Saltar a: navegación, buscar

Héctor Rojas Herazo

Héctor Rojas Herazo
Información sobre la plantilla
Hector Rojas.jpg
Pintor, periodista, ensayista, cuentista, poeta y novelista colombiano
NombreHéctor Rafael Rojas Herazo
Nacimiento12 de agosto de 1920
Villa de Santiago del Tolú, Departamento de Sucre, Bandera de Colombia Colombia
Fallecimiento11 de abril de 2002
Bogotá, Bandera de Colombia Colombia
NacionalidadColombiana
CiudadaníaColombiana
OcupaciónPintor, periodista, ensayista, cuentista, poeta y novelista
PadresJuan Emilio Rojas
Blanca Herazo
FamiliaresAmalia González de Herazo (abuela)
PremiosVII Concurso Nacional de Novela Premio Esso
Doctor Honoris Causa en Literatura
Medalla del Congreso de la República en el grado de Comendador en 1991
Medalla de Pro-Artes al Mérito Literario
Medalla a la orden “Palabrero Mayor” de la Fundación Palabrería
Cruz de Boyacá
Profesor Emérito en Literatura
Medalla Gran Orden al Mérito Literario
Placa en honor a sus aportes a la literatura
Medalla Gran Orden al Mérito Literario Francisco Antonio Zea
Medalla al Mérito a una Vida Ejemplar otorgada por la Universidad Santo Tomás
remio José Asunción Silva, a toda una obra.

Héctor Rojas Herazo. Pintor, periodista, ensayista, cuentista, poeta y novelista colombiano, llamado “el poeta pintor de sus novelas y una prometida”. En su honor el Ministerio de Cultura y el Observatorio del Caribe Colombiano anualmente financian y premian a las mejores investigaciones que se realizan en historia y cultura en el contexto del Caribe colombiano, previa convocatoria pública.

Síntesis biográfica

Nace el 12 de agosto de 1920 en Villa de Santiago del Tolú, departamento de Sucre. Fue el único hijo de Juan Emilio Rojas y de Blanca Herazo. Su abuela, Amalia González de Herazo, “La mamá buena” como él la calificaba, fue una de sus más grandes influencias y posterior inspiración para el personaje de Celia, de su novela Celia se pudre. Se sintió atraído por la pintura desde muy pequeño.

Trayectoria artística

Su educación comenzó en Cartagena, pero muy pronto abandonó las aulas y se convirtió en un autodidacta. Antes de los veinte años ya había incursionado en el periodismo: escribió en diarios como El Relator de Cali, El Liberal de Bogotá y La Prensa y El Heraldo de Barranquilla.

Colaboró con sus escritos en el diario El Universal, donde compartió múltiples experiencias con Clemente Manuel Zabala, Gabriel García Márquez y Gustavo Ibarra Merlano; y en el Diario de Colombia, El Tiempo, El Espectador y en El boletín bibliográfico y cultural. Él y los poetas Eduardo Carranza, Carlos Marín, Tomás Vargas Osorio, Aurelio Arturo, Gerardo Valencia y Arturo Camacho Ramírez fundaron el movimiento de “Piedra y Cielo”.

Considerado un poeta y narrador posmodernista, es considerado como uno de los más grandes novelistas de la literatura hispanoamericana. Era un narrador de violencia, relacionado con el realismo mágico. En 1952 apareció su primer libro de poemas Rostro en la Soledad. Ese mismo año realizó su primera exposición de pintura en la sala Gregorio Vázquez de la Biblioteca Nacional de Colombia en Bogotá. Continuó publicando poesía en los años siguientes: Tránsito de Caín (1953), Desde la luz preguntan por nosotros (1956), y La Agresión de las formas contra el Ángel (1961), que lo consolidó como uno de los poetas más importantes de Colombia. Al mismo tiempo también ganó el primer premio en el Salón Nacional de Pintura en Cúcuta.

Publicaciones

En 1962 publicó su primera novela Respirando el Verano, que sufrió muy fuertes comparativos con Cien años de Soledad de Gabriel García Márquez, debido a la semejanza de las temáticas tratadas: una crónica familiar que se desarrolla en un espacio determinado, y los protagonistas son ubicados en las Guerras Civiles.

En 1964 Héctor Rojas realizó en la Universidad de la Florida, en Coral Gables, Estados Unidos, una exposición de pintura la cual fue llevada después a la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República en Bogotá en 1965.

En 1967 ganó el VII Concurso Nacional de Novela Premio Esso, con En Noviembre llega el Arzobispo, novela cargada de ironía y simbolismos, escrita con un estilo narrativo similar a su anterior novela, en la que maneja el monólogo interior, la dimensión temporal y el realismo mágico.

En 1973 ocupó el cargo de Secretario Personal del Ministro de Trabajo, John Agudelo Ríos, gran amigo de Héctor Rojas: ese fue el único puesto público que esté ocupó en su vida. En 1974 realizó una exposición en la Galería de Arte Latino de Hamburgo, Alemania; al siguiente año realizó otra en el Instituto de Cooperación Iberoamericana, en Madrid, España y en la Galería de Arte Independencia de Bogotá. Expuso también en el Centro Cultural de la Villa, en la Galería Kandinski, y en la Galería de la Agencia EFE.

En 1976 publicó Señales y Garabatos del Habitante, que recoge parte de su obra ensayística y algunos de sus poemas. En 1977, la Universidad de Cartagena le otorgó el título de Doctor Honoris Causa en Literatura, en reconocimiento a su labor cultural.

En 1978 se trasladó a Madrid, donde permaneció varios años dedicado a escribir su más célebre obra, la novela Celia se pudre, publicada en 1986, que lo consolidó con uno de los escritores más importantes en la lengua española.

Obra pictórica

A finales de la década de los ochenta retornó a Colombia. En 1989 en la Galería Aymarú de Bogotá realizó una exposición de sus pinturas, la cual tituló La heredad y su imagen. En 1993 realizó otra exposición, esta vez por motivo de sus cuarenta años dedicados al fortalecimiento de la cultura, El solar y la herencia, en el Planetario Distrital de Bogotá. Su último libro de poemas, Las Úlceras de Adán, fue publicado en 1995.

Muerte

Muerer a sus 81 años, el 11 de abril de 2002 en la ciudad de Bogotá.

Reconocimientos

La prolífica obra de Rojas Herazo le valió numerosos reconocimientos. Le fue otorgada la medalla del Congreso de la República en el grado de Comendador en 1991, y recibió a su vez la medalla de Pro-Artes al Mérito Literario. En 1997 en la Galería Arte Espacio de Bogotá se realizó una exposición de su obra pictórica, ocasión en la que le fue otorgada la medalla a la orden “Palabrero Mayor” de la Fundación Palabrería. En 1998 recibió la Cruz de Boyacá. Así mismo, recibió el título de Profesor Emérito en Literatura, la medalla Gran Orden al Mérito Literario y una placa en honor a sus aportes a la literatura, la medalla Gran Orden al Mérito Literario Francisco Antonio Zea otorgada por la Universidad de Antioquia, y la medalla al Mérito a una Vida Ejemplar otorgada por la Universidad Santo Tomás. También le fue otorgado el premio José Asunción Silva, a toda una obra.

Otra evidencia de la repercusión de la obra de este autor son las numerosas antologías que se le han dedicado, muestras de las cuales son Las esquinas del viento, editada en Medellín por la Universidad EAFIT en el año 2001, y una muy completa recopilación de su obra poética entre 1938 y 1995 preparada por Beatriz Peña y publicada por el Instituto Caro y Cuervo como segundo número de su serie Poesía Rescatada, editada en Bogotá en el 2004. Igualmente se publicó Rojas Herazo, Obra periodística 1940-1970. Tomo I: Vigilia de las lámparas – Tomo II: La magnitud de la ofrenda, obra editada por la Universidad de Medellín en 2003, con textos compilados por Jorge García Usta.

Fuentes

  • Ardila A, Héctor M. e Inés Vizcaíno G.: Hombres y Mujeres en las letras colombianas, Cooperativa Editorial Magisterio, Col. Aula Abierta, Bogotá, 1998, pp. 368-369
  • Ayala Poveda, Fernando: Manual de literatura colombiana, Educar Editores, S.A, Bogotá, 1994, pp.326-329.
  • Cárdenas Páez, Alfonso: “El universo sincrético de Celia se pudre”, Revista Historia y Cultura, vol.1, núm. 1, Bogotá, abril, 1933, pp. 83-107.
  • _______________________: “Novela y escritura de Rojas Herazo”, Universitas Humanística, vol.23, núm. 40, Bogotá, julio-diciembre, 1994, pp. 61-70.
  • Echavarría, Rogelio: Quién es quién en la poesía Colombiana, Ed. Ministerio de Cultura/ Áncora Editores, Bogotá, 1998, pp.444-446.
  • Echeverría Rodríguez, Silvio M.: Valores Costeños, Ed. Lealón, Medellín, 1987, pp. 170-171.
  • García Usta, Jorge: Visita al patio de Celia: Crítica a la obra de Héctor Rojas Herazo, Editorial Lealón, Medellín, 1994.
  • ___________________: “Confesión total de un patiero”, Boletín Cultural y Bibliográfico, Banco de la República, vol.27, núm.24-25, Bogotá, 1990, pp. 35-65.
  • ___________________: “Las raíces de la magia común”, Magazín Dominical de El Espectador, núm. 486, Bogotá, 1992, pp. 6 -10.
  • ___________________: “Poesía moderna y espíritu nacional”, Revista Deslinde, núm. 4, Bogotá, 1988, pp. 116 -127.
  • García, Eligio: “Disciplinando el color”, Revista Cromos, núm. 3.947, Bogotá, 1993, pp. 64 -65.
  • Ibarra Merlano, Gustavo: “Héctor Rojas Herazo: algunas estructuras narrativas”, Hojas Universitarias, vol.3, núm. 28, Bogotá, 1987.
  • Tatis Guerra, Gustavo: “Héctor Rojas Herazo: el ser humano es efímero y desgraciado”, El Universal Dominical, núm. 808, Cartagena, 9 de septiembre de 2001, pp. 4 -6.