Saltar a: navegación, buscar

La Jíbara (Puerto Padre)

La Jíbara
Información sobre la plantilla
Localidad de Cuba
EntidadLocalidad
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaLas Tunas
 • MunicipioPuerto Padre
Superficie 
 • Total0,13 km²
Jibara.jpg
La Jíbara. Es uno de los poblados más pequeños de Puerto Padre en la provincia Las Tunas; ubicado al norte del poblado de Vázquez en el Consejo Popular Pozo Prieto.

Ubicación

La Jíbara se encuentra ubicada en los 21o 16´37´ de latitud y 76o 42´25´ de longitud, se comunica a través de una carretera, a una distancia de 25 Km hasta la cabecera municipal.

Limita al norte y al este con la Bahía de Malagueta, al sur y oeste con una zona forestal.

Posee una extensión territorial de 0.13 Km2. Se encuentra ubicado en la llanura del Sur Camagüey-Las Tunas, a una altura de 20.0 m sobre el nivel medio del mar.

Historia

Quizás sea el lugar donde cada familia del citado lugar tenga un pedacito de historia que contar. Rica en anécdotas y leyendas que hacen reír a los más serios y temblar a los más valientes.

Por años; antes y después del 1 de enero de 1959 esta playita de pescadores ha servido para pasar las vacaciones a cientos de pobladores de Vázquez y sus alrededores. A este lugar se accede por ferrocarril, terraplenes o por vía marítima; esta última menos empleada que las otras.

El nombre con que se conoce hoy este poblado parece perdido en la memoria de los primeros pobladores de la zona, quienes aseguran que Cayo Ladrillo, La Jíbara y La Jibarita ya se nombraban así a su llegada, otros cuentan historias de Perras Jíbaras con leyendas espeluznantes o formidables, contadas de generación a generación

Cuentan que el poblado que hoy se conoce como La Jíbara estaba entonces ubicado en la parte que hoy ocupa el Centro de Estímulo (plan vacacional Punta Picua) según los historiadores y personas conocedoras del tema coinciden en que las primeras familias pobladoras del lugar fueron Domingo Pelayo cuyo segundo apellido no se pudo precisar, Gerardo Reyes Leyva que residía en una casita de madera construida en lo que hoy se conoce como Punta Picua y que en el pasado era nombrada la Jíbara. En las cayerías próximas al litoral, específicamente en la salina La Iguana vivía además Juan Hernández a quien cariñosamente nombraban: Juan El Isleño.

Para trasladarse hacia este cayo junto con sus obreros los que laboraban en la salina de su propiedad y algunos conocidos y familias poseía una embarcación llamada La Flecha, solo existían entonces esta y otra embarcación nombrada La Jibarita propiedad de Gerardo Reyes Leyva. Cuentan además que existieron dos bares antes del 1ro de enero de 1959; uno ubicado en la playa conocida hoy como Punta Picua y el otro en el actual asentamiento de pescadores nombrado La Jíbara.

El 23 de mayo de 1870 llega a la ensenada de Malagueta la expedición del vapor "George B. E. Upton" con 77 hombres para incorporarse al Ejército Libertador. Formaron el Batallón "Cazadores de Hatuey."

El 28 de julio de 1953 se efectuó una reunión en esta playa con el objetivo de incorporarse a la lucha y apoyar cualquier acción posterior al Asalto al Cuartel Moncada.

El 24 de noviembre de 1984 se captura un tiburón de 1 410 libras frente al Canal de Punta Piedra, lugar que constituye la entrada a la bahía donde está situada la Jíbara

Características

Predominan en esta zona costera un grupo de bahías de bolsas que conforman la bahía llamada Malagueta. Sus costas son ricas en manglares que sirven de hábitat a diferentes especies marinas y aves. Sus aguas poco profundas terminan en esteros en los que el fango es empleado en terapias por algunos conocedores del tema.

La mayor parte de su territorio está cubierto de bosques, característicos de las regiones costeras donde abundan árboles maderables que constituyen fuente de maderas preciosas entre los que se destacan la Vera, el Guayacán, el Aite y el Ácana entre otros, algunos de ellos en peligro de extinción.

Integran su paisaje cuatro elevaciones que se distinguen por su belleza: la loma de la Jíbara, la de La Jibarita, la de La Papaya y la de Punta Picua.

El litoral es irregular y en algunos lugares hay arena seguido de puntas formadas por piedras llamadas diente de perro debido a su estructura puntiaguda.

La temperatura media anual es de 25.5o C, la máxima media de 31.3o C, y la mínima media anual es de 20.4o C.

Desarrollo económico

Desde tiempos pasados su mayor fuente económica es la pesca tanto de cangrejos como pescados de diferentes especies.

En la actualidad hay una cooperativa pesquera y un plan vacacional con cabañas que pertenecen al "Complejo Agroindustrial Antonio Guiteras" y a la “Empresa Cultivos Varios” que lleva el mismo nombre, por lo que la recreación es otra de las fuentes económicas del poblado.

En un tiempo se situaron carboneras y se explotó ese recurso proveniente de los bosques. Con el paso de IKE esta comunidad se vio fuertemente afectada y en la actualidad se ven signos de recuperación.

Desarrollo social

El nivel cultural de los pocos pobladores del lugar ha ido en aumento dependiendo del interés que muestren los mismos por su superación aunque la mayor parte de sus integrantes son personas retiradas con calificaciones diversas.

EL servicio eléctrico beneficia el 97.4% del área que ocupa el asentamiento poblacional en el que ahora viven alrededor de 49 habitantes.

El servicio telefónico beneficia la localidad y el transporte por ferrocarril está asegurado.

Tienen servicio de cabañas que funciona todo el año en el plan vacacional y una unidad de servicios gastronómicos ubicada en Punta Picua.

Esta pequeña población tiene servicios médicos asegurados.

Educación

Por las características del lugar y la escasa población con que cuenta no hay escuelas primarias en la localidad pero se albergan en las cabañas del plan vacacional personas de distintas partes de la provincia Las Tunas que pertenecen al Ministerio del Azúcar (MINAZ) con el fin de pasar cursos de adiestramiento en algunos oficios y disciplinas importantes para el desarrollo de esta entidad en la provincia.

Cultura

Los festejos propios del verano que se desarrollan a lo largo de la temporada vacacional son esperados por todos los habitantes de esta comunidad, en ocasiones especiales los vecinos de poblados aledaños viajan a la Jíbara para efectuar actividades que van desde la simple visita al recreo sano que significa un día de sol bañado por las saladas aguas de la bahía.

Durante algún tiempo funcionó en esta localidad costera una sala de video que alcanzó renombre por la calidad del servicio prestado.

El hábito de escuchar música mexicana y las tradicionales serenatas son manifestaciones culturales que hacen a este pueblito exclusivo.

Tradiciones

Las tradiciones fundamentales de este poblado son los platos confeccionados con pescado, mariscos y cangrejos. Es además una tradición de este poblado los paseos en botes a lo largo de la bahía, la pesca, la fotografía de sus paisajes y por las tardes reunirse frente al mar para contar las vivencias ocurridas durante el día o alguna que otra historia vivida por los antiguos pobladores del lugar y que constituyen leyendas.

Deporte

Las competencias de natación, las carreras de botes, la pesca deportiva en distintas modalidades y varios tipos de deportes náuticos constituyen las actividades deportivas predilectas de la población del lugar y las personas que lo visitan. Los juegos de mesa entre los que se destacan el dominó, las cartas, el ajedrez y el parchis son además otras actividades deportivas que llenan los ratos libres.

Enlaces relacionados

Fuentes

  • Atlas de Cuba 1978.
  • Departamento Asistencia Médica Dirección Municipal de Salud Puerto Padre
  • Departamento Estadístico Dirección Municipal de Educación Puerto Padre.
  • Carralero Bosh, Ernesto. Cronología de Puerto Padre. Editorial Sanlope. Las Tunas. 2001.
  • Censo de población y viviendas, 2002. Nomenclador nacional de asentamientos humanos. Provincia Las Tunas. Editado en 2007.