Saltar a: navegación, buscar

John Mott

John Raleigh Mott
Información sobre la plantilla
Jhon123.jpg
Teólogo norteamericano
Nacimiento25 de mayo de 1865
Livingston Manor, New York, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Fallecimiento31 de enero de 1955
Orlando, Florida, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
NacionalidadEstadounidense
PremiosPremio NobelNobel de la Paz 1946

John Raleigh Mott. Teólogo y filántropo norteamericano. Cursó estudios de Filosofía en la Universidad de Cornell. Creó la Federación Universal de Estudiantes Cristianos, de la que fue presidente. Presidió además la Unión Cristiana de Jóvenes y el Consejo Ecuménico. En 1946 compartió el Premio Nobel de la Paz con E.G. Balch.

Síntesis biográfica

Nació el 25 de mayo de 1865 en Livingston Manor, Nueva York, único hijo varón de los cuatro que tuvieron John Mott y Elmira (Dodge). Muy pronto su familia se trasladó a Postville, Iowa, donde su padre se convirtió en un próspero comerciante de la madera y fue electo el primer alcalde de la ciudad.

Estudios

A los 16, el joven Mott matriculó en la Upper Iowa University, una pequeña preparatoria en Fayette. Fue un estudiante entusiasta destacándose en historia y literatura, y premiado en debate y oratoria.

En 1885 se trasladó a la Universidad de Cornell. Por esa época debería decidir su futuro entre ser abogado o comerciante de la madera como continuador del negocio de su padre. Pero sus ideas serían sacudidas al escuchar una conferencia brindada por J. Kynaston Studd, el 14 de enero de 1886. “-¿Buscan algo grande para sus vidas? Busquen primero el Reino de Dios!-”.

En 1891 John Mott se casó con Leila Ada White, de Wooster, Ohio, de esta unión nacieron cuatro hijos, dos varones y dos hembras.

Labor religiosa y ecuménica

En el verano de 1886 Mott representó a la Asociación Cristiana de Jóvenes de la Universidad Cornell en la primera conferencia internacional e interdenominacional de la historia de la YMCA.

En el evento, que reunió a 251 estudiantes de 81 institutos de diferentes partes del mundo, un centenar de jóvenes -incluyendo a John Mott, miembro de la Iglesia Evangélica Metodista- se comprometieron a trabajar en el campo misionero. Posteriormente,este grupo daría lugar al surgimiento del Movimiento de Estudiantes Voluntarios de las Misiones Extranjeras.

Durante los dos años siguientes de su estadía en Cornell, Mott presidió la ACJ, período en que se acrecentó el número de miembros de la Asociación y se planteó la creación de una Universidad propia de la ACJ.

En 1888 Mott se graduó como licenciado en Filosofía e Historia, formando parte de la Phi Beta Kappa, una sociedad honorífica fundada en 1776 para estudiantes universitarios con aptitudes académicas sobresalientes. Ese año tambien ingresa en YMCA, organización civil y voluntaria, que pretende promover los principios cristianos y que se solidariza con aquellas situaciones de injusticia social que impidan el desarrollo de las personas.

En septiembre de 1888 comenzó un servicio de veintisiete años como secretario nacional de la ACJ intercolegiales de los EE.UU. y Canadá, puesto que requería realizar visitas periódicas a los colegios para atender a los estudiantes en relación con las actividades cristianas.

Labor internacional

Durante este período, fue también presidente del comité ejecutivo del Movimiento de Estudiantes Voluntarios de las Misiones Extranjeras, Presidente de la Conferencia Misionera Mundial de Edimburgo en 1910, y presidente del Consejo Misionero Internacional.

Con Karl Fries de Suecia, organizó la Federación Mundial de Estudiantes Cristianos y en 1895 como su secretario general estuvo por un período de dos años de gira mundial, durante la cual se organizaron los movimientos estudiantiles nacionales en la India, China, Japón, Australia, Nueva Zelanda, algunos países de Europa y el Norte de Oriente. En 1912 y 1913, recorrió el Extremo Oriente, celebrando veintiún conferencias regionales en la India, China, Japón y Corea.

Desde 1915 a 1928, Mott fue secretario general del Comité Internacional de la ACJ y desde 1926 a 1937 presidente del Comité Mundial de la ACJ.

Durante la Primera Guerra Mundial, cuando la YMCA (ACJ) ofreció sus servicios al presidente Wilson, Mott se convirtió en secretario general del Consejo Nacional del Trabajo de Guerra, encaminando su labor sobre todo a proteger los derechos de los prisioneros de guerra en varios países por lo cual recibió la Medalla de Servicio Distinguido.

Trabajando para la ACJ mantuvo contactos internacionales en tanto las circunstancias lo permitieron y lo ayudaron a llevar a cabo tareas de socorro para los prisioneros de guerra en diversos países.

Declinó la oferta del Presidente Wilson para ser embajador en China, pero en 1916 se desempeñó como miembro de la Comisión Mexicana, y en 1917 como miembro de la Misión Diplomática de Rusia.

Obra

La obra de Mott es impresionante: Escribió dieciséis libros, cruzó el Atlántico más de un centenar de veces y el Pacífico catorce veces, con un promedio de treinta y cuatro días en el mar al año durante cincuenta años; entregado miles de discursos y presidiendo innumerables conferencias.

Premios y reconocimientos

Entre los premios honoríficos que ha recibido son: Condecoraciones de China, Checoslovaquia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Japón, Israel, Polonia, Portugal, Siam, Suecia y los Estados Unidos; seis títulos honorarios de las universidades de Brown , Edimburgo, Princeton, Toronto, Yale, Upper Iowa, y un nombramiento honorífico de la Iglesia Ortodoxa Rusa de París.

En 1946 recibió el Premio Nobel de la Paz en reconocimiento a su labor pacificadora y ecuménica.

Muerte

Mott murió en su casa en Orlando, Florida, el 31 de enero de 1955, a la edad de ochenta y nueve años.

Fuentes