Saltar a: navegación, buscar

José Ángel Malberti Delgado

(Redirigido desde «José Angel Malberti Delgado»)
Información sobre la plantilla
José Angel Malberti Delgado.jpg
NombreJosé Angel
Nacimiento4 de julio de 1854
BaracoaBandera de Cuba Cuba
Otros nombresJosé Angel Malberti Delgado
OcupaciónMédico

José A. Malberti Delgado. Ptriota, político y destacado neurólogo, fundador y director de una prestigiosa casa de salud para enfermedades nerviosas y mentales.

Síntesis biográfica

Nació en la ciudad de Baracoa, antigua provincia de Oriente, el 4 de julio de 1854. Luego de recibir allí la instrucción primaria, viajó a España en 1866 para cursar los estudios de bachillerato y los de la enseñanza superior. Esta última la concluyó en 1875, cuando se graduó de Doctor en Medicina en la Universidad de Barcelona. Tras obtener su título, decidió perfeccionar sus conocimientos con breves estancias en los principales establecimientos clínicos y hospitales de Europa, sobre todo los de París.

Trabajos realizados

De regreso a Cuba, se radicó en Baracoa para ejercer su profesión. Allí se le nombró Médico Municipal y Forense, función que desempeñó hasta 1878. Ese año, complicado en los preparativos del movimiento revolucionario conocido como «Guerra Chiquita», en la cual iba a ser Jefe de Sanidad Militar de Oriente, fue denunciado y se vio obligado a abandonar la Isla en una goleta en la que, luego de un tempestuoso viaje de dos semanas de duración, logró llegar a la ciudad estadounidense de New York, donde permaneció hasta el fin de la contienda en 1880. Cuando esto ocurrió, no se le permitió retornar a su ciudad natal. Confinado en La Habana, consiguió por concurso el puesto de tercer médico de la Casa de Enajenados (hospital de Mazorra), donde cobró tal firmeza su vocación por la Psiquiatría, que decidió aspirar más tarde a la plaza de segundo médico del mismo establecimiento. Para tener derecho a concurrir al concurso con ese fin, se tuvo que graduar de Doctor en Medicina también en la Universidad de La Habana. Con posterioridad a la consecución del cargo, fue ascendiendo poco a poco hasta lograr el de Director, el cual ejerció por espacio de 16 años. Su retirada de esa función no fue voluntaria, pues se debió a un Decreto de la Reina Regente de España firmado en 1894 en San Sebastián. En él se dispuso que por conveniencia del servicio debía cesar en su desempeño como Director del hospital. Luego se supo que el verdadero móvil de esa real orden obedecía a su indudable condición de separatista.

Trayectoria en Baracoa

Fue jefe conspirador del movimiento revolucionario armado que se denominó la “guerra chiquita ” que se inicio en 1894. Ponía en relación a los conspiradores y delegados con José Martí, quien desde La Habana dirigía aquel movimiento armado. Contaba con la simpatía de algunos comerciantes catalanes establecidos en la localidad; por medio de los cuales se conocía todos los movimientos del ejército Español, principalmente del gobernador militar, el coronel Asencio. El Dr. Malberti, burló la vigilancia de los espías del gobierno español en Baracoa y diariamente se comunicaba con Limbano Sánchez y sus fuerzas, desde una cueva al fondo del castillo de “Seboruco”. Realizó actividades conspirativas junto a patriotas como:

Mantenía una constante correspondencia con el Lugarteniente General Antonio Maceo Grajales, con quien tenía una gran afinidad desde la intentona de 1879.

Estancia en México

Complicado también en el movimiento revolucionario de 1895, se vio forzado a emigrar a México donde, para poder ejercer su profesión, revalidó su título en la Facultad de Medicina en 1896. Desde la nación azteca manifestó también su condición de activo conspirador y de infatigable luchador por la libertad de su patria. Durante su permanencia en territorio mexicano fue miembro de todas las agrupaciones revolucionarias allí organizadas; incluso fungió durante tres años como Presidente del Club Patriótico «Bartolomé Masó». La consideración que llegó a tener en ese país por sus méritos profesionales se pudo percibir en su elección como Secretario del Segundo Congreso Médico Panamericano, celebrado en la capital mexicana en 1897. También se le otorgó el nombramiento de Médico de la Compañía de Seguros «La Mutua», así como el de Médico Director de la Compañía «Pearson & Sons», contratistas de las obras del puerto de Veracruz, entre otros de mucha importancia.

Regreso a Cuba

Al término de la guerra de 1895-1898 regresó a Cuba y se radicó de nuevo en La Habana, donde se le dio el cargo de Presidente de la Junta de Patronos del Hospital de Dementes y se le designó Vocal de la Primera Junta Consultiva de Beneficencia Pública, adscrita a la Secretaría de Gobernación, y Secretario de la Junta de Salubridad, organizadas por el gobierno interventor. También fue electo Representante por la provincia de La Habana, en calidad de lo cual llegó a ocupar la Vicepresidencia de la Cámara en dos legislaturas y la Presidencia en una. Desde estos puestos desarrolló una serie de útiles iniciativas, todas relativas a la sanidad y a la organización de los servicios salud pública. En la Cámara de Representantes puso de manifiesto sus máximas aspiraciones en este sentido. Fue allí donde planteó y fundamentó la necesidad de reorganizar los hospitales y de poner a funcionar en la Facultad de Medicina de la Universidad la Cátedra de Enfermedades Nerviosas y Mentales y fue allí donde presentó un total de 18 proyectos de Ley, entre las que sobresalen la "Reorganización de los médicos forenses en la República"; la "Ley General de Sanidad» y la «Fundación de la Secretaría de Sanidad y Beneficencia"

Fuentes

  • Pichardo Viñals, Hortensia. “Documentos para la historia de Cuba”. Instituto cubano del libro. La Habana 1971.t.1. p.5-28
  • [1]
  • [2]
  • [3]