Saltar a: navegación, buscar

José Hurtado de Mendoza

José Hurtado de Mendoza
Información sobre la plantilla
José hurtado de mendoza 2 (Small).jpg
Pintor e ilustrador cubano
NombreJosé Hurtado de Mendoza
Nacimiento26 de marzo de 1885
Trinidad, Sancti Spíritus, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento27 de junio de 1971
La Habana
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
OcupaciónPintor
FamiliaresSobrino de Benito Pérez Galdós
PremiosMedalla de Oro y el Gran Premio en Exposición Iberoamericana de Sevilla en 1929

José Hurtado de Mendoza. Incursionó en la pintura, la cerámica, la escenografía, y la arquitectura; fue marino de Academia, preso político durante la dictadura de Machado, y uno de los primeros firmantes del Grupo Minorista, profesor de aviación, piloto en la segunda Guerra Mundial, antifascista declarado, fundador de las milicias tras el triunfo de la Revolución Cubana, y caricaturista.

Síntesis biográfica

Nacido en Las Palmas (Islas Canarias), España el 26 de marzo de 1885. Por circunstancias familiares vive sus primeros años en Trinidad y al ser sus padres deportados por el gobierno colonial, vuelve a su ciudad natal en Las Palmas Hace sus estudios artísticos en esa nación, y luego los complementa en París y los Estados Unidos. Realiza exposiciones personales de su obra y participa en numerosas exposiciones colectivas, entre las que se destaca la Exposición Iberoamericana de Sevilla en 1929, donde obtiene Medalla de Oro y el Gran Premio.

Según Juan Marinello:

”Su estampa se hizo familiar en la Habana de entonces, paseaba la ciudad a grandes trancos, con trajes deportivos de impresionante factura, la pipa marinera, y a la diestra un perro de talla gigantesca. Fueron los días de la charla libérrima, del comentario a gritos, de la cordial exageración, del despilfarro vital. Y en esa cuerda, nadie cedía a Pepe Hurtado…”

Incursiona en la caricatura política con sus “Cuentos Siboneyes” que fustigaban al régimen machadista, compitiendo en “Karikato” y “La Semana” con el mítico “Bobo” de Abela. Sus dibujos humorísticos representaban a los primitivos indígenas cubanos comentando una situación político-social nada precolombina y bastante explosiva. También significativa era la presencia en los dibujos de un perro –por suerte entonces eran mudos--, al que llamaban “Mabuya” (Satanás, en lengua taína).

Para la historia quedan también sus escenografías de obras como “La Rebambaramba” y “El milagro de Anaquillé”, ambas piezas musicales de Amadeo Roldán; así como murales de cerámica.

Muerte

Muere en La Habana, el 27 de junio de 1971.

Obras

Fuentes