Saltar a: navegación, buscar

John Charles

John Charles
Información sobre la plantilla
John Charles.jpg
Datos personales
NombreWilliam John Charles Way
ApodoEl gigante bueno
Nacimiento27 de diciembre de 1931
Swansea, Bandera de Gales Gales
Fallecimiento21 de febrero de 2004
Wakefield , Bandera de Inglaterra Inglaterra
NacionalidadBandera de Gales
Estatura1,88 metros
Peso100 kg
Carrera
PosiciónDefensor central, centro delantero.
Trayectoria
Año del debut1947
Club del debutLeeds United
Año del retiro1966
Club del retiroCardiff City
Otros clubJuventus
Roma
Cardiff City
Hereford United
Merthyr Tydfil
John Charles. Exfutbolista gales. Jugó como defensor central, centro delantero, conquistó tres Series A de Italia y dos copa de Italia, fue selecionado Jugador Italiano del año 1958 y máximo goleador, con 28 tantos, ha sido incluido dentro de las 100 Leyendas de la FIFA y fue incluido en el Salón de la Fama.

Síntesis biográfica

John Charles nació en el Cwmbwrla distrito de Swansea el 27 de diciembre de 1931, de niño jugaba al fútbol, con su hermano menor Mel Charles, entro al equipo local de Swansea Town, que más tarde se convirtió en Swansea City.

Falleció el 21 de febrero de 2004 a los 72 años de una embolia en la ciudad de Wakefield, Inglaterra.

Fue nombrado por su federación nacional “Jugador de Oro” ante la UEFA en el año 2005.

Trayectoria deportiva

A los 16 años debutó con el Leeds United como centrocampista, posición donde jugó hasta 1953, año en que pasa a la punta del ataque.

Su debut en el primer equipo, a la edad de 17 años, se había producido en abril de 1949 contra el Queen of the South escocés. En él recibió el encargo de marcar a Billy Houliston. Se trataba del mismo delantero que había propulsado la victoria de Escocia por 3-1 sobre Inglaterra diez días antes y, sin embargo, casi no olió el balón mientras sus compañeros luchaban lo indecible para defender el empate a 0-0. Tan impresionado quedó Houliston con el trabajo de su marcador que inmediatamente alabó al novato con las palabras "el mejor central contra el que he jugado jamás".

Justificar tales alabanzas se convertiría en una constante en la trayectoria de un jugador que, incluso cuando daba los primeros pasos en el fútbol, era un portento físico: 1,88 de estatura y casi 100 kilos de peso. El único problema que se le planteaba al Leeds consistía en decidir en qué posición colocarlo. Por sus muchos y variados atributos, el joven demostraba un talento innato en diversas demarcaciones. A pesar de que había anotado 42 goles en la temporada 1953-1954, con los que estableció un récord del club vigente hasta la fecha, el Leeds lo alineaba también de lateral derecho e izquierdo y, más frecuentemente, de central.

En cualquier posición, la solvencia estaba garantizada. Danny Blanchflower, el gran mediocampista del Tottenham Hotspur en aquellos días, no era el único con complejo de inferioridad. "Mis pies no piensan por mí, al contrario de lo que hacen los pies de John Charles", declaró. "Por eso mismo nunca podré ser tan gran futbolista como él".

La epopeya de este talento extraordinario se difundió por todo el continente y, tras los informes que presentaron los ojeadores de la Juventus, la entidad turinesa compró al jugador. Aunque lo lógico hubiera sido que el galés necesitara un periodo de aclimatación al fútbol italiano, Charles se convirtió en el autor del gol de la victoria en cada uno de tres primeros partidos con los bianconeri, contra el Verona (3-2), el Udinese (1-0) y el Genoa (3-2). El Juventus ganaría el título de liga en la temporada 1957 - 1958, y Charles, en su primerísima temporada, se proclamaría mejor jugador del año del campeonato italiano y su máximo goleador, con 28 tantos.

En la temporada siguiente quedó tercero en la pugna por el Ballon d’Oro. Su carrera con el Juventus le granjearía tres scudetti y dos Copas de Italia, por no mencionar 93 goles en 155 participaciones con el equipo. No obstante, las cifras no reflejan el hecho de que la Juve solía alternar a Charles entre el ataque y la defensa, y a menudo lo retrasaba a la zaga para defender una ventaja que él mismo había establecido.

Ciertamente, y a pesar de sus habilidades, Charles se hizo famoso por una deportividad a toda prueba, que le reportó el apodo de “Il gigante buono” ('el gigante bueno'). Su rechazo a reaccionar a las provocaciones o a emplear su formidable fuerza física para intimidar a los rivales propició que terminara su estancia de cinco años en la Serie A sin ninguna amonestación en su ficha, un compromiso con el juego limpio que siguió siendo el sello distintivo a lo largo de toda su carrera.

Mientras militaba en el Juventus, Charles alcanzó el pináculo de su carrera internacional en Suecia 1958 con la selección nacional de Gales, que participaba por primera y única vez hasta la fecha en la Copa Mundial de la FIFA. Los galeses aprovecharon al máximo la ocasión, superaron imbatidos la fase de grupos y se enfrentaron en la primera eliminatoria a Hungría, cuyas esperanzas sufrieron el duro revés de un gol de Charles a principios de la competición. Gales ganó por 2-1 y concertó una cita en cuartos con Brasil, pero su estrella se había lesionado y tuvo que presenciar desde las gradas cómo un gol de Pelé para la selección a la postre campeona del mundo eliminaba a los suyos.

Charles regresó al club Leeds United, en 1962. Sin embargo, pese a su enorme emoción por este fichaje y su posterior traspaso al AS Roma, muy pronto resultó evidente que sus mejores años pertenecían al pasado, aunque unos meses más tarde ficharía por el Cardiff City galés, donde terminaría su carrera como futbolista en 1966. En 1966 comienza su destacada labor técnica con el Hereford United FC hasta 1972.

En el 2002, ya como dirigente, se convirtió en vicepresidente de la Federación de Fútbol de Gales y, recibiría luego la Orden del Imperio Británico.

Palamarés

Clubes en los que jugó

Resultados en Clubes

Distinciones individuales

  • Máximo goleador de la Serie A Italiana en: 1957-1958 (28 goles).

Fuentes