Saltar a: navegación, buscar

Genaro Ortega Hernández

Genaro Ortega Hernández
Información sobre la plantilla
Martir Genaro Ortega.JPG
Mártir de la Revolución cubana
NombreGenaro Ortega Hernández
Nacimiento14 de noviembre de 1918
Ciro Redondo, Ciego de Ávila, Cuba
Fallecimiento27 de diciembre de 1958
Enrique Varona, Ciego de Ávila, Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muerteAsesinado
ResidenciaEnrique Varona, Ciego de Ávila, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
Conocido porNano
CónyugeFidelina Román (Cuca)
PadresGermán Ortega y Modesta Hernández
Genaro Ortega Hernández. Mártir revolucionario cubano del consejo popular Ciro Redondo, de la provincia Ciego de Ávila. Incansable luchador de la clandestinidad contra el tirano Fulgencio Batista y su régimen dictatorial en la isla de Cuba en la década de 1950.

Síntesis biográfica

Primeros años

Genaro Ortega, llamado cariñosamente (Nano), nació el 14 de noviembre de 1918 en el pequeño poblado de Pina, actual Municipio Ciro Redondo en la Provincia de Ciego de Ávila.

Sus padres, Germán y Modesta, vivían del trabajo del campo por lo que su situación económica era precaria en aquella sociedad donde el campesino pobre era cruelmente atropellado y explotado. Cuando tenia 6 años, sus padres se trasladaron para Ciego de Ávila y allí asistió a la escuela pública donde demostró su capacidad e inteligencia, pero no pudo terminar la enseñanza primaria, pues cuando termine el cuarto grado tuvo que abandonar la escuela y dedicarse a la venta de periódicos para ayudar a su familia porque transcurren años de miserias y necesidades.

Tenía tres hermanas, la mayor era la que representaba la familia pues su madre había fallecido y su padre se fue para Islas Canarias a reclamar una herencia. Al alcanzar la edad de 19 años, trabajaban en distintos lugares de la provincia tales como el Central Algodones hoy Orlando González y en San Carlos 8, Vertientes. Finalmente vuelve a Algodones a casa de sus tíos Bernabé y Rosa donde transcurre parte de su juventud.

Genaro contrajo matrimonio en febrero de 1946 con Fidelina Román (Cuca), ya por esa época trabaja como retranquero en la zafra y en los largos y crudos meses de tiempo muerto, se dedica al trabajo agrícola y al de hornos de carbón para poder vivir en aquella República Mediatizada gobernante pro- imperialista que estaban de espalda al pueblo. Este joven matrimonio dio a Cuba tres hijos Otto, Rene y Pedro preocupándose grandemente por la educación de sus hijos.

Trayectoria revolucionaria

Llegan los años difíciles de grandes luchas y donde los hombres de honor se percatan de cual es el camino a seguir. Hace partícipe a su esposa de sus inquietudes y sus deseos de incorporarse al Movimiento 26 de julio, hallando en esta el máximo de aprobación y apoyo, pues ambos ya tenían las mismas ideas políticas.

Luchó en las huelgas de los centrales azucareros, dio su apoyo y aporte a todas las fuerzas de su juventud a la causa por lo cual entregaría su vida mas tarde. Sus relaciones humanas eran magnificas, fue querido y respetado por todos sus compañeros, pues siempre defendió las causas justas como fue la huelga azucarera de la zafra de 1955-1956 donde el junto a sus compañeros reclamando sus derechos sufrió las severas represarias del Ejército de Batista.

Desde sus inicios integro las filas del movimiento 26 de julio participando activamente en la lucha clandestina y cumpliendo a cabalidad con todas las tareas a las encomendadas. Ya en el año 1957 se hizo significativa su lucha contra la tiranía vendía bonos, reunía armas y medicinas para las tropas que en los campos combatían, a la dictadura Batistiana, por lo que una vez mas junto a varios compañeros del Movimiento es detenido y trasladado en una rastra de ganado hasta la ciudad de Camagüey donde fueron torturados y fichados correspondiéndole a Genaro el numero 0182.

Más tarde fue puesto en libertad aumentando en el sus deseos de luchar para salvar a Cuba de aquel sistema oprobioso y criminal, redoblando sus esfuerzos y continuo la lucha clandestina junto al Movimiento 26 de julio. Sufrió prisión y torturas muchas veces por parte de los esbirros de Batista, pero no se amilana sino que continua con sus actividades revolucionarias. Participó en la huelga general del 9 de abril, pero haciéndose imposible seguir en el clandestinaje en el mes de diciembre de 1958 cuando la guerra ardía en toda Cuba decide junto a Raúl Barbosa Morales, Orlando González y Nieve Montano deciden incorporarse a la columna Invasora “ Cándido González” que opera en Morón en el campamento Los Indios.

Muerte

El 27 de diciembre de 1958, cuando se dirigían al campamento él y sus compañeros, fueron sorprendidos por fuerzas de la tiranía a la salida desde el poblado de falla sin darle tiempo a defenderse fueron cruelmente masacrados y acribillados a balazos después de haber sido torturados. Su cuerpo no fue entregado a sus familiares, solo se permitió a su esposa que se acercara al lugar donde yacía muerto, asesinado. Posteriormente sus restos fueron recuperados y descansan hoy en el cementerio de Majagua. Hoy una escuela de Enrique Varona, una granja cañera y un Comité de Defensa de la Revolución llevan sus nombres. En el lugar donde fueron asesinados y donde la dictadura dijo que se había desarrollado en combate se alza un Obelisco .

Fuentes