Saltar a: navegación, buscar

Fiebre

Fiebre
Información sobre la plantilla
Fiebre temperatura.jpg
Más de 38 grados centigrados
Clasificación:Síntomas de trastornos orgánicos
Agente transmisor:Gérmenes
Forma de propagación:Puede producir dolores musculares, escalofríos

Fiebre (medicina). Es un síntoma de alerta de algún trastorno orgánico o de agentes externos, se altera la temperatura del cuerpo con más de 38 grados centígrados, es un mecanismo de protección del cuerpo frente a los microorganismos que causan las enfermedades.

Definición

La fiebre es el aumento de la temperatura del cuerpo humano. La temperatura normal es de 37 C(98.60F), pero durante el día puede variar de 36.5 )97.7*F) por la mañana a 37.50(99.50F) por la tarde. Además, difiere según el lugar donde se toma(axila, boca, recto), la temperatura rectal es la más confiable, y es 0,50 más elevada que se obtiene en la boca.
En algunos casos es una sensación interna experimentada solo por el enfermo. Esta puede presentarse en todo el cuerpo o en una parte del mismo (abdomen, brazo, frente. Puede estar precedida por escalofríos que pone la piel como “carne de gallina” .Las extremidades se sienten frías y hay poca sudoración.
La temperatura puede alterarse por el ejercicio físico, la digestión, la elevación de la temperatura ambiental, la ovulación en el ciclo menstrual y durante el primer trimestre del embarazo.
Las fiebres sobrepasan los 38 C a 100 F son las que comprometen el buen estado general del paciente y constituyen una señal indicativa de algún trastorno orgánico o el efecto de agentes externos.
La fiebre elevada no siempre se relaciona con procesos graves y no siempre es perjudicial. Algunos estudios le atribuyen un papel benéfico en el mecanismo de defensa corporal, pero si la temperatura medida pasa de 400C (104 F), puede causar graves daños a las células del cerebro, especialmente en niños y recién nacidos, ocasionar convulsiones que acompañarán al paciente por el resto de su vida.

Clase de fiebre

No siempre es fácil de concretar la causa de la fiebre, y muchas siguen considerándose de origen desconocido.
Fiebre continúa, es la fiebre sostenida cuyos valores máximos y mínimos no son superiores a un grado centígrado de la temperatura normal. Frecuente en las neumonías, infecciones generalizadas, fiebre tifoidea, tuberculosis, enfermedades virales, sarampión, rubéola y otras.

  • Fiebre remitente, oscilaciones diarias superiores a un grado centígrado sin alcanzan en ningún momento el valor de temperatura normal, se encuentra en infecciones que producen pus y bronconeumonía, etc.
  • Fiebre intermitente, la temperatura sube bruscamente, después de un escalofrío y luego baja también bruscamente a su valor normal, y a veces más bajo de lo normal, acompañada de sudoración abundante. Se encuentra en infecciones o septicemia generalizadas en la sangre, como en las infecciones urinarias, infecciones biliares, paludismo y abscesos hepáticos.
  • Fiebre recurrentes, se caracteriza por alternar períodos de fiebre continua por 2 cinco a 5 días, con una fase de varios días sin fiebre. Clásica en la meningitis crónica.
  • Fiebre ondulante, produce una serie de ondas febriles separadas por intervalos de febrículas o períodos sin fiebre, es clásica en tumores y fiebre reumática.

Causas principales de la fiebre.

El organismo es invadido por algún tipo de gérmenes. Estos viven en el aire, el suelo, el agua, los alimentos y en otras personas y animales infectados. Pueden entrar al organismo por diferentes vías, a saber

  • El aire que se respira.
  • Bebidas y alimentos contaminados.
  • A través de la piel (heridas, excoriaciones, picaduras de mosquitos, etc).
  • Contacto sexual con personas infectadas

Agentes que producen fiebres

  • Infecciones generales por virus: gripe, varicela sarampión
  • Por bacterias: Neumonía, amigdalitis, tifoideas, infecciones urinarias.
  • Por parásitos: Amebas, lombrices, etc
  • Enfermedades inflamatorias, artritis, fiebre reumática, lupus.
  • Tumores malignos.
  • Enfermedad de la sangre: anemia, linfoma, leucemia, hemorragias.
  • Enfermedades cardiovasculares. Infarto cardíaco, tromboflebitis
  • Enfermedades gastrointestinales: diarrea, úlcera gastrointestinal, cirrosis, hepatitis, infecciones de la vesícula, cálculos biliares.
  • Enfermedades del sistema nervioso central: derrame cerebral, tumores.
  • Enfermedades del metabolismo: hipertiroidismo.
  • Por agente físico: insolación, irradiación, quemaduras.
  • Por agentes químicos: reacción a medicamentos por envenenamiento.
  • Otros agentes: por deshidratación de origen psicógeno o por causa desconocida.

Cuando los síntomas que acompañan al estado febril, son algunos de los que se mencionan a continuación, debe enviarse al paciente al hospital más cercano en forma inmediata, porque se puede tratar de una patología grave, que quizás necesite tratamiento quirúrgico.

  • Cuello rígido
  • Dolores intensos
  • Dolor abdominal agudo
  • Conjuntivas oculares amarillas
  • Perdida de conocimiento
  • Vómitos intensos
  • Diarreas intensas
  • Convulsiones
  • Parto o intervención quirúrgica reciente

Tratamiento con plantas medicinales

La fiebre es a veces el único síntoma de un problema mayor. El objetivo principal es bajar la temperatura, la cual se logra al producir la transpiración, por lo que el tratamiento será más efectivo si la bebida se toman calientes.
Los medios físicos deben combinarse con el tratamiento de plantas medicinales.

Plantas reconocidas para bajar rápidamente la fiebre

  • Achiote: se utilizan las semillas en forma de infusión. Vía oral.
  • Ajenjo: infusión de las hojas, tallos y raíz.Vía oral.
  • Saúco: infusión de las hojas y flores. Vía oral
  • Zacate de limón (Cymbopongo citratos) infusión hojas y rizomas. Vía oral

Véase también

Bibliografía