Saltar a: navegación, buscar

Valladolid

Para otros usos de este término, véase Valladolid (desambiguación).
Valladolid
Información sobre la plantilla
Ciudad de España
<span/>
Bandera de Valladolid
Bandera

Escudo de Valladolid
Escudo

Mapa valladolid provincia.jpg
EntidadCiudad
 • PaísBandera de España España
 • Fundación1072
Población 
 • Total315,522 hab, hab.
Gentiliciovallisoletano, -a

pinciano, -a

(coloquialmente, pucelano, -a)

Valladolid. Es una ciudad histórica y municipio del centro-norte España , situada en la confluencia de los rios Pisuerga y Esgueva , y situada dentro de tres regiones vinícolas: Ribera del Duero , Rueda y Cigales . Es la capital de la provincia de Valladolid y de la comunidad autónoma de Castilla y León (de facto).

Fundación

Hay indicios datables en el Paleolítico Inferior, esencialmente Achelense, recogido en superficie en las terrazas cuaternarias del río Pisuerga, en Canterac (que actualmente es un gran parque situado a las afueras); pero no se puede decir que la ciudad tuviera una ocupación estable hasta la Edad Media, que es posiblemente cuando surgió el topónimo que le da nombre.

Los asentamientos posteriores en la actual provincia de Valladolid datan de épocas prerromanas, existiendo en la zona yacimientos de pueblos vacceos, que fueron pobladores de cultura muy avanzada, y, como el resto de pueblos célticos, llegaron a la península procedentes del norte de Europa. El máximo exponente de esta cultura en las cercanías, que fue arrasada por los romanos, es Pincia (Pintia), en la actual localidad de Padilla de Duero.

Durante años, se creyó que Valladolid era la antigua Pincia, hasta que las excavaciones arqueológicas demostraron la verdadera ubicación de la ciudad vaccea. En varias zonas del casco antiguo de la ciudad han aparecido restos de época romana, como en las calles Angustias, Arribas, Juan Mambrilla y en las del Empecinado y Padilla, donde se tiene constancia de la aparición de varios mosaicos romanos. También ha habido hallazgos en puntos periféricos de la ciudad; en los alrededores del Monasterio de Nuestra Señora de Prado se descubrió en los años 50 una villa romana: la Villa romana de Prado, la cual acoge un amplio conjunto arquitectónico residencial, acompañado de mosaicos. De hecho, un gran mosaico de mármol y caliza, el Mosaico de los cantharus (datado en el siglo IV), preside el hemiciclo de las Cortes de Castilla y León (depositado por el Museo de Valladolid).

El nombre

Una línea de argumento etimológico sugiere que el moderno gentilicio "Valladolid" se deriva de una lengua celtibérica expresión, Vallis Tolitum ("Aguas del Valle"), debido a la confluencia de los ríos. Otra derivación, más generalmente aceptada es de la demonym vallisoletano, que fue, de hecho, el gentilicio en español de la ciudad, y significa "valle del sol". Esto está avalado por los textos de la Edad Media, que llame a la Vallisoletum ciudad, un gentilicio que se siguió utilizando en fecha tan tardía como el siglo XVI

También es llamado popularmente Pucela, un apodo, cuyo origen no está claro, pero probablemente se refiere a algunos caballeros que acompañaron a Juana de Arco, conocida como La Pucelle.

Historia

El núcleo de la ciudad se encontraba originalmente en la zona del actual San Miguel y El Rosarillo , y estaba rodeado por una empalizada. Pruebas arqueológicas de la existencia de tres líneas de murallas antiguas se han encontrado.

Durante la época de dominación musulmana en España los reyes cristianos se trasladaron a la población de esta región del norte en las zonas más fácil de defender, y deliberadamente crearon una tierra de nadie , como una zona de protección en contra de otras conquistas árabes. El área fue capturada por los Moros en el siglo 10, y Valladolid era un pueblo hasta que el rey Alfonso VI de Castilla, lo donó contando con Pedro Ansúrez en 1072.

En el siglo XI, durante la repoblación de la Meseta, el rey Alfonso VI de León y Castilla encargó al conde de Saldaña y Carrión, Pedro Ansúrez, y a su esposa, doña Eylo Alfonso, su poblamiento. Hasta que Alfonso VI otorga el señorío de la misma al conde Pedro Ansúrez, en 1072, no se produce el crecimiento de la ciudad. Don Pedro hizo construir un palacio para él y su esposa, doña Eylo, que no se conserva. También edificó la Colegiata de Santa María (lo que le otorgó el rango de villa) y la iglesia de La Antigua. En 1208, el rey Alfonso VIII de Castilla la nombró ciudad cortesana, convirtiéndose en el centro cultural de Castilla.

Tras la temprana muerte de Enrique I de Castilla y la abdicación de su madre, a Fernando III el Santo le fue otorgado en 1217 el reino de Castilla, en acto realizado en la Plaza Mayor de Valladolid. Durante los siglo XII y siglo XIII Valladolid experimentó un rápido crecimiento, favorecido por los privilegios comerciales otorgados por los monarcas Alfonso VIII y Alfonso X el Sabio. Doña María de Molina, reina y regente de Castilla durante 30 años, estableció allí su residencia en torno al 1300, engrandeciéndola notablemente. En 1346, el Papa Clemente VI otorgó la bula que permitió la creación de la Universidad.

Durante estos siglos, la ciudad servía ocasionalmente como residencia real y sede de las Cortes. El primer Alcazarejo fue transformado en Alcázar Real, y la reina María de Molina se hizo edificar un palacio, que fue su residencia habitual. El 19 de octubre de 1469 Isabel de Castilla y Fernando de Aragón (que sería Fernando II de Aragón) celebraron su matrimonio secreto en el Palacio de los Vivero (antiguo emplazamiento de la Chancillería), y pasaron su luna de miel en el Castillo de Fuensaldaña. Bajo los Reyes Católicos la ciudad vivió una etapa de gran dinamismo universitario, que culmina en la creación de los Colegios Mayores de Santa Cruz (por el Cardenal Mendoza) y San Gregorio (por los dominicos), lo que hizo de Valladolid uno de los semilleros de la burocracia moderna.

Siglos XVI-XVIII

En 1489 se estableció definitivamente el tribunal de Chancillería, y en 1500 el de la Inquisición, para juzgar actos de herejía, dando lugar a la celebración de los Autos de Fe. En 1506 murió en Valladolid Cristóbal Colón, y fue enterrado en la ciudad, en el convento de San Francisco, edificio donde más tarde se situó el Teatro Zorrilla, aunque fue trasladado posteriormente. Siguiendo con otro navegante, en Valladolid firmó Magallanes las capitulaciones con el rey Carlos I de España, antes de iniciar su ruta occidental hacia las Indias, el 22 de marzo de 1518.

Durante un tiempo, la ciudad perdió sus privilegios, retirados por el emperador Carlos, hijo de Juana la Loca y Felipe el Hermoso, en represalia contra los comuneros que se opusieron a su ascensión al trono. En Villalar, cada 23 de abril, se celebra el Día de Castilla y León, para recordar lo ocurrido en esta tierra. Superado el incidente, Valladolid se convirtió en una de las capitales del Imperio español de Carlos I de España y V de Alemania, cobrando gran importancia política, judicial y financiera.

El 21 de mayo de 1527 nació el futuro rey, Felipe II, en el Palacio de Pimentel. En 1561 la ciudad fue arrasada por un enorme incendio, tras el que Felipe II se comprometió a reconstruir la ciudad, dotándola de la primera Plaza Mayor regular de España (modelo de otras más conocidas, como la de Madrid en 1617 o Salamanca en 1729). Su decisión de trasladar la Corte de Valladolid a Madrid no sólo dejó una catedral a medio construir. El desmantelamiento de todo el entramado administrativo y comercial que atraía la presencia de la Corte en la ciudad, trajo consigo una época de decadencia de la que la ciudad no comenzó a recuperarse hasta el siglo XIX. Aun así, experimentó una pequeña expansión, culminando en la concesión del título de Ciudad el 9 de enero de 1596 en virtud de una Real Provisión, pero nada se podía comparar con los años en los que Valladolid era capital del Imperio «en el que no se ponía el Sol».

El [10 de enero]] de 1601, a instancias del valido del rey Felipe III de España, el Duque de Lerma, se trasladó de nuevo la corte a Valladolid, pero se volvió a mudar el 6 de abril de 1606. En el ínterin, nacieron el príncipe Felipe (8 de abril de 1605), futuro Felipe IV, y su hermana, Ana de Austria, futura reina de Francia y madre de Luis XIV. Cabe reseñar que fue en este periodo corto de sede real cuando Cervantes publicó su primera edición del Quijote, en 1604. La casa donde vivió es actualmente una casa museo. En este período también residieron en la ciudad Quevedo y Góngora.

La pérdida de la Corte supuso un gran cambio para la ciudad, que sufrió un grave proceso de decadencia, sólo mitigado a partir de 1670 con la implantación de talleres textiles que anuncian la industrialización posterior. Durante la Guerra de Sucesión Española, la ciudad tomó partido por Felipe V de España. En la segunda mitad del siglo XVIII, la Ilustración apareció en Valladolid de una forma muy tímida, aunque influyente. La ciudad sufrió grandes inundaciones en 1788, provocadas al desbordarse el río Esgueva.

Población

Posee una población de 315.522 habitantes hasta el 1 de enero de 2010.El primer dato de población recogido por el Instituto Nacional de Estadística, que data de 1842, se observa un crecimiento constante de población en toda la segunda mitad del siglo XIX, que coincide en el tiempo con la construcción del Canal de Castilla y con la llegada del ferrocarril a Valladolid.

Valladolid experimentó un importante aumento de población, gracias al éxodo rural en la primera midad del siglo XX. Sin embargo, a partir de los años ochenta se produce un giro en esta tendencia, que supone un estancamiento en el crecimiento de la población, debido a dos motivos: el cese de los flujos migratorios y un descenso brusco en la tasa de natalidad.

En los últimos años, la ciudad de Valladolid ha ido perdiendo población en favor de su franja periurbana, donde prolifera el crecimiento de nuevas áreas residenciales. El encarecimiento de la vivienda en la capital, la falta de una política adecuada de planeamiento urbano y, como consecuencia de ello, el incremento de los problemas asociados al tráfico rodado, originaron cambios residenciales de carácter centrífugo. Las parejas jóvenes que no emigran a otras provincias optan por la adquisición de una vivienda en los municipios de la periferia, cuyo crecimiento demográfico deriva del propio vaciamiento de la ciudad y del asentamiento de familias procedentes, en menor medida, de otros municipios de la provincia.

Economía

Tras su repoblación, y una vez el valle se vio libre de la ocupación árabe, la ciudad comenzó a expandirse. A finales del siglo XI comenzaron a aparecer una gran variedad de barrios de carácter gremial, que fueron estableciéndose en distintas zonas, abriéndose calles bajo la influencia directa de la cuestión económica. Por estas fechas, se celebraban en Valladolid ferias de periodicidad anual, a las que habitualmente concurrían hombres de negocio de diversos lugares.

En los inicios del siglo XIV, atraídos fundamentalmente por el bullicio comercial, la actividad agrícola y la atención que en la Villa favorecía la Corte, vinieron a Valladolid gentes, no solo de territorios hispánicos, sino también de otros países, de ascendencia cristiana, judío o mudéjar, que compartían el mismo espacio geográfico.

En el siglo XVI, la ciudad fue la capital del Reino, y en ella se centralizaron los principales órganos político-administrativos. A ello se sumó el hecho de que Felipe II, poco antes de morir, otorgó a Valladolid el título de ciudad, y, aunque mediando el siglo XVI se trasladó la capital a Madrid (hasta 1601), Valladolid siguió conociendo un momento de gran esplendor económico.

A partir de la definitiva marcha de la Corte, en tiempos de Felipe III, la ciudad padeció en los siglos siguientes una etapa de cierta decadencia, apenas mitigada por los efectos de la Ilustración, protagonizada por un fuerte descenso demográfico, y sobre todo una paulatina depresión económica.Valladolid no experimentaría grandes cambios hasta la segunda mitad del siglo XIX, momento en el que renació con la ayuda de la industria harinera y el desarrollo de las comunicaciones, que favorecieron el transporte de la producción y de las importaciones.

La llegada del ferrocarril a Valladolid y el funcionamiento del Canal de Castilla, constituyeron la piedra angular de este despegue urbano. También se desarrolló el sistema financiero; aparecieron las primeras sociedades de crédito, y en 1855 se crea el Banco de Valladolid.

En 1864 se da una grave crisis económica, produciéndose el hundimiento del Banco de Valladolid y la aparición de hambrunas. En el último tercio del siglo XIX, la ciudad, aún marcada por la crisis, avanza muy lentamente. El sector secundario es minoritario, mientras que el terciario se sitúa al frente de los sectores productivos. Ya en el siglo XX, la década de los 50 conoció un potente desarrollo industrial, en torno, fundamentalmente, a la fabricación de automóviles; y también comercial, como consecuencia de lo anterior. En la actualidad, la industria vallisoletana continúa fundamentalmente ligada a la industria del automóvil. En paralelo con esa producción de gran escala, varios polígonos urbanizados albergan a pequeñas y medianas empresas, dedicadas a suministros de todo tipo para el mercado español. El comercio es otra de las grandes fuentes económicas de la ciudad, que debido a esa secular tradición, cuenta, desde 1965, con la Feria Internacional de Muestras para exhibir las constantes innovaciones en el sector.

Estructura económica

El principal sector económico de Valladolid es el sector servicios, que da trabajo a 104.168 personas, lo que representa el 72,7% de los trabajadores vallisoletanos afiliados a la Seguridad Social. Asimismo, el 82,5% de los centros de trabajo de la ciudad corresponde a empresas del sector terciario. La rama con mayor número de establecimientos es la de comercio al por menor de productos no alimenticios, que representa más del 50% del total. Seguido se sitúan el sector de la industria y la construcción: 22.013 personas están empleadas en centros de trabajo industriales y 15.710 encuentran trabajo en el sector de la construcción, lo que representa el 15,4% y el 11% del total de trabajadores, respectivamente.

Por centros de trabajo, el 6% corresponde a centros industriales y el 10,3% a empresas de la construcción. La industria predominante de la ciudad corresponde a los sectores derivados de las actividades agrarias, metalúrgica, la industria del automóvil, químicas, de la construcción, artes gráficas, etc.

Por último, la actividad agrícola, muy minoritaria, da empleo a 1.491 personas, apenas el 1% del total, con tan solo 153 centros de trabajo (el 1,2%) dedicados a esta actividad. De esta escasa dedicación agrícola, el tipo de cultivo predominante es de secano, representado en la producción de trigo, cebada y remolacha azucarera, principalmente.

VValladolid es un motor económico de la comunidad autónoma, con una importante industria del automóvil ( IVECO , FASA-Renault , Michelin ).

Transporte

Hay un aeropuerto en la cercana Villanubla (10 km de pleno centro de Valladolid), con conexiones a Islas y las Islas Canarias.

Autobús urbano de Valladolid

El transporte urbano de está gestionado por la sociedad Autobuses Urbanos de Valladolid S. A. (AUVASA), que cuenta con una flota de 150 vehículos con una antigüedad media de 8 años aunque si tenemos en cuenta únicamente los vehículos de las líneas regulares su vida media es de 5 años. Desde 1988 AUVASA inició junto con otras tres empresas municipales (Badalona, Palma de Mallorca, Barcelona) un proyecto pionero en España para estudiar la viabilidad del Gas Licuado de Petróleo (GLP) como carburante en el transporte público con el objetivo de reducir las emisiones contaminantes y sonoras. En la actualidad, del total de la flota el 66% funciona con GLP, con biodiesel (34%) y la empresa ha tenido de marzo a mayo de 2011 un autobús híbrido de MAN a prueba y en septiembre llegará el propio de la empresa. Desde octubre de 2010 el novedoso y pionero sistema de localización GPS que ya permitía conocer el tiempo restante para la llegada del autobús a una parada en la calle a través de los paneles electrónicos informativos instalados en un amplio número de paradas, fue extendido a la página web oficial de la empresa, y al sistema de telefonía móvil mediante el uso de mensajes de texto.

La estación de autobuses de Valladolid se encuentra en la Calle Puente Colgante, en el centro de la ciudad a escasos metros de la estación de ferrocarril y a la gran arteria vial de la ciudad, el Paseo de Zorrilla. A través de los servicios de las diferentes compañías conecta diariamente con varias localidades de la provincia y de otras provincias de España. También se realizan trayectos internacionales a países de Europa, como Francia, Suiza, Holanda, Bélgica, Gran Bretaña o Alemania.

Valladolid será una de las ciudades pioneras en integración del coche eléctrico en España (junto a Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia), mediante la creación en 2010 de un plan piloto para la instalación de puntos de recarga en la ciudad –similar al proyecto Movele–, pero impulsado desde la Junta.

El Aeropuerto de Valladolid (IATA: VLL, ICAO: LEVD) está situado a 10 km de Valladolid, en el término municipal de Villanubla, a 845,96 metros sobre el nivel del mar; fue inaugurado en 1938. La pista del aeropuerto pertenece a la base aérea militar de Villanubla, situada enfrente de la terminal, al otro lado de la pista, y la administración del aeródromo corre a cargo del Ejército del Aire.Cuenta con 15 destinos regulares:10 de ellos nacionales: Alicante, Barcelona, Ibiza, Lanzarote, Las Palmas de Gran Canaria, Málaga-Costa del Sol, Menorca, Palma de Mallorca, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla y Valencia. 5 internacionales: Bruselas, Niederrhein (Weeze), Londres, Bérgamo y París.

En el municipio de Valladolid también se encuentra el aeródromo privado de Torozos, situado al norte del aeropuerto de Villanubla.

A través de la Estación de Valladolid-Campo Grande de ADIF, anteriormente de RENFE (también conocida como Estación del Norte), Valladolid queda conectada con diversas localidades de la provincia y de Castilla y León y también con el resto de España, con trenes regulares a Madrid, Barcelona, Santander y Bilbao entre otros. En 1985, tras 89 años de funcionamiento, se suprimió al tráfico de viajeros el ferrocarril Valladolid-Ariza. Por dicha línea de 245 km circulaban los trenes de Barcelona a Salamanca así como el La Coruña-Barcelona. La línea siguió abierta al tráfico de mercancías hasta 1993. Actualmente solo está en servicio hasta La Carrera, para dar servicio a FASA Renault.

El 22 de diciembre de 2007 se inauguró la línea de Alta Velocidad que une la estación de Campo Grande con Madrid en cincuenta y seis minutos a velocidades de 300 km/h. Desde el 26 de enero de 2009, hay servicios de trenes Renfe Avant, conocidos como lanzaderas, que unen Valladolid con Segovia y Madrid a precios muy inferiores a los de los primeros, y más aún con el uso de bonos de viajes.

Fuentes