Saltar a: navegación, buscar

Félix María de Samaniego

(Redirigido desde «Félix María Samaniego»)
Félix María Serafín
Información sobre la plantilla
Felix María.jpeg
Escritor español, famoso por sus Fábulas morales. Junto con Tomás de Iriarte es considerado el mejor de los fabulistas españoles; la violenta enemistad surgida entre ambos ha pasado a la historia de la literatura.
NombreFélix María Serafín Sánchez de Samaniego Zabala
Nacimiento12 de octubre de 1745
Laguardia (Álava), Bandera de España España
Fallecimiento11 de agosto de 1801
Laguardia, España
ResidenciaEspaña
NacionalidadEspañol
Otros nombresFélix María Samaniego
OcupaciónEscritor
Obras destacadasLa paloma
Congreso de ratones
La cigarra y la hormiga
El perro y el cocodrilo
La zorra y las uvas
Félix María Serafín Sánchez de Samaniego Zabala Escritor español, famoso por sus fábulas morales. Junto con Tomás de Iriarte es considerado el mejor de los fabulistas españoles; la violenta enemistad surgida entre ambos ha pasado a la historia de la literatura.

Síntesis biográfica

Nació en Laguardia en la Rioja Alavesa, el 12 de octubre de 1745. Provenía de una familia noble y desde joven heredó cinco villas. Abandonó los estudios de derecho en Valladolid y viajó por Francia. Fue director del Seminario de Nobles de Vergara y participó en la Sociedad Vascongada de Amigos del País.

La primera sociedad económica de España; y para los alumnos del seminario que la sociedad mantenía en Vergara compuso Samaniego, socio también, las Fábulas morales, su obra más conocida, derivada sobre todo de la Fontaine.

En la ilustración

Perteneció a los grupos más importantes de la cultura de la ilustración. Viajó a Francia a conocer las ideas nuevas que por allá florecían, pero finalmente regresó a España. Dedicado a la música (tocaba muy bien el violín y la vihuela) y la literatura, era con su ingenio y rapidez de palabra satírica, el centro de entretenimiento de reuniones.

Regreso a España

A su regreso a España contrajo matrimonio y se estableció primeramente en Vergara, donde participó en la Sociedad Patriótica Vascongada, tendente a la difusión de la cultura en los medios populares, y de la cual llegó a ser presidente. Las fábulas escritas para que sirvieran de lectura a los alumnos del Real Seminario Patriótico Vascongado de Vergara son su obra más conocida. En 1781 se publicaron en Valencia los cinco primeros libros con el título de Fábulas en verso castellano, y en 1784 apareció en Madrid la versión definitiva, titulada Fábulas morales y formada por nueve libros con 157 fábulas.

Esto también le trajo ciertos problemas aparejados, pues sus versos burlones y pícaros molestaron a más de uno, y hasta lo llevaron a juicio por causa de unos poemas satíricos. Fue un excelente fabulista ilustrado español, autor de las Fábulas morales (1781), destinadas a instruir a sus alumnos. Dichas Fábulas están formadas por una colección de 137 apólogos que reciben las influencias de Esopo, Fedro, La Fontaine y John Gay.

En esa misma época, existió otro escritor español de fábulas, Tomás de Iriarte (17501791), con quien Samaniego mantuvo disputas y polémicas. Samaniego también compuso poesía erótica.

De su entusiasmo por los enciclopedistas, tal vez nacido de su educación en Francia, adquirió la afición por la crítica mordaz contra la política y la religión; se burló de los privilegios, y llegó a rechazar un cargo ofrecido por Florida Blanca.

Muerte

Murió en 1801 en Laguardia.

Riñas con colegas

Son conocidos los violentos enfrentamientos impresos que mantuvo con algunos de sus colegas, como Vicente García de la Huerta y Fray Diego González. Pero, sin lugar a dudas, la más célebre y destacada contienda fue la que durante años sostuvo con Tomás de Iriarte, que había sido su amigo largo tiempo. Samaniego, que había publicado en 1781 su primera colección de fábulas.

Su vida retirada no le evitó escaramuzas con la Inquisición ni el verse envuelto en polémicas contra Huerta y Tomás de Iriarte.

Obras

Sus cuentos más subidos de tono fueron compuestos al estilo de las Fábulas eróticas de Jean de La Fontaine.

  • El Herrero y el Perro
  • El Labrador y la Cigüeña
  • El León vencido por el Hombre
  • El Leopardo y las Monas
  • El Calvo y la Mosca
  • El Ciervo y la Fuente
  • El asno sesudo
  • El zagal y las ovejas
  • El águila, la corneja y la tortuga
  • El lobo y la cigueña
  • El hombre y la culebra
  • El pájaro herido de una flecha
  • El pescador y el pez
  • El gorrión y la liebre
  • Júpiter y la tortuga
  • El milano y las palomas
  • El charlatán
  • Las dos ranas
  • El parto de los montes
  • El asno y las ranas
  • El asno y el perro
  • El león y el asno cazando
  • El charlatán y el rústico
  • La mona corrida
  • El asno y Júpiter
  • El cazador y la perdiz
  • Los dos machos
  • El cazador y el perro
  • La tortuga y el águila
  • El león y el ratón
  • La liebre y las ranas
  • La comadreja y los ratones
  • El lobo y el perro
  • El raposo, la mujer y el gallo
  • El filósofo y el rústico
  • El asno y el caballo
  • El cordero y el lobo
  • Las cabras y los chivos
  • El caballo y el ciervo
  • El hombre y la pulga
  • El cuervo y la serpient
  • La águila y el cuervo
  • Los animales con peste
  • El milano enfermo
  • El viejo y la muerte
  • El enfermo y el médico
  • La zorra y las uvas
  • La cierva y la viña
  • El asno cargado de reliquias
  • El león y la rana
  • El ciervo y los bueyes
  • Los navegantes
  • El torrente y el río
  • El león, el lobo y la zorra
  • Los ratones y el gato
  • El asno y el lobo
  • El asno y el caballo
  • El labrador y la providencia
  • El asno vestido de león
  • La gallina de los huevos de oro
  • El Águila y el Escarabajo
  • El lobo y la oveja
  • El Águila, la Gata y la Jabalina
  • El Asno y el Cochino
  • El Cuervo y el Zorro
  • Las Moscas
  • La codorniz
  • La zorra y el busto
  • El ratón de la corte y el ratón del campo
  • La zorra y la cigueña
  • Las moscas
  • El leon y la zorra
  • La cierva y el cervato
  • La serpiente y la lima
  • Los dos amigos y el oso
  • El león con su ejército
  • El león envejecido
  • La zorra y la gallina
  • La cierva y el león
  • El león enamorado
  • El congreso de los ratones
  • Las ranas pidiendo rey

Por estos escritos y otros de índole anticlerical, sufrió encontronazos con la Inquisición, el Tribunal trató de confinarlo en un convento en 1793 tras considerar anticlerical y licenciosa parte de su obra, y le confinó durante varios meses en un convento en Portugalete; se salvó del castigo gracias a la intervención de sus influyentes amigos, que algunos conservaba. Se desconocen, sin embargo, los detalles del proceso inquisitorial.

Fuente