Saltar a: navegación, buscar

Ferrocarril del Norte de Cuba

Ferrocarril del Norte de Cuba
Información sobre la plantilla
de Al norte de la región central de Cuba. Comprende los municipios de Santa Clara, Morón y Nuevitas., Bandera de Cuba Cuba
LongitudLinea ferrea de 320 km, construida a inicios del siglo XX con el objetivo de enlazar los puertos de Nuevitas y Caibarién.


Ferrocarril del Norte de Cuba. Vía ferrea cuyo proyecto de construcción fue solicitado al gobierno cubano del presidente Mario García Menocal por numerosas y grandes empresas, ya que constituía una de las mayores vías de acceso al comercio de la industria azucarera a principio del siglo XX. Se construyó entre 1916 y 1919, tiene su centro en Morón y su línea recorre la parte norte de las provincias de Villa Clara, Ciego de Ávila y Camagüey; enlazando los puertos de Caibarién y Nuevitas.

Antecedentes

El surgimiento de un gran número de centrales originó el desarrollo de las líneas privadas con el objetivo de transportar las cañas y el azúcar hasta los puertos de embarque. Los puertos fundamentales eran Tarafa y Pastelillo, en Nuevitas, en la costa norte.

La necesidad de ampliar la infraestructura de la provincia de Camagüey, para desarrollar unos 6 mil Km2 de fértiles llanuras situadas en la parte norte del centro de la provincia, llamó la atención de algunos grupos inversionistas, atraídos además por la oferta del gobierno cubano de subvencionar con seis mil dólares por cada kilómetro de vía férrea que se construyera en dicha zona.

Ejecutor de la obra

Convocados a dicho manjar concurrieron diversas empresas norteamericanas, pero también el matancero Coronel del Ejercito Libertador, José Miguel Tarafa de Armas.

Tarafa, mediante varios rejuegos políticos con el gobierno del presidente Mario García Menocal Mario García Menocal y explotando sus relaciones con círculos financieros estadounidenses, logró constituir la Empresa que el 16 de octubre del año 1916 dio inicio a la construcción del ferrocarril de Caibarién a Nuevitas, comenzando al oeste de la ciudad de Morón, ciudad donde se instalaron los talleres y la base administrativa de la Empresa.

El ritmo de ejecución le permitió construir 77 Km en el año 1917, 40 en 1918, 168 en 1919 y 35 entre 1920 y 1921, con los que completó 320 Km. El ferrocarril inicialmente salía desde Nuevitas hasta Caibarién e incluía un ramal desde Woodin (Esmeralda) hasta cerca de Florida, donde Tarafa quería disputarle a la compañía Cuba Railroad el transporte de la producción azucarera de los cuatro ingenios enclavados en tierras florideñas.

El 1 de junio de 1919 se inaugura la línea férrea de Caibarien a Nuevitas terminada en marzo. Se fomentan grandes colonias de caña y surgen nuevos pueblos como: Sola, Lombillo, Jiquí, Donato, Esmeralda y Tabor.

Comienza a funcionar en la punta de Guira en la Bahía de Mayanabo la Terminal marítima del Puerto de Tarafa, perteneciente a los Ferrocarriles del Norte de Cuba y construida por la concesión otorgada en el Decreto. No. 912 del 5 de octubre de 1912.

Ampliación del ferrocarril

En 1919 Tarafa obtuvo la concesión del Gobierno para prolongar sus líneas desde Caibarién hasta Santa Clara, donde entroncó con el Ferrocarril Central de Cuba.

En el año 1927 se termina la línea principal de Morón a Santa Clara que abre el tráfico directo entre Nuevitas y La Habana. La empresa construyó un magnífico edificio en Morón, en donde instaló sus oficinas principales, siendo a la vez una amplia y nueva estación terminal. También estableció en Morón grandes y modernos talleres de reparaciones y obras.

Dessarrollo azucarero

En el mes de diciembre de 1919 se inauguró dentro del puerto de Nuevitas una terminal marítima, a la que el Coronel le puso Puerto Tarafa, que contaba con tres espigones y 20 grandes naves de almacén para el azúcar en sacos.

Esta terminal propició que el puerto de Nuevitas pasara de 5,9 millones de pesos exportados en 1917, a 54,6 millones de pesos en 1922 y 93,0 millones de pesos en 1947, sólo superado en actividad por el Puerto de La Habana. Aunque era considerado por muchos el mayor puerto exportador de azúcar del mundo en ese momento.

A lo largo de este ferrocarril se fomentaron varios importantes centrales azucareros, todos norteamericanos: Cunagua (Bolivia), Violeta (Primero de Enero) y Jaronú (Brasil), este último considerado el mayor de Cuba hasta 1970.

José Miguel Tarafa

Tarafa nació en 1870, en la provincia de Matanzas, estudió en los Estados Unidos, se alzó en 1896 y alcanzó los grados de Coronel, sirvió de intérprete a las autoridades interventoras. Especuló con los fondos del pago al Ejército Libertador que lo vincularon a círculos financieros norteamericanos.

El Coronel Tarafa como complemento de sus desvelos, donó a la ciudad de Nuevitas un hospital cuyo edificio poseía todas las comodidades adecuadas sus fines. Nuevitas por su parte declaró Hijo Adoptivo al gran constructor cubano. El Ferrocarril del Norte de Cuba siguió el camino pautado por la monoproducción y elevó sus funciones al rango que demandó la gran plantación imperialista del siglo XX. Además permitió, que a la vez que este se extendía, surgieran nuevos pueblos, y que su comercio dependiera de este.

Enlaces relacionados

Fuentes