Saltar a: navegación, buscar

Hermanos al Rescate

Hermanos al Rescate
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Hermanos al Rescate.jpeg
Organización contrarrevolucionaria que ha realizados acciones terroristas contra Cuba
Siglas o Acrónimo:HAR
Fundación:15 de mayo de 1991
Tipo de unidad:Organización terrorista
Director/a :José Basulto León
País:Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Dirección:= Miami, Estados Unidos

Hermanos al Rescate. Organización contrarevolucionaria, con grandes vínculos con la CIA y la Mafia de Miami, responsable de acciones terroristas llevadas a cabo contra Cuba, dentro y fuera del territorio nacional.

Aparece inscrita de forma oficial como una presunta organización no lucrativa sin intereses políticos. Alegando una supuesta actividad "humanitaria" para salvar balseros, realizó en la primera etapa, desde su fundación, estudios de la situación operativa de las costas, cayos adyacentes y del movimiento de los buques en Cuba, así como rastreando las comunicaciones de naves e instalaciones cubanas y concibieron múltiples planes terroristas contra instalaciones.

Surguimiento de una macabra idea

Muchos atribuyen al fallecido cabecilla Jorge Mas Canosa, dentro del medio contrarrevolucionario en Miami, la idea de la creación de “Hermanos al Rescate”, e incluso la del llamado Movimiento Democracia, del también terrorista Ramón Saúl Sánchez Rizo, para ser utilizadas como pantalla en sus Planes subversivos contra la Revolución cubana.

Creación de la organización

El surgimiento de la organización contrarrevolucionaria Hermanos al Rescate (HAR) en territorio de Estados Unidos, el 15 de mayo de 1991, está estrechamente vinculado al largo historial terrorista contra Cuba del cabecilla José Basulto León, quien ha permanecido al servicio de la CIA y la mafia de Miami desde épocas muy tempranas en 1960 y cuyo récord individual abarca acciones de infiltración, terrorismo y Actos de piratería aérea y naval, planes de atentado a dirigentes de la Revolución Cubana, sabotajes y otras actividades criminales a lo largo de más de 50 años. En la creación de HAR participaría también el terrorista William Schuss Álvarez, ex integrante de los teams de infiltración de la CIA en 1960 junto a Basulto y de un extenso historial al servicio de la mafia narcoterrorista.

Inscripción oficial

HAR aparece oficialmente inscripta como una presunta “organización no lucrativa sin intereses políticos”, como coincidentemente aparecen registradas ante el gobierno de Estados Unidos todas las organizaciones de la mafia anticubana que le sirven de pantalla para su accionar subversivo contra Cuba.

Verdades de esta organización

HAR se ha dedicado a promover todo tipo de intentos, para tratar de subvertir el orden interno en el país, adicionar nuevas tensiones entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos y fabricar provocaciones capaces de desencadenar una acción militar directa de Estados Unidos contra el pueblo cubano. Aviones de HAR, y en menor medida de otras organizaciones de la mafia de Miami, han realizado sistemáticamente provocaciones de todo tipo en áreas cercanas al litoral y violado el espacio aéreo cubano desde 1992 hasta la fecha en decenas de ocasiones.

Centro de operaciones

Error al crear miniatura: Falta archivo
HAR utilizó inicialmente como centro principal de operaciones los aeropuertos de Kendall, Miami, Marathon y Opalocka, convirtiéndose este último desde 1994 en su base principal, donde reparan y guardan los aviones en un hangar alquilado. Ha operado con aeronaves diversas, propias o prestadas, entre estas del tipo Cessna, Piper y Beech Craft.

Miembros de la organización

HAR agrupa alrededor de 25 personas, en su mayoría pilotos de origen cubano, aunque también se vinculan con norteamericanos, argentinos, venezolanos y de otras nacionalidades.

Publican mensualmente un libelo de propaganda anticubana nombrado “Paralelo 24”.

Financiamiento

HAR declara que su financiamiento depende de donaciones particulares. Entre sus principales patrocinadores se encuentra la Fundación Nacional Cubano Americana, la que ha aportado jugosos fondos para la realización de flotillas, instigándolos a realizar acciones provocadoras y violar el espacio aéreo.

Entre sus “benefactores” se encuentra también la Asociación de Constructores Latinos, esta última es una organización norteamericana de hombres de negocios de origen latino, mayoritariamente cubanos, muy vinculada también a la Fundación Nacional Cubano Americana y con una fuerte influencia en la política local de Miami.

Para movilizar otros fondos financieros, HAR utiliza frecuentemente los llamados “radiomaratones” y los “telemaratones”, con el apoyo de medios de difusión de Miami, entre los que se encuentran el Canal 23 y emisoras radiales contrarrevolucionarias como la WQBA y la WRHC. Otras contribuciones por parte de la mafia de Miami son generalmente realizadas discretamente para tratar en lo posible de no aparecer muy vinculada a las actividades provocadoras de esa organización.

HAR también ha recibido contribuciones de personas como Willy Chirino, Emilio y Gloria Estefan, entre otros, lo que nos da una idea de la ética de estos personajes de la farándula miamense. Poseen estrechos vínculos con los congresistas de la mafia anticubana Ileana Ros-Lehtinen y Lincoln Díaz-Balart

Durante la Administración de George Bush (padre), en 1992, Ileana Ross realizó gestiones ante el Presidente para que el Departamento de Defensa norteamericano les donara o vendiera a bajo precio tres avionetas Cessna.

En marzo de 1993, Basulto comentó privadamente que debido al elevado costo de los vuelos de la organización, había estrechado sus vínculos con Jorge Mas Canosa, logrando que la Fundación Nacional Cubano Americana le brindara un mayor apoyo económico sistemático.

Principales acciones realizadas

En dos oportunidades sobrevolaron la ciudad de La Habana, y al menos en 5 ocasiones regaron Propaganda subversiva sobre territorio cubano, lo que pone de manifiesto un alto grado de peligrosidad de esta organización terrorista y de la impunidad con que ha contado, al igual que otras decenas de Organizaciones terroristas que hoy tienen una existencia legal en territorio de Estados Unidos y desarrollan abiertamente acciones criminales contra Cuba.

Alegando una supuesta actividad “humanitaria” para recoger “Balseros”, HAR realizó estudios de la situación operativa de nuestras costas, cayos adyacentes y del movimiento de los buques, así como rastrearon las comunicaciones de naves e instalaciones cubanas y concibieron múltiples planes terroristas contra instalaciones cubanas

Existen sospechas fundadas de que la organización HAR ha dado cobertura y apoyo a operaciones de Tráfico de personas organizadas desde Miami.

A mediados de 1993, Basulto concibió ejecutar a través de HAR el denominado Plan “Pan, Amor y Libertad” (PAL), que preveía crear desórdenes “bombardeando” alimentos y otros artículos deficitarios en la provincia de Villa Clara. Posteriormente, realizó infructuosas gestiones para obtener permiso de las autoridades de Estados Unidos y lograr acceso a los “balseros” retenidos de la Base Naval de Guantánamo. También pretendía volar por un Corredor aéreo nacional para tomar fotos de áreas sensibles, con intenciones de sabotearlas posteriormente.

A lo largo de esos años HAR había trabajado para estimular las salidas ilegales del país y violar sistemáticamente el espacio aéreo, en abierta actitud provocadora. José Basulto ha afirmado que la solución al problema cubano era realizar una escalada provocadora, que él definía como lograr un “Maine volante o aéreo”. Lo anterior equivalía a fabricar una provocación (al estilo del Acorazado Maine que volaron en las costas habaneras con la finalidad de desencadenar la Guerra hispano-norteamerican para apoderarse del país) para promover una reacción norteamericana, capaz de desencadenar una acción militar directa de ese país contra Cuba.

Error al crear miniatura: Falta archivo
Fidel con el pueblo ante los sucesos del Malecón
En aquellos días HAR orientó a sus pilotos algunas medidas tales como evaluar la capacidad de respuesta de los aviones cubanos; verificar la falta de combustible en el país, los apagones generalizados que se anunciaban; el efecto residual de lo que el llamó el “levantamiento” del Malecón el 5 de agosto de 1994; estudiar las características de las costas cubanas; identificar e interferir las comunicaciones de los controladores aéreos cubanos civiles y militares.

Igualmente orientó realizar un “scanner aéreo” con el propio avión de Basulto y desde Miami. Se interceptaron frecuencias de la PNR cubana y desde el hangar de HAR y la camioneta de Basulto se escanearon las frecuencias del FBI en Miami y del Servicio de Guardacostas. Algunas otras medidas incluían “acostumbrar” a los radares cubanos a la presencia de aviones de HAR; tratar de colocar de forma virtual información en las pantallas de los radares cubanos y tratar de determinar la vulnerabilidad de la defensa cubana diurna, acciones todas de un carácter ilegal, que evidenciaban una vez más los objetivos criminales de esta organización.

Tras la firma de los Acuerdos migratorios de mayo de 1995 entre los gobiernos de Cuba y los Estados Unidos, HAR se vinculó estrechamente al Movimiento Democracia encabezado por Ramón Saúl Sánchez, y participó en la organización de las “flotillas” provocadoras del 13 de julio y el 2 de septiembre de ese año.

El 13 de julio de 1995, 3 embarcaciones violaron nuestras Aguas jurisdiccionales, mientras que 5 aeronaves de HAR, junto a una avioneta de otra organización terrorista y un helicóptero penetraron también en el espacio aéreo, donde realizaron peligrosos vuelos rasantes sobre nuestras unidades navales, mientras que dos aeronaves de HAR sobrevolaron la ciudad de La Habana e hicieron filmaciones que se transmitieron en la televisión de Miami. Pocos meses más tarde, el 9 de enero de 1996, 3 avionetas C-337 de HAR violarían nuevamente el espacio cubano al norte de Guanabo y Santa María del Mar, cercanas a la capital, lanzando octavillas en diferentes puntos del litoral habanero.

Días después, el 13 de enero de 1996, otras 2 avionetas de HAR que habían participado en la violación del 9 de enero, repiten la provocación y lanzan nuevamente propaganda contrarrevolucionaria en distintos puntos del litoral de la capital incitando a acciones contra el gobierno cubano. Basulto declaraba ante el Canal 51 de Miami y la Cadena Univisión su responsabilidad con las 500 mil octavillas lanzadas sobre La Habana.

Estas provocaciones serían denunciadas por el Gobierno cubano instando al de Estados Unidos a poner fin a estos hechos.

Pocas semanas más tarde, el 20 de febrero de 1996, otras tres avionetas por encomienda de HAR, violaron una vez más el espacio aéreo al norte de Bacunayagua, la Bahía de Matanzas y la ciudad de Matanzas. El 24 de febrero de 1996, avionetas de “Hermanos al Rescate” realizarían una nueva provocación, ocasionando la respuesta de las Fuerzas Armadas Revolucionarias que dieron lugar al derribo de dos avionetas en aguas jurisdiccionales cubanas.

En esos años HAR continuó participando en acciones provocadoras de “flotillas”, incursiones aéreas cercanas a la costa norte del país y brindando apoyo material y financiero a grupúsculos contrarrevolucionarios dentro de la isla.

El 24 de febrero de 1999, HAR integró nuevamente una flotilla aérea provocadora compuesta por tres avionetas y un helicóptero que junto a la prensa volaron hasta unos 30 kilómetros del Castillo del Morro, y lanzaron pequeños paracaídas con propaganda contrarrevolucionaria que arrastrada por el viento cayeron en varios puntos de la capital.

Paralelamente, desde la llegada del niño Elián González a Miami en noviembre de 1999, cabecillas de HAR participaron activamente en su secuestro junto a otros personeros de la mafia y abogaron públicamente porque no fuera devuelto al padre. La FNCA, aportó el grueso de los fondos para costear los gastos de la parentela del niño en Miami, los abogados y las actividades de protesta por las calles, en las que HAR participó activamente junto a otras organizaciones mafiosas.

La FNCA, conjuntamente con HAR, planeó la provocación aérea realizada por el piloto de origen vietnamita Ly Tong, el 1 de enero del 2000, cuando este violó el espacio aéreo, sobrevoló Ciudad de La Habana y lanzó propaganda contrarrevolucionaria. Fueron los cabecillas de HAR y de la organización terrorista “Unidad Cubana” los que presentaron el plan a Ly Tong, mientras que la FNCA aportó el dinero. El plan perseguía crear un incidente que permitiera frustrar los esfuerzos del pueblo para devolver a Elián a su padre.

En la actualidad, la FNCA confía, según opiniones de elementos de la mafia narcoterrorista de Miami, poder proporcionarle a HAR y al llamado Movimiento Democracia del terrorista Ramón Saúl Sánchez, una base de operaciones para sus acciones provocadoras contra Cuba en la Base aérea de Homestead, Florida, una vez que esta haya sido convertida en un aeropuerto comercial, en cuyos trabajos la FNCA intenta participar. “Hermanos al Rescate” continúa su accionar terrorista y provocador bajo la tolerancia y complicidad del gobierno norteamericano.

Fuente