Saltar a: navegación, buscar

Margaret Thatcher Artículos Destacados

Artículo destacado

Margaret Thatcher
Información sobre la plantilla
Margaret Thatcher.jpg
Apodada "La Dama de Hierro"
Primer Ministro  del Reino Unidos de la Gran Bretaña e  Irlanda  del Norte
Primera Ministra del Reino Unido
4 de mayo de 1979 - 28 de noviembre de 1990
MonarcaIsabel II
PredecesorJames Callaghan
SucesorJohn Major
Datos Personales
NombreMargaret Hilda Thatcher
Nacimiento13 de octubre de 1925
Grantham, Lincolnshire, Bandera del Reino Unido Reino Unido
Fallecimiento8 de abril de 2013
Londres, Bandera del Reino Unido Reino Unido
Alma materUniversidad de Oxford
OcupaciónQuímica y abogada
Partido políticoPartido Conservador
TítulosBaronesa Thatcher de Kesteven
CónyugeDenis Thatcher
HijosCarol Thatcher
Mark Thatcher

Margaret Thatcher. Primer Ministra del Reino Unido (desde el 4 de mayo de 1979 al 28 de noviembre de 1990). Su firmeza para dirigir los asuntos de Estado, su estricto dominio sobre los ministros de su gabinete y su fuerte política monetarista le valieron el sobrenombre de «La Dama de Hierro».[1]

Ha sido la primera mujer que ha desempeñado el cargo de Primer Ministro del Reino Unido,[2] así como el jefe del ejecutivo que más tiempo ha estado en el cargo en los últimos 150 años. Fue invitada al Club Bilderberg antes de que fueran electa al más alto cargo gubernamental en Gran Bretaña.[3]

Aplicó un radical programa de privatizaciones y desregulación, quitó poderes a los sindicatos, redujo los impuestos e introdujo los mecanismos de mercado en la salud y la educación.

Su Ministro de Asuntos Exteriores durante muchos años, Sir Geoffrey Howe renunció a su cargo en noviembre de 1990 en protesta por la actitud de Thatcher hacia Europa.[4]Su discurso de dimisión abrió una profunda crisis en el partido que finalmente llevó a la caída de Margaret Thatcher a fines de ese mismo mes.

Biografía

Margaret Hilda Roberts nació el 13 de octubre de 1925 en la localidad de Grantham, condado de Lincolnshire, Inglaterra. Su padre era Alfred Roberts llegó a ser concejal de su pueblo.

Margaret Thatcher estudió en la escuela femenina Kesteven y posteriormente en la institución educativa de Somerville, ingresando en la Universidad de Oxford en 1944 para estudiar química. Se convirtió en presidenta de la Asociación Conservadora de la Universidad de Oxford en 1946, la tercera mujer en acceder al puesto. Se graduó y comenzó a trabajar como investigadora química para British Xylonite y después para J. Lyons and Co., donde ayudó a desarrollar métodos para la conservación de helados.[5]

En 1951 se casó con Denis Thatcher, un alto ejecutivo de la industria petrolífera. Margaret se licenció como abogada en 1953, el mismo año en que nacieron sus hijos gemelos Carol Thatcher y Mark Thatcher. Como abogada se especializó en derecho tributario.

Carrera política

En 1959 ganó fácilmente un escaño en la Cámara de los Comunes.[4] En 1961 fue en contra de la línea de voto de su partido para la restauración del castigo físico en los colegios. Fue promovida como secretaria parlamentaria en el Ministerio de Asuntos Sociales en septiembre del 1961, reteniendo el puesto hasta que los conservadores perdieron el poder en las elecciones del 1964.

Thatcher fue una de los pocos miembros del parlamento en apoyar la proposición de Ley de Leo Abse para despenalizar la homosexualidad. También votó a favor de la proposición de Ley de David Stell para legalizar el aborto en caso de deficiencias psíquicas o físicas de feto o incapacidad de la madre para hacerse cargo del niño. Se mostró sin embargo a favor del mantenimiento de la pena capital y votó en contra de facilitar los divorcios.

Forjó su carrera política y como oradora en conferencias en 1966, con un ataque duro a las políticas de aumento de impuestos del gobierno laborista que, según ella, eran un avance «no sólo hacia el socialismo, sino también hacia el comunismo».

Gabinete de Edward Heath

Cuando el partido conservador, bajo el mandato de Edward Heath, ganó las elecciones generales de 1970, Thatcher se convirtió en la Secretaria del Estado para Educación y Ciencia. En su primer mes en el ministerio, forzó a la Administración a cortar el presupuesto de educación. Suprimió la leche gratuita a las escuelas de entre siete y once años, lo que produjo una oleada de protestas.

Después de la derrota de los conservadores en las elecciones del 1974, fue trasladada de nuevo a la secretaría de medio ambiente en la oposición. En esta posición, prometió abolir el sistema actual de recaudación de impuestos, que servían para pagar los servicios del gobierno local, lo que derivó en una política popular dentro del partido conservador.

Después de que su partido perdiera las segundas elecciones de 1974, Sir Keith Joseph decidió arrebatar el liderazgo a Heath, aunque más tarde se retiró. Entonces Thatcher decidió que debería entrar en la carrera para encabezar el partido conservador en 1975 en nombre de la facción de Joseph y el centro de estudios para política.

Se convirtió en la líder el partido conservador el 11 de febrero de 1975.

Líder del Partido Conservador

El 19 de enero de 1976, Thatcher hizo un discurso en el ayuntamiento de Kensington en el cual hizo un feroz ataque a la Unión Soviética. La parte más famosa de su discurso dice:

Los rusos están inclinados hacía la dominación del mundo, y están adquiriendo rápidamente los medios para convertirse en la nación imperial más poderosa que el mundo haya visto. Los hombres del Politburó soviético no tienen que preocuparse de los altibajos de la opinión pública. Ellos ponen las armas antes que la mantequilla, mientras que nosotros ponemos cualquier cosa antes que las pistolas.[6]

En respuesta, el diario soviético Estrella Roja le dio el sobrenombre de la dama de hierro, el cual fue rápidamente publicitado por Radio Moscú. Thatcher se deleitó con el sobrenombre.

Durante las elecciones generales del año 1979, la mayoría de las encuestas de opinión mostraban que los votantes preferían a James Callaghan como Primer Ministro incluso cuando el partido conservador se mantenía como líder en las encuestas.

El gobierno laborista de James Callaghan cayó después de un exitosa moción de censura en el verano de 1979, y en las elecciones generales de 1979 los conservadores ganaron por mayoría de 44 escaños en la Cámara de los Comunes, y Margaret Thatcher se convirtió en la primera mujer del Reino Unido en ser primera ministra.

Primera Ministra

Ronald Reagan y Margaret Thatcher en Camp David (1986)

Thatcher se convirtió en la primera (y hasta ahora única) mujer en ser Primer Ministro en el Reino Unido el 4 de mayo de 1979. Pretendía recuperar para el Reino Unido un nivel más alto de influencia y liderazgo en las relaciones internacionales. Por su ideología y modo de gobernar se la consideraba un alma gemela de Ronald Reagan, elegido en 1980 en Estados Unidos. Tanto Thatcher como Reagan apelaron a la intimidación interna, a la proclamación de que se encontraban en peligro los altos intereses de la seguridad nacional, y los llamados “viejos valores”.

El 1 de marzo de 1981 un grupo de militantes del Ejército Republicano de Irlanda (IRA) que se encontraban prisioneros, iniciaron una huelga de hambre escalonada que causó la muerte a 10 de ellos ante la indiferencia del gobierno británico de la primera ministra conservadora Margaret Thatcher.

Demandaban que se les reconociera el estatus de presos políticos y el derecho a vestir sus propias ropas, en vez del uniforme carcelario de los criminales comunes. Pedían también que no se les prohibiera hacer ejercicios físicos ni leer. Pero la respuesta de la inflexible primera ministra de Inglaterra fue:

...no estamos preparados para considerar estatus de categoría especial a ciertos grupos de personas que cumplen sentencias por crímenes. Crimen es crimen, no es política.[7]

Cuando murió el líder de los huelguistas de hambre, Bobby Sands, la primera ministra Thatcher se presentó ante el Parlamento británico para justificar su posición y aseguró que no sentía remordimiento por la muerte del combatiente del IRA.

El señor Sands era un criminal convicto. Eligió acabar con su propia vida. Ésa es una elección que su organización no permite a la mayoría de sus víctimas.[8]

En el Parque de Víctor Hugo de La Habana, Cuba, hay un monumento "En memoria de los mártires irlandeses y la solidaridad Cuba-Irlanda". Ese memorial consiste en una lápida, en la cual, al lado de una figura encadenada del héroe mitológico griego Prometeo, se lee un fragmento del discurso pronunciado por Fidel Castro el 18 de septiembre de 1981 ante la 68 Conferencia de la Unión Interparlamentaria, que se celebró en la capital de Cuba:

La tozudez, la intransigencia, la crueldad, la insensibilidad ante la comunidad internacional del gobierno británico frente al problema de los patriotas irlandeses en huelga de hambre hasta la muerte, recuerda a Torquemada y la barbarie de la inquisición en plena edad media. ¡Tiemblen los tiranos ante hombres que son capaces de morir por sus ideas, tras 60 días de huelga de hambre! Al lado de este ejemplo, ¿qué fueron los tres días de Cristo en el Calvario, símbolo durante siglos del sacrificio humano? ¡Es hora de poner fin, mediante la denuncia y la presión de la comunidad mundial, a esa repugnante atrocidad![9]
Fidel Castro

Como monetarista, Thatcher comenzó su política económica incrementando los tipos de interés para frenar la crecida de provisiones de dinero y de este modo bajar la inflación. Tenía preferencia por los impuestos indirectos sobre el impuesto sobre la renta, y el IVA aumentó bruscamente hasta el 15%, realmente aumentando a corto plazo la inflación. Estas acciones dañaron a los negocios -- especialmente al sector manufacturero -- y el desempleo rápidamente rebasó la cifra de dos millones, doblando el número de parados del anterior gobierno laborista.

Guerra de las Malvinas

En 1833 los ingleses invadieron las Islas Malvinas con una fuerza naval muy superior a los argentinos a los cuales terminaron expulsando. El lugar fue bautizado como Islas Falkland (en honor de un noble que auspició una expedición a la zona). Argentina, que recién se independizaba, heredó normalmente los territorios antes pertenecientes a España, incluido el archipiélago descubierto por Magallanes en 1520, y puesto a merced de la Corona española. Argentina nunca ha reconocido los territorios ocupados por la fuerza. Es de notar que los isleños solo tienen ciudadanía británica desde 1983, luego de la Guerra de las Malvinas.

Naciones Unidas se había adherido firmemente a la doctrina de la guerra justa mediante la aprobación, por grandes mayorías, de las resoluciones que reconocían explícitamente la legitimidad de las guerras de liberación, de autodeterminación, contrarias a la opresión racial, etc. Amparada en este antecedente legal, la mención a una hipotética recuperación de las islas por la vía armada había estado presente en el discurso diplomático bilateral desde 1972.

La Operación Rosario (nombre de la operación de desembarco, la operación anfibia se denominó Operación Azul) consistía en una serie de acciones de intensidad creciente encaminadas a la recuperación argentina de las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur.

Margaret Thatcher en 1986 montada en un tanque de guerra británico
Thatcher reaccionó con celeridad, enviando a los pocos días del incidente una fuerza naval con la misión de recapturar las islas. En un documental transmitido en 2009 por la BBC, "Calígula", en escenas censuradas por la televisión, el esposo de la Thatcher, Denis, le echa en cara las vidas que se perderán en el conflicto, pero Thatcher no reniega de su decisión, y agrega que le gustaría saber "cuántos primer ministros hombres harían lo que yo he hecho".[10]

Cuando su marido le habla sobre los soldados que morirán en la guerra ella contesta: "Lo harán por Inglaterra, por la libertad, por la democracia", pero él le replica:

"No Margaret, los soldados morirán por ti".[10]

Argentina perdió la guerra y el coste final de la guerra en vidas humanas fue de 649 militares argentinos, 255 británicos y 3 civiles isleños.

Uno de los capítulos más espectaculares de el libro "Rendez-Vous: el psicoanálisis de Francois Mitterrand" es el que se relaciona con la Thatcher y la Guerra de las Malvinas. La Dama de Hierro tenía intención de arrojar armas nucleares contra la Argentina, a menos que Mitterrand le diera los códigos secretos de los misiles galos Exocet en manos de la Armada Argentina.

El resultado del ataque inglés con un misil nuclear de un megatón contra el área material Córdoba hubiera significado la destrucción completa del complejo industrial-militar argentino, a la vez que hubiera borrado del mapa a la ciudad de Córdoba y zonas aledañas. El área de influencia hubiese permanecido radiactivo por miles de años, dado que los isótopos de los materiales nucleares no dejan de estar activos hasta mucho tiempo después de contaminar una zona específica.

La cuestión nuclear relacionada con Malvinas se volvió un tema tan espinoso para los políticos británicos, que los archivos del gobierno inglés referentes al tema del conflicto sólo podrán ser conocidos en su totalidad en el año 2050.

Actualmente el gobierno británico declara el interés «de apoyar al gobierno de las Islas Falkland en el desarrollo de sus negocios legítimos en su territorio». Esto se debe a la existencia de hidrocarburos en el mar circundante a las Malvinas.

Argentina volvió a reiterar su reivindicación de la soberanía sobre las Malvinas y calificó de "incomprensible" la posición del Reino Unido, que mantiene su negativa de iniciar una negociación para resolver la disputa.

Reelección

En las elecciones generales del Reino Unido de 1983, los conservadores ganaron el 42,4% de los votos, el partido laborista el 27,6% y la Alianza un 25,4% de los votos. Bajo el mandato de Margaret Thatcher, los conservadores habían ganado con una mayoría de 144 por encima de otros partidos, la mayoría más holgada lograda por un candidato desde 1935.

Ganó de nuevo las elecciones generales de 1987.

Durante su tercer mandato se creó un sistema de educación para adultos desempleados que incluía un el desempeño de trabajos a jornada completa hecho para el subsidio de paro. Este trabajo era remunerado con tan solo 10 libras adicionales. Se trata de un modelo importado de EE.UU.

En 1987 Margaret Thatcher y su colega canadiense Brian Mulroney, convencen a sus colegas del G7 (Estados Unidos, Francia, Alemania e Italia) de financiar un Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (GIEC).

Muerte

Falleció el lunes 8 de abril de 2013 a los 87 años de edad tras un ataque de apoplejía[11].

Referencias

Enlaces externos

Fuentes