Saltar a: navegación, buscar

Fernando Ortiz contra la raza y los racismos (libro)

Fernando Ortiz contra la raza y los racismos (Libro)
Información sobre la plantilla
Contra-la-raza-y-los-racismos-Cubierta1.jpg
Título originalFernando Ortiz contra la raza y los racismos
Autor(a)(es)(as)Fernando Ortiz
Editorial:Editorial Nuevo Milenio
PaísCuba

Fernando Ortiz contra la raza y los racismos. Este libro agrupa once textos poco conocidos del Tercer descubridor de Cuba, Don Fernando Ortiz, estas páginas están fechadas entre los años 1910 y 1964, etapa en la que el autor reflexiona sobre el mito de las razas y acerca de las diversas maneras en que se manifiestan los diferentes tipos de racismos en la sociedad.

Sinopsis

Don Fernando Ortiz, desde su más temprana juventud, desarrolló una activa e incansable lucha contra el racismo, ese flagelo que ha ensombrecido, a lo largo de los siglos, la historia de la humanidad y que aún, lamentablemente, lacera al mundo contemporáneo. El engaño de las razas, como se conoce, es uno de esos medulares ensayos relacionados con un tema que le preocupó, y ocupó, durante su largo y fructífero ejercicio intelectual, que lo convierten en una figura imprescindible en los estudios vinculados con la identidad de la nación cubana. Existen, sin embargo, otras investigaciones, ensayos y artículos menos conocidos, firmadas por Fernando Ortiz antes y después de la citada obra, en que también se presentan sus reflexiones sobre el mito de las razas y acerca de las diversas maneras en que se manifiestan los racismos. Reflexiones que ahora aparecen en el volumen titulado Fernando Ortiz contra la raza y los racismos.

Datos del autor

Fernando Ortiz (1881-1969), considerado el Tercer Descubridor de Cuba, es una figura esencial de la cultura cubana, autor de una sólida y sustancial obra que, entre otros títulos, incluye Contrapunteo cubano del tabaco y el azúcar e Historia de una pelea cubana contra los demonios.

Datos de los compiladores

José Antonio Matos Arévalos, doctor en Filosofía, profesor titular de la Universidad de La Habana y especialista en el estudio de las obras inéditas de Fernando Ortiz.

Jesús Guanche Pérez antropólogo, doctor en Ciencias Históricas, profesor titular adjunto de la Universidad de La Habana y del Instituto Superior de Arte.

Ana Cairo durante la presentación del libro

Criterios sobre la obra

Ana Cairo, presentadora de la obra comentó que:
“en el texto Por la integración cubana de blancos y negros, escrito en 1942, el autor sostiene una tesis esencial hoy, de suma actualidad, porque hace un diagnóstico y un pronóstico, habla de las fases que ha tenido el tema del racismo por el color de la piel en Cuba, “ y dice algo en lo cual yo creo profundamente y es que tenemos que seguir librando la batalla por pasar a lo que él llamaba la quinta fase del problema”, y a continuación explicó que ese será el momento en el cual los colores, y otros atributos físicos de las personas pasen a ser elementos de indiferenciación, lo cual es imprescindible para poder librar una batalla contra los racismos.

“Ya sabemos incluso que los argumentos antropológicos, médicos, genéticos que había hace sesenta años, hoy están superados, hay nuevas evidencias científicas que aseguran que no existen las razas, pero como esa idea sigue existiendo en las mentalidades de las personas pues hay que pasar a una lucha activa porque lleguemos a la fase de la indiferencia, en la cual a nadie le importen los colores de la gente…”

“…libros como éste no mueren, “por eso es importante que muchas personas lo compren y que esté en las casas, para que lo puedan consultar los padres, los maestros, los periodistas, y podamos entre todos seguir librando una batalla que es de todos, en todas partes del mundo”.
Fernando Rodríguez Sosa, periodista cubano:
“Durante más de medio siglo Fernando Ortiz ejerció una amplia campaña de investigación, propaganda y acción a favor de la causa antirracista, cual un enérgico apostolado en pro de la ciencia y contra el terrible mito de las «razas». Trató de persuadir para convencer, de enseñar para abrir el entendimiento sobre la unidad de la especie humana, independientemente de las múltiples variaciones físicas y culturales como resultado de la amplia capacidad adaptativa y transformadora del ecosistema. Uno de los estudios reunidos, titulado “Martí y las razas”, reproduce la conferencia dictada por el autor de Los negros brujos, en 1941, en un ciclo organizado por la Sociedad Cubana de Estudios Históricos e Internacionales en homenaje al Héroe Nacional. Sustancial y reveladora indagación en que se afirma: El cubano José Martí, como todo hombre, no era sino una gota de sangre, de las sangres derramadas en todos los cruces donde las parejas en amor clavaron su humanidad eterna, y, además, como todo genio, llevaba en su mente la esencia de todos los mestizajes de las ideas, las cuales se engendran en los abrazos de las culturas del mundo. ¡Que ante los peligrosos problemas de los racismos, todos los cubanos sean inspirados siempre en las enseñanzas y las emociones de José Martí! Con razón su pueblo le llama Apóstol.”
Oday Enríquez Cabrera, periodista cubana:
“El estudioso advierte la estrecha relación que guardan el racismo y el colonialismo, o su velado intento. Analiza del trasfondo imperialista del panhispanismo y sus connotaciones racistas. Denuncia los intentos de «rehispanización tranquila» o de «neoimperialismo manso», como dos estrategias para penetrar en el continente y en Cuba.

«Defensa cubana contra el racismo antisemita» fue inicialmente el Manifiesto de la Asociación Nacional contra las Discriminaciones Racistas, creada en 1937. Vio la luz el 14 de junio de 1939 y más tarde fue publicado en la Revista Bimestre Cubana. Su principal mensaje es la denuncia a las manifestaciones racistas que sufría la comunidad hebrea asentada en la Isla. Aboga por hacer desaparecer cualquier expresión de racismo y así mantener la igualdad y la paz. Censura las desigualdades sociales y económicas como causas principales del racismo. Valora los aportes que, en materia de economía, cultura y desarrollo, han logrado los hebreos desde su llegada a Cuba. Revela además las intenciones políticas ocultas detrás del antisemitismo y por último se alza en pos de esa diversidad cultural que caracteriza a nuestra tierra.

«Del fenómeno social de la transculturación y su importancia en Cuba» (Revista Bimestre Cubana en 1940) posteriormente forma parte del Contrapunteo cubano del tabaco y el azúcar, conocido texto del antropólogo. Resulta vital a la hora de comprender los cambios culturales y sus aportes a lo cubano. Su principal contribución es la introducción del término «transculturación», para explicar todo el proceso de mezcla producido en Cuba por la interacción de varias culturas. Este término, según Ortiz, guarda también un fuerte contenido antirracista, pues se contrapone a «aculturación», concepto manejado con variadas acepciones desde fines del siglo XIX.”

Fuentes