Los siete sellos

Los Siete Sellos del Apocalipsis
Información sobre la plantilla
Siete sellos.jpg
Siete Sellos.
Nombre original:Los Sellos en la Biblia.
Categoría:Sagrada Escritura.
Soporte:papiro/papel.
Idioma:hebreo


Lo Siete Sellos del Apocalipsis: Es un rollo con siete sellos, que serán abiertos antes del regreso de Jesucristo donde se plantean los juicios de Dios, que se vuelven peores y más devastadores al acercarse al fin de los tiempos. Los mismos se describen en el revelador y profético libro del Apocalipsis, que en su mayoría se compone de una serie de visiones con una cantidad de elementos simbólicos cuyo contenido no se comprende inmediatamente.

Apocalipsis

Este libro encierra en sí, la Palabra escrita de Dios, lo que conocemos como el Nuevo Testamento, que refleja una Palabra viva y liberadora, pero que no fue del todo comprendida por los judíos y los cristianos creyentes de esa época. Simboliza el Plan de Dios, y su proyecto de vida para la humanidad. De ahí los misterios de los sellos porque ahí se encuentra el sentido definitivo y el proyecto de Dios, y por ende no se pueden entender sin la ayuda del único ser de la Creación que puede leerlo. Sólo con Jesús podemos comprender plenamente las Escrituras. En efecto, muchas profecías del Antiguo Testamento hablan de aquel que dará pleno cumplimiento al Plan de Dios y a la salvación humana. Así que el texto presenta a Jesús, pero también en forma simbólica.

Es válido dejar claro que, la Biblia está escrita a base de metáforas para representar eventos pasados, presentes o futuros, por lo que éstas no deben interpretarse literalmente. Según el apóstol San Juan, es transportado al Cielo, a la morada divina donde ve a Dios lleno de luz y Gloria, pero no puede ver su rostro; es que el Señor no puede ser conocido plenamente por ningún humano. Rodean el trono otros veinticuatro, que representan a los 12 patriarcas del Pueblo de Israel, cabezas de sus doce tribus, y a los apóstoles de Jesús.

Los Sellos

Las Escrituras describen los cuatro primeros sellos y sus significados usando lenguaje simbólico; son representados como mensajeros montando caballos de diferentes colores. Los primeros cuatro de los siete sellos son conocidos como ¨Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis¨. Según se plantea, el primer sello introduce al anticristo (Apocalipsis 6:1-2). El segundo sello causa una gran guerra (Apocalipsis 6:3-4). El tercer sello causa una hambruna (Apocalipsis 6:5-6). El cuarto sello trae plagas, más hambre, y más guerra (Apocalipsis 6:7-8).

  • El primer sello: un caballo blanco

En Apocalipsis 6:2, el apóstol Juan describe el primer sello como “un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer”. Y, si hacemos un paralelo entre los sellos de Apocalipsis y los eventos que Cristo predijo en el tan conocido Sermón del Monte, es evidente que este primer jinete representa el engaño.

  • El segundo sello: un caballo bermejo

Al abrirse el segundo sello, Juan observa “otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada” (Apocalipsis 6:4). Este pasaje nos remite a Mateo 24, donde Cristo revela que en los últimos tiempos se oirá “de guerras y rumores de guerras” y “se levantará nación contra nación”.

  • El tercer sello: un caballo negro

El apóstol describe el tercer sello diciendo: “miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino”. Este caballo es la representación gráfica del hambre que Jesucristo predijo para los tiempos previos a su regreso (Mateo 24:7).

  • El cuarto sello: un caballo amarillo

Por último, Juan describe el cuarto jinete en Apocalipsis 6:8: “Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra”. Este representa las pestes que Jesús mencionó en Mateo 24:7, que también precederían su segunda venida. Sin duda los acontecimientos representados por los primeros cuatro sellos, han estado ocurriendo desde hace ya algún tiempo. Pero, siendo señales de la segunda venida de Cristo y “principio de dolores” (Mateo 24:8), estas aterradoras circunstancias empeorarán aún más en los tiempos del fin.

  • El quinto sello: tribulación

El quinto sello hace referencia a las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos” (Apocalipsis 6:9-11).

-La visión del quinto sello simboliza la Gran Tribulación que tendrá lugar antes de la Parusía y que estará principalmente dirigida a los descendientes físicos de Jacob y al pueblo fiel de Dios. En él, se hace referencia a aquellos que serán martirizados por su fe en Cristo durante el tiempo del fin.

  • El sexto sello: señales cósmicas

Con este sello Juan presencia “un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar” (Apocalipsis 6:12-14). Estos eventos sobrenaturales ya se habían revelado como señales de la llegada del Día del Señor desde mucho antes. El profeta Joel describió este tiempo como un “día de tinieblas y de oscuridad, (Joel 2:2; 3:15-16). Y, cuando estos asombrosos acontecimientos ocurran, la humanidad entenderá que pronto Dios castigará al mundo entero por haber desobedecido sus leyes.

  • El séptimo sello: la ira y misericordia de Dios

La descripción del séptimo sello, es conocido también como “el Día del Señor”, ya que este sello es el tema principal del libro del Apocalipsis, donde se representa tanto “la ira del Cordero” (Apocalipsis 6:16), que Cristo dejará caer sobre la humanidad por haber desobedecido la ley de Dios, como la misericordia de Dios, que el Padre mostrará enviando a su Hijo para establecer el Reino de Dios en la tierra.

Los sellados

-Es importante señalar, que antes de que el séptimo sello sea abierto, Dios sellará a un grupo de 144.000 personas, que representan a las 12 tribus de Israel, y a otra “gran multitud”, descrito así en (Apocalipsis 7:3-4, 9).

La palabra “sellados” que se utiliza para describir a estas personas, significa de alguna manera “timbrar” o “marcar por seguridad”, y es utilizada para describir a los cristianos y creyentes sellados con el Espíritu Santo de la promesa y para el día de la redención. En otras palabras, los fieles seguidores de Dios serán protegidos del castigo que pronto caerá sobre el resto de la humanidad, que permanece en rebeldía contra Dios.

Conclusiones

El libro del Apocalipsis encierra en sí, una secuencia de pasajes y juicios que están enlazados unos con otros, y por ende, los sellos no iban a ser la excepción, ya que responden a serie de eventos que deben suceder para lograr alcanzar la meta final. Esto es lo que sucede al abrirse el séptimo sello, que tiene como cometido hacer sonar las siete trompetas del Apocalipsis, que representan los castigos de Dios para la humanidad, y posteriormente, la séptima trompeta introduce las siete copas de ira reflejado en (Apocalipsis 11:15-19; 15:1-8). La apertura de los siete sellos, es la primera de las tres etapas en las que se divide la gran tribulación.

Fuente

  • Escritura tomada de la Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.
  • [1].
  • [2].
  • [3].