Saltar a: navegación, buscar

Epístola

La epístola
Información sobre la plantilla
Epístola.jpg
Concepto:Carta o misiva que se escribe a alguien.

Epístola. Género literario que es sinónimo de carta. Un texto cuya función principal es la comunicación. El uso del término suele implicar un registro culto o un contexto literario. Es una de la forma de comunicación escrita más empleada en la historia de la humanidad. Es un medio escrito que se usa con fines prácticos y/o expresivos

Etimología

Palabra que deviene del latín epistŏla, y este del griego ἐπιστολή epistolḗ, y significa carta o misiva. Se forma de la unión del prefijo epi-, que significa “encima” o “sobre”, y del lexema –stole que proviene del verbo stellein y que significa colocar.

Definiciones

Según el Diccionario Real de la Academia Española, este término tiene varias aserciones, dentro de ellas están:

  • f. cult. Carta o misiva que se escribe a alguien.
  • f. Parte de la misa, anterior al evangelio, en la que se lee o se canta algún pasaje de las epístolas canónicas.
  • f. Escrito en prosa, real o ficticio, cultivado en la Antigüedad griega, así como en el Nuevo Testamento.
  • f. T. lit. Composición poética en forma de carta, en que el autor se dirige o finge dirigirse a una persona real o imaginaria, y cuyo fin suele ser moralizante, instructivo o satírico.
  • f. Rel. desus. subdiaconado. Clérigo ordenado de epístola.

Epístola

Es una forma de expresión escrita que se corresponde con un uso de lenguaje que se relaciona con la acción y la práctica, aunque también está profundamente relacionado con la literatura, tiene un sentido comunicativo altamente expresivo. El género epistolar emplea, por lo general, la primera y la segunda persona. La epístola puede ser entendida como una variante de la conversación oral en forma escrita, de ahí que el género epistolar se caracterice por la espontaneidad y naturalidad; de una carta se puede inferir personalidades de los remitentes.

Actualmente se plantea que es un término antiguo, concreto en su uso a las cartas didáctica sobre ética o religión; y particularmente para referirse a los libros del Nuevo Testamento que reciben el nombre de "epístolas", y donde se recogen las escritas por algunos apóstoles destinadas a las comunidades cristianas primitivas. Las tradicionalmente atribuidas a Pablo de Tarso se conocen como "epístolas paulinas" y el resto con el nombre genérico de "epístolas católicas" (es decir, "universales" o "generales").

De acuerdo al propósito comunicativo, existen diversos tipos de cartas y cada una posee una estructura propia:

  • Carta amistosa: según el grado de intimidad que se tenga con el destinatario, es la carta más espontánea, desenfadada y personal.
  • Carta comercial: con estructura fija, estilo breve y cortés.
  • Carta divulgativa: ya que el público al que va dirigido es amplio, casi siempre este tipo de carta es divulgada en medios masivos como los periódicos.
  • Carta familiar: manifiesta afecto y cariño.
  • Carta informativa: estilo directo y cortés, ausencia de fórmulas y palabras cariñosas. No se tutea, estructura fija. Se usa para comunicar decisiones, convocatorias, acuerdos, etc.
  • Carta literaria: está inserta dentro de una obra literaria o puede haber una reunión de varias que conforma una obra, como el caso de Werther, de Goethe. Refleja los sentimientos y sensaciones de los personajes.
  • Carta social: esta carta comunica eventos de interés común, de actos y participaciones.
  • Carta de agradecimiento: es una carta formal y cortés que expresa gratitud y agradecimiento al destinatario.
  • Carta de felicitación: se envía con la intención de felicitar por algún acontecimiento importante.
  • Carta de pésame: se escribe para dar una voz de apoyo por el fallecimiento de alguien cercano al destinatario.
  • Carta misiva formal que se dirige a un conjunto de personas; especialmente, las enviadas por los apóstoles a las diversas comunidades cristianas. "las epístolas de Pablo de Tarso; Séneca escribió una colección de epístolas a Lucilio"

Caracterización y variantes de la epístola en el contexto literario

Pudiera parecer desacertado hablar de la epístola o carta como texto literario. Sin embargo, y aún colecciones de ellas, que alcanzan una brillantez expresiva tal como para considerarlas textos literarios. La carta, como forma de expresión, es siempre escrita, la persona que compone una carta debe conocer determinadas características del destinatario, solo excepcionalmente, se destina a más de una persona, y en todo caso, formalmente, apela a un solo receptor.

En ocasiones una carta o conjunto de cartas se dirige más bien a una institución a un conjunto de personas. A partir del siglo XXI, es corriente hallar en las Publicaciones Periodísticas las llamadas “cartas abiertas”, las cuales, aunque formalmente dirigidas a un destinatario concreto e individual, se conciben en términos de interés para un grupo, que debe tener también acceso a su contenido. De ahí el calificativo de “carta abierta”. Ante el auge de los periódicos, diversos autores escribieron cartas de este tipo, dirigidas a proclamar, ante una colectividad o grupo social, determinadas ideas y puntos de vista.

En este caso se encuentran célebres cartas: las polémicas “Cartas provinciales” del pensador francés Blas Pascal, las cuales hoy se consideran obras importantes de la literatura francesa; igualmente la polémica en que se vio mezclada Sor Juana Inés de la Cruz tomó forma de cartas: las famosas cartas “Respuesta a Sor Filotea” así como, la “Carta de Jamaica”, de Simón Bolívar.

La carta y su dimensión literaria

No sólo tienen importancia para la historia literaria las cartas que alcanzan deliberadamente una dimensión colectiva. Ocurre en ocasiones que una carta dirigida a un destinatario individual y sin pretensiones de trascender los límites de una de una relación personal, logra una expresividad tal, que se convierte en texto literario de valor.

En Cuba, la correspondencia intercambiada por Domingo del Monte con sus contemporáneos ha sido reunida en el llamado Centón epistolario, interesantísimo documento para conocer la vida literaria y, en general, cultural de las primeras décadas del siglo XXI. Recientemente, se ha publicado en Cuba Cartas cruzadas, recopiladas epístolas de Pablo de la Torriente Brau y otros intelectuales de su época.

Asimismo, son bien conocidas algunas cartas del Comandante Ernesto Guevara, el Guerrillero Heroico. La carta, naturalmente, no puede considerarse como un género estrictamente literario, aunque en ocasiones puede alcanzar tal rango. Su primera cualidad estilística ha de ser la vivacidad de la expresión, a la que se ligará una visión penetrante del tema tratado.

Diferentes epístolas

La epístola puede entenderse de varias maneras, ya que, puede ser una carta dirigida a una o varias personas o una carta que se escribe a una persona ausente; también se conoce como epístola a una carta proveniente de la Santa Sede, la cual, tiene menor solemnidad que una encíclica, puede ser redactada por la Secretaría de Breves o de Cartas Latinas y firmada por el Papa, generalmente es utilizada para conmemorar un hecho importante.

Las epístolas de los apóstales que se encuentran en los 21 libros doctrinales escritos por San Pablo, Santiago el Menor, San Pedro, San Juan y San Judas son un grupo de cartas dirigidas a un determinado grupo de cristianos o toda la cristiandad en general y forman parte del nuevo testamento, la parte de la misa en la que se leen dichos pasajes también se conoce como epístola.

Poema español compuesto en tercetos, del poeta y escritor Andrés Fernández de Andrada
.

Por Ejemplo:

  • Epístola Universal de San Judas Apóstol. Invita a los cristianos a amar a Dios y ayudar a quienes tienen dudas respecto a su fe.
  • Epístola de San Pablo a los romanos. Explica el evangelio a los cristianos.
  • Epístola del Apóstol Santiago. Dirigida a las 12 tribus judías, explicaba que la palabra sin acciones no es nada.
  • Epístola de San Juan. Habla sobre la fidelidad a Jesús como hijo de Dios a través de las acciones y el amor a los demás.
  • Epístola de San Pedro. Dirigida a los extranjeros y judíos, habla sobre los deberes cristianos y habla sobre el ejemplo de paciencia y santidad que Cristo dejo en la tierra.

Por último, también puede entenderse como epístola una composición poética en forma de carta, en prosa, verso o terceto, en la que el autor se dirige, de manera real o ficticia, a una persona real o imaginaria y tiene como finalidad el de enseñar, moralizar o satirizar.

Por Ejemplo:

  • Epístola moral a Fabio: poema español compuesto en tercetos, considerado la más acabada síntesis del espíritu nacional de aquella época (siglo XVII). Esta obra se le atribuye a Andrés Fernández de Andrada.

Enlaces externos

Fuentes