Saltar a: navegación, buscar

Orlando González Ramírez

(Redirigido desde «Mártir Orlando González Ramírez»)
Orlando González Ramírez
Información sobre la plantilla
Orlando González Ramírez.JPG
Combatiente Revolucionario
NombreOrlando González Ramírez
Nacimiento23 de diciembre de 1938
Central “Algodones”, Majagua, Ciego de Ávila, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento27 de diciembre de 1958
El Calvario, Chambas, Ciego de Ávila, Bandera de Cuba Cuba
Orlando González Rámirez. Combatiente revolucionario que supo ofrendar su preciosa vida por la causa justa de la Libertad de su Patria.

Biografía

Nació el 23 de diciembre de 1938 en el central “Algodones”, poblado de Majagua, provincia de Ciego de Ávila, y que hoy lleva su glorioso nombre “Orlando González Ramírez”, tanto el poblado como el Central Agroindustrial.

De procedencia muy humilde, sus padres Miguel y Catalina, él y sus hermanos vivieron en la etapa difícil de miseria y explotación sufrida por nuestra patria durante la republica neocolonizada.
Era el segundo hermano, niño menudo y enfermizo debido a la afección asmática que padeció desde pequeño.

Infancia y Juventud

Las primeras letras las aprendió con unas vecinas que le dieron clases. Posteriormente ingresa en la escuela pública “Máximo Gómez” en el batey del central donde alcanza el sexto grado en 1950. Muy preocupado por los estudios anhelaba siempre conocer algo nuevo pero las limitaciones económicas de la familia no le permitieron continuar los estudios. Poseía un temperamento intranquilo, pero siempre fue respetuoso y constante en cualquier tarea o trabajo, callado y de ideas firmes, alegre, amable y expresivo. Por su figura agradable sus compañeros le decían “Lindacoy” sobrenombre que aceptaba sin disgusto.
La explotación, el hambre, la miseria, la falta de médicos, escuelas, los abusos y atropellos de aquella corrompida sociedad forman el ambiente en que se desenvuelve el adolescente Orlando quien tiene que ayudar a los suyos como limpiabotas, vendedor de periódicos, empleado de limpieza en el cine del central, dependiente en el kiosco “centinela” de esa localidad; trabajo que realizaba con todo esmero para lograr mayores ganancias.

La lectura era su dedicación preferida pues en sus horas libres leía todo lo que encontraba a su alcance. Así le nació su alma de poeta: compuso versos y amo la vida; los poemas que escribía los guardaba en una libreta o los regalaba. El béisbol fue su otra afición preferida, integraba los equipos con muchachos del batey que practicaban este deporte.

Hacia 1957 comienza a trabajar como operador de tractor de esteras en la finca “San Manuel” donde su padre había sido obrero y por esa etapa administrador de la misma; el joven Orlando auxiliaba a su padre llevándole los controles y se relaciona con los obreros a quienes apoya en sus demandas.
Siempre mantuvo la idea perenne de incorporarse al Ejército Rebelde en la Sierra Maestra o a las columnas invasoras. Se trato de aplazar su incorporación por la enfermedad que padecía pero cuando conoce que el comandante Ernesto Che Guevara era asmático su decisión se hizo más firme para combatir a la tiranía directamente.

Su muerte

Su primer intento para alzarse lo hace por la zona del Jíbaro, pero al no lograr el contacto regresa para Algodones.
Cuando la Huelga del 9 de abril, la cual fracasa en la zona, propicia junto a otros compañeros el paro de los cortes de caña en la finca San Manuel.
Error al crear miniatura: Falta archivo
Pullober de Orlando
Orlando no cedía en el empeño de alzarse, conoce entonces la determinación a incorporase de Genaro Ortega, Nieves Montano y Raúl Barbosa y por decisión propia parte junto a estos compañeros. Utilizaron para trasladarse el automóvil de Nieves Montano y ocultos en el chasis llevaban algunas armas que habían recolectado. Se dirigieron hacia Florencia por la carretera de Morón a Falla y al llegar al puente situado en la loma de El Calvario observan que este estaba destruido y rodeado de soldados de la tiranía. Deciden regresar por la misma carretera y antes de arribar a Falla fueron detenidos por un carro patrullero que venia en dirección opuesta, en este viajaba el esbirro de la dictadura Ebelio Nodal quien conocía a Genaro Ortega por sus actividades revolucionarias este lo señala manifestando que si no se había alzado se iba a alzar.
La soldadesca comienza el registro y Nieves Montano da la vuelta por la derecha del carro al parecer con la intención de tomar un arma inmediatamente le disparan, Orlando al verlo herido trata de auxiliarlo y es ultimado también así como el resto de sus compañeros, el cual recién había cumplido sus 20 años que supo ofrendar su preciosa vida por la causa justa de la Libertad de su Patria, un 27 de diciembre de 1958.

Golpe de estado

El golpe de estado perpetrado por el dictador Fulgencio Batista el 10 marzo de 1952 hacen comprender a Orlando que la situación del país se tornaría aun más difícil. Según testimonio de su madre, le expresa ese día: “Mami, si tu fueras como Mariana, la madre de los maceos...”.
Como consecuencia de este hecho se comienza a manifestar en las inquietudes revolucionarias. Hacia el año 1956 empieza a laborar como obrero agrícola en la colonia “Rincones” cercanos al central.

El desembarco del Yate Granma

El 2 de diciembre de 1956 fue la clarinada de la generación del centenario para continuar la lucha armada como única vía para la liberación definitiva de nuestra mancillada isla. A partir de esos momentos Orlando González es captado para colaborar en la lucha clandestina.
En el central “Algodones” y sus alrededores se habían organizado algunas células del M 26-7 que si bien no contaban con la debida dirección y orientación si desarrollaban actividades conspirativas de acción, propaganda y sabotaje. Aunque no había una interrelación entre estas, aquellos jóvenes estaban embuidos por el fervor revolucionario y el deseo de luchar por la patria, esto lo llevaba a veces a realizar tareas o acciones sin previa coordinación, ni orientación con uno u otro grupo dado a lo difícil de la situación en aquellos momentos.
Orlando se integró al grupo donde se encontraba Lino Gilberto Santos, pero realizaba acciones con otros compañeros de lucha. Efectuaban diversas actividades revolucionarias contra la dictadura; Entre ellos el era muy activo, responsable y con muchos deseos de enfrentarse a la dictadura. Para la coordinación de algunas de estas misiones se reunían en la herrería de Julio Silueta Méndez. Las primeras actividades que realizó Orlando fue la venta de bonos del M 26-7 y del Directorio Revolucionario, distribución de propagandas, preparar perdigones y confeccionar tachuelas y grampas. Participa activamente en la labor agitación y propaganda durante la huelga azucarera de 1956 y sabotaje al tendido eléctrico y otras acciones.

Ver además

Fuentes

  • Síntesis histórica de Majagua.
  • Colaboración del museo municipal de Majagua.
  • Colaboración del Joven Club de Majagua.