de la mascota dos antorchas para lograr la iluminación deseada.

Desde sus inicios maniobraron la mascota dos equipos de trabajo, uno ubicado en el techo que se encargaba del movimiento y el otro en la parte inferior de la escuela en una tarima cercana donde el operador de audio, conjuntamente con la persona que hacía la voz del Dragón Fernando divulgaba la cartelera cultural de las instituciones y felicitaba a los niños asistentes a la festividad. Este primer equipo de trabajo estaba compuesto por sus creadores y otros seguidores entusiasmados por la idea, quienes con el paso del tiempo hicieron nuevos aportes a la mascota, la que fueron perfeccionando hasta que finalmente se confeccionó con un material de mayor resistencia. Luego con el objeto de encontrarle nombre a la popular mascota se convocó a un concurso donde tuvo participación todo el pueblo y fue escogido Fernando, el mismo nombre con que fuera bautizada la villa San Fernando de Nuevitas.

Dragón Fernando

Repercusión en la comunidad

El Dragón Fernando aparece desde su creación todas las noches a las 9.00 pm, durante la celebración de la Semana de la Cultura Nuevitera, en el techo de la Escuela Primaria Aurelia Castillo, aunque en el año 2005 por motivo del derrumbe de las oficinas del Ayuntamiento que colindaban con la primaria se trasladó temporalmente para la escuela Secundaria América Latina. Sin embargo, ante el reclamo del pueblo, en el año 2008 se cercó el lugar del derrumbe y el dragón regresó a su sitio habitual.

Es ya una tradición que todos, especialmente los niños, acudan a ver el dragón y sean felicitados por él, después de presentada la cartelera cultural. Durante este tiempo la mayoría de los habitantes del municipio se encuentran a la expectativa, porque incluso la voz de la mascota se trasmite por la emisora de radio local. Cuando el dragón se despide inmediatamente comienzan las actividades en las instituciones culturales del territorio.

Fuentes