Saltar a: navegación, buscar

Gran Hotel Manzana Kempinski

Gran Hotel Manzana Kempinski de La Habana
Información  sobre la plantilla
Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana.jpg
Gran Hotel Manzana Kempinski
Información geográfica
PaísBandera de Cuba Cuba
CiudadLa Habana
DirecciónCalles San Rafael y Neptuno, y Monserrate y Zulueta
Información general
ConstrucciónEntre 1894 y 1917
Inauguración7 de junio de 2017
EstrellasEstrella Amarilla.pngEstrella Amarilla.pngEstrella Amarilla.pngEstrella Amarilla.pngEstrella Amarilla.png
Plantas6
Habitaciones246
Suites50
Cadena hoteleraGaviota-Kempinski
Ubicación hotel manzana kempinski.jpg
Ubicación del Gran Hotel Manzana Kempinski
Gran Hotel Manzana Kempinski de La Habana. Primer hotel cinco estrellas plus de Cuba, abrió sus puertas el 22 de mayo de 2017 e inaugurado oficialmente el 7 de junio de 2017[1]. Ubicado en el corazón de La Habana Vieja, con vistas directas al Capitolio Nacional y al Gran Teatro de La Habana, entre sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO, en la Manzana de Gómez, primer centro comercial con estilo europeo habilitado en Cuba en 1917, frente al Parque Central y la estatua del Héroe Nacional cubano José Martí, en uno de los lugares más populosos de la ciudad, con gran afluencia de visitantes extranjeros. La instalación de seis pisos cuenta con 246 habitaciones, de ellas 196 estándar y 50 suites, así como bares, restaurantes y gimnasios. Exhibirá en su entorno tiendas con productos de reconocidas marcas mundiales.

Antecedentes

El escenario donde se enclava el hotel tiene una larga historia, muy relacionada con el comercio en La Habana. En su momento fue catalogado como impresionante monumento al comercio habanero, monstruo de fachadas herméticas y vista al Parque Central[2].

El lugar constituyó punto de referencia para los habaneros, pues muchas personas tenían en boca la frase:

" Lo compré en la Manzana de Gómez (como se conoce tal espacio popularmente)."

Julián de Zulueta y Amondo, Marqués de Álava, comenzó la construcción del inmueble y para ello solicitó los esfuerzos del arquitecto español Pedro Tomé Verecruisse. Sin embargo, el edificio quedó durante muchos años incompleto, finalmente lo terminaría la familia Gómez Mena.

Para 1918 llegó la ampliación definitiva, los ascensores, y los 560 departamentos con pasillos y portales por donde diariamente pasaban alrededor de 25 mil personas.

Foto de la Manzana de Gómez durante la neocolonia (foto de archivo)

El edificio se ubica en las calles San Rafael y Neptuno, y Monserrate y Zulueta, y en sus inicios ocupó solamente una planta, con galerías cubiertas hasta 1918 que se le añaden cuatro niveles, y para facilitar los accesos le colocan ocho ascensores.

En total llevó 560 cubículos que se emplearon en oficinas, y otras instancias como las academias comerciales Pittman ubicadas en el segundo nivel y la Gregg en el quinto, con alumnos en busca de prepararse en métodos de taquigrafía y mecanografía.

En uno de esos espacios del edificio estuvo la Institución Iberoamericana de Cultura presidido por el sabio cubano Fernando Ortiz, además de representaciones consulares y diplomáticas.

Otra de las delegaciones en el lugar correspondía al ambiente legal, con notarias y bufetes, y al mundo literario y periodístico con la oficina de la revista Show liderada por Carlos M. Palma, que en su tiempo llevaba amplia circulación en Cuba y parte del extranjero.

Desde 1832 las tiendas acapararon las calles habaneras de Muralla y Oficios, junto a otras arterias, y muchas personas preferían los paseos vinculados con los comercios, sobre todo las mujeres. La primera de las tiendas que apareció en el lugar fue una peletería que se abrió en la parte de San Rafael nombrada La Exposición, y en Zulueta otra muy conocida resultó El Lazo de Oro.

Con el tiempo la edificación se fue deteriorando, así como los comercios que ocupaban sus espacios.

Ubicación

Lobby del Gran Hotel Manzana Kempinski

Se erige dentro de los 100 metros cuadrados que forman las populares calles Neptuno, San Rafael, Zulueta y Monserrate, en el centro histórico, Patrimonio de La Humanidad, de la Capital de la Isla (La Habana), declarada Ciudad Maravilla del Mundo Moderno.

Cuenta con una ubicación privilegiada, se encuentra en el corazón mismo de La Habana Vieja, a pocos metros del Capitolio Nacional y el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso y está rodeado por el edificio de Arte Universal del Museo de Bellas Artes, el Parque Central, el hotel homónimo y el conocido Plaza, el mundialmente famoso Bar-Restaurante Floridita y la Plazoleta de Albear donde inicia la populosa Calle Obispo[3].

Construcción

Patio interior del Gran Hotel Manzana Kempinski

Erigido en la edificación con grado patrimonial dos, que ocupara la otrora popular Manzana de Gómez, primer centro comercial cubano de estilo europeo, construido por una acaudalada familia cubana, Gómez Mena, entre 1894 y 1917. Su restauración inició en el año 2014, luego de ser aprobada por la Comisión Nacional de Monumentos y del Plan Maestro de la Oficina del Historiador de la ciudad[4].

Una de las tareas más complejas resultó la demolición de los cuatro triángulos interiores del patio central y la posterior reparación de la estructura, en tanto las fachadas se rehabilitaron con productos duraderos y el techo del sótano fue demolido casi en 70 por ciento.

Una parte del mármol utilizado, los cuadros y textiles, así como también el 80 por ciento de los muebles los elaboró la industria nacional.

Edificado con capital 100 por ciento cubano, su ejecución estuvo a cargo de la Empresa Inmobiliaria Almest y la Asociación Económica Internacional Unión de Construcciones Militares (UCM)-Bouygues, constructora de primer orden en el mundo. Para acelerar el proceso inversionista con trabajadores especializados en acabado, participaron cerca de 360 indios, quienes ayudaron en la formación del personal cubano.

Su proyectista fue la Empresa Restaura, de la Oficina del Historiador de la Ciudad.

Infraestructura

Habitación del Gran Hotel Manzana Kempinski

La instalación de seis pisos y 246 espaciosas habitaciones, de entre 40 metros cuadrados hasta 150 la suite presidencial, única de su tipo en la Isla; cuenta con 196 habitaciones estándar y 50 suites, así como bares, restaurantes y gimnasios. Posee hermosos ventanales franceses, elevados techos y sus dos calles interiores que lo atraviesan diagonalmente y conectan con la circulación peatonal exterior.

En la planta baja se hallan establecimientos que expenden productos de reconocidas marcas como Lacoste, Mango y Gucci, además de las populares Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD) Caribe y las del Grupo Empresarial CIMEX, que también existían allí cuando el edificio era la Manzana de Gómez.

El segundo piso, por otra parte, cuenta con 40 habitaciones, dobles 10 de ellas; un restaurante para desayunar y un bar que mira hacia su similar, el emblemático Floridita, uno de los siete mejores del mundo. Los tres restantes niveles contienen dormitorios exclusivamente.

Piscina del Gran Hotel Manzana Kempinski

Tiene una inteligente distribución que hace honor a su categoría. El lugar más atrayente es el sexto y último piso. En este nivel se encuentran un Bar-Restaurante que puede atender hasta 104 personas, la piscina, cuatro salas de negocios, una cafetería, un gimnasio o centro fitness, Spa con servicios de belleza y la terraza, una pasarela transparente con barandas firmes y fuertes que se despliega alrededor del edificio, desde la cual puede disfrutarse de una sobrecogedora vista panorámica de toda la ciudad antigua.

Tiendas del Gran Hotel Manzana Kempinski

El sexto piso cuenta además con casilleros, baños, taquillas con duchas y salones que ofertan servicios de acupuntura y masaje. Desde cualquier punto de esta azotea pueden se despliegan ante los ojos del espectador todas las maravillas de La Habana.

Todos sus muebles sanitarios son ahorradores de agua, todos los televisores inteligentes, en cualquiera de sus espacios se pueden acceder a internet y tiene una acústica excelente, gracias a los cristales dúplex de sus ventanas, las luminarias son de tecnología LED y contienen sensores de presencia.

Hoteles Kempinski

Kempinski Hotels es una empresa tradicional europea de hoteles de lujo, con 120 años de antigüedad, que desde su fundación en 1897 ofrece una calidad de primera categoría a sus huéspedes y un servicio exclusivo individualizado, en las 75 instalaciones cinco estrellas que administra en 30 países, honorable lista en la cual ya figura Cuba con su Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, que tiene todas los atributos para convertirse en el “Place to be”(lugar para estar, por excelencia) de la nación.

Referencias

Fuentes

  • Gran Hotel Manzana Kempinski, una joya de la historia habanera. Disponible en:Cubadebate. Consultado el 22 de mayo de 2017.
  • Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana. Disponible en:Kempinski. Consultado el 22 de mayo de 2017
  • Abre hoy sus puertas el Gran Hotel Manzana Kempinski (+ Fotos y Video). Disponible en:Cubadebate. Consultado el 22 de mayo de 2017.