Mary Quant

Mary Quant
Información sobre la plantilla
Mary Color.jpg
Diseñadora Británica
Nacimiento11 de febrero de 1934
Londres, Bandera de Inglaterra Inglaterra
NacionalidadBritánica
OcupaciónDiseñadora británica


Mary Quant. Diseñadora de moda británica, su nombre adquirió fama internacional en los años sesenta, con la creación de la minifalda.

Síntesis Biográfica

Mary nació en Londres el 11 de febrero de 1934, Representó una moda informal destinada a los jóvenes, sus modelos se difundieron a escala industrial.Estudió en el "Goldsmith's College of Art" en Londres. Allí conoció a Alexander Plunket. Se casaron en 1957 dos años después de abrir la primera tienda Bazaar en la "King's Road" en Londres. En sociedad con Archie McNair.

Este talentoso trio impusieron un nuevo estilo en la venta de ropa para gente joven e hicieron del King's Road una mundialmente famosa atracción turística del que todavía se recuerda. Al inicio vendieron ropa diseñada por otros, pero debido a la falta de conocimiento que tenían estos acerca de las necesidades de los clientes jóvenes, fracasó. Empezó a diseñar su propia ropa.

Estaba tan en línea con movimiento del momento que enseguida empezó a vender todos sus diseños. Si ella originó la mini-falda es ahora una pregunta menos importante. Es ella quién ciertamente popularizó su uso en la Gran Bretaña y en los Estados Unidos de Norte América. Junto a su marido Alexander Plunket Green, abrió la primera boutique en Kings' Road, llamada Bazaar. A continuación, durante la década de 1960, abrió más de cien nuevas tiendas en Londres, la más famosa de ellas en Carnaby Street.

Estilo

Su estilo extremadamente sencillo y colorista, identificado por el símbolo de la margarita, contrastó con la seriedad de la moda imperante. Además, promovió un nuevo arquetipo de mujer joven y delgada, encarnado a la perfección por la esquelética modelo Twiggy.

Trayectoria de Mary

Mary Quant lanzó la minifalda (aunque su paternidad se la disputan Quant y el modisto francés Courrèges), las medias estampadas, las botas altas por encima de las rodillas, los pantalones de campana, los tops calados y los impermeables de colores chillones, además de diversas líneas de perfumería y cosméticos. Gracias a sus precios asequibles y a su estilo juvenil y rebelde, consiguió un impresionante éxito comercial.

Si bien fue la minifalda la que la hizo mundialmente famosa, fue su línea de cosméticos la que le reportó más dinero. El esmalte de uñas azul y el delineador de ojos plateado pasaron a ser los productos más buscados de la diseñadora que había declarado la muerte del buen gusto y había dicho que la vida estaba "en lo vulgar". Quant también se dedicó a diseñar lencería, sombreros y paraguas para diferentes marcas. En 2000, su empresa fue absorbida por una firma japonesa.

En el 2004 aunque siguió en el mundo de la moda, Quant no volvió a disfrutar de la enorme popularidad que obtuvo en los 60. Sin embargo, los locales de su empresa, Mary Quant Ltd., se expandieron por las principales capitales del mundo: Londres, Nueva York, París y Tokio. Sólo en la capital japonesa, la compañía tiene 235 boutiques.

Actualidad

Hace cuatro años Mary se convirtió en abuela, cuando su único hijo, Orlando, tuvo a Lucas Alexander. Con sus 70 años, vive en las afueras de Londres y trabaja como consultora de la empresa que lleva su nombre. Mantiene el peinado del estilista Vidal Sassoon que fue su marca registrada y conserva el mismo aire ingenuo con el que revoluciono la moda en la década de 1960. Su gran frustración, ha dicho, es no haber visto a la ex primera ministra Margaret Thatcher luciendo una de sus creaciones.

Fuentes