Saltar a: navegación, buscar

Fe

Fe
Información sobre la plantilla
Fe.jpeg
Concepto:Aceptación gratuita de la veracidad de tal o cual fenómeno.
Fe. Etimológicamente fe viene de pistis (griego) y fides (latín) que significan confianza, seguridad en la palabra del otro. La fe es la aceptación gratuita de la veracidad de tal o cual fenómeno. La fe ciega en lo sobrenatural (Dios, ángeles, demonios, etc.) constituye una parte componente de toda religión. En este sentido, la fe no se diferencia de la superstición. La fe religiosa se halla contrapuesta al saber. No obstante, muchos filósofos idealistas intentan conciliar fe y saber o colocan la primera en el lugar del segundo. En el sentido corriente de la palabra, fe es la seguridad que se tiene en conclusiones científicas e hipótesis que en el momento dado aún no pueden ser demostradas experimentalmente. Semejante fe se apoya en el saber ya logrado y comprobado en la práctica.

Concepto

La palabra fe proviene del latín fides, que significa creer. La fe es un término propio de la religión que se refiere al acto de creer ciegamente en algo, ya sea en una deidad o en un conjunto de asuntos propios de la religión en cuestión. La creencia propia de la fe hace del asunto creído algo tan fuerte que adopta el carácter de verdadero, aún sin ser comprobado. La fe puede comprenderse también como aquella actitud, que incluye tanto voluntad como intelecto, de totalidad del ser que se dirige a algo divino o a una entidad suprema.

La fe, por otra parte, es la aseveración de que algo es cierto, o el documento que certifica la veracidad de algo.

El concepto de fe puede utilizarse en combinaciones con otras palabras: la buena fe se refiere a la rectitud, a la honradez y al comportamiento honesto; la mala fe, en cambio, incluye malicia y alevosía. También puede mencionarse a la fe de erratas, que es una lista de errores que publican los libros o los medios de comunicación con una enmienda que el lector debe tener en cuenta.

Religión

La fe suele ser la base de las religiones, ya que los creyentes depositan su confianza en una serie de postulados que les son dados.

Para las religiones en general, sea cual sea su naturaleza, la fe se comporta como algo fundamental; sin la fe de sus fieles, las creencias dejarían de serlo, desvaneciéndose y permitiendo que la religión se desmoronase. Lo anterior, debido a que algo básico de todas las religiones es que hay cuestiones que sólo se creen, asuntos que los creyentes aceptan sólo por que su religión lo afirma, adoptándose como una creencia tan verdadera como aquellos asuntos comprobables a través de la historia o la ciencia.

Catolicismo

La religión Católica incluye la fe como una de las tres virtudes teologales, colocándola incluso en el primer lugar, con las que la Iglesia asiente la revelación de Dios.

Una definición de fe es posible de encontrar en la Biblia .Dicha definición se encuentra en Hebreos 11:1 y dice lo siguiente:

“Es, pues, la fe la certeza de los que se espera, la convicción de lo que no se ve”

Se trata de uno de los pilares fundamentales de la religión Católica, comportándose como uno de los motivos, o incluso el más importante que ha permitido mantener a la Iglesia, como institución, en pie durante tanto tiempo.

Factores

Entre los factores que intervienen en la fe, aparecen la razón, la moral y las emociones.

Fuerza racional

La fuerza racional surge cuando la fe nace de un postulado y se la combina con evidencias del pasado. Así pues, dará como resultado una fuerza interior cauta, que procurará asegurarse de que las condiciones son las ideales, y sobre todo y lo más importante, posee dominio de la razón sobre sus actos.

Fuerza moral

La fuerza moral, en cambio, interviene en aquella fe que surge por algún tipo de temor a ser castigado o por el deseo de obtener una recompensa prometida. Es lo que una persona sostiene en el medio social de la vida cotidiana.

Si la fe no nace como fuerza interior, sino que sencillamente uno acepta directamente la autoridad de una persona por algún tipo de temor mórbido a ser castigado o por ganar la recompensa prometida. En este caso la fuerza nace de la propia voluntad de la persona. Este tipo de sumisión, tiene a largo plazo, y de violarse la promesa inicial (bien las pautas por las cuales se castiga o las pautas por las cuales se premia), al agotamiento y pérdida de la fe y/o la pérdida absoluta de la sumisión. Caso de que la persona persista en sostener esa fe aún más allá de la pulsión que le permita someterse, se corre el riesgo de enfermar. Si estas bases no se violan, la persona continuará sana y satisfecha de observar que su esfuerzo sirve de algo (bien para no ser castigado y/o bien para ser premiado, las mismas bases que se usan en el adiestramiento de cualquier otro animal). De esta sumisión nace la fe como doctrina religiosa.

Fuerza emocional

La fuerza emocional hace referencia a la fe que nace de un deseo y que aporta a la autoestima y dignidad de una persona.

Fideísmo

El fideísmo es una doctrina que suplanta el saber por la fe o que, en general, asigna cierto valor a la fe. En una u otra medida, el fideísmo es propio de todas las teorías idealistas y expresa que la ciencia se subordina a la religión.

Fuentes