Saltar a: navegación, buscar

Osvaldo Sánchez Cabrera

Osvaldo Sánchez Cabrera
Información sobre la plantilla
Osvaldo Sanchez Cabrera.jpg
Combatiente revolucionario cubano
NombreOsvaldo Sánchez Cabrera
Nacimiento21 de noviembre de 1912
Vereda Nueva, San Antonio de los Baños, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento9 de enero de 1961
Varadero, Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muerteAccidente aéreo
NacionalidadCubana
OcupaciónMilitar
PadresIsabel y Lázaro

Osvaldo Sánchez Cabrera. Combatiente revolucionario y militante comunista cubano, quien dirigiera la comisión especial del Partido para los asuntos de inteligencia durante la lucha contra el gobierno de Fulgencio Batista. Después del desembarco del Yate Granma fue designado como enlace entre el Comité Nacional del Partido Socialista Popular y el Ejército Rebelde.

Participó en la Batalla de Santa Clara. Fue uno de los fundadores de los Órganos de la Seguridad del Estado. Falleció en accidente aéreo debido a inclemencias del tiempo.

Síntesis biográfica

Nació el 23 de noviembre de 1912, en el poblado Vereda Nueva, San Antonio de los Baños. Hijo de Isabel y Lázaro. Fue el mayor de cuatro hermanos.

Sus primeros estudios los realizó en la escuela pública de la localidad. Tenía 14 años cuando Ingresó en el Instituto No.1 de La Habana. En 1928 fundó el Centro Obrero de Vereda, Filial de Universidad Popular. En 1991 con solo 19 años, Ingresa en la Liga Juvenil Comunista. Organizó en Vereda un Comité de Defensa de Obrero Internacional.

El niño

Cursa su primera enseñanza en una escuela pública del poblado. Luego se traslada a la Ciudad de La Habana y termina la primera enseñanza en el colegio “La empresa”.Desde niño Osvaldo, contempla el maravilloso paisaje criollo de esos campos de Vereda, siente en su interior el desamparo del campesino, - él también lo era-, conoce y aprecia las vicisitudes de los mismos, contempla la esquilmación y misericordia del trabajador, de obrero, y así va formando su conciancia y va madurando en él, el sentido revolucionario que ya más nunca se separará de su alma y su persona.

El joven

Terminada su primera enseñanza, Osvaldo Sánchez Cabrera ingresa en el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana, cursa sus años de estudio, se gradúa de Bachiller en Letras y Ciencias con las mejores calificaciones, pero las actividades intensas de su sentimiento revolucionario frustran sus propósitos de estudiar la carrera de medicina.

Desde la adolescencia Osvaldo manifiesta la inconformidad con el presente se injusticias que le toca vivir. Cuba vive días de sombríos bajo la dictadura de Machado, pero sin embargo en esa época nace vigoroso el Partido Comunista de Cuba siguiendo la línea del Marxismo-Leninismo.

En la década de los 30, aún Osvaldo no ha cumplido los 18 años de dad, cuando en unión de otros compañeros de estudio organiza en Vereda Nueva, un centro obrero y en las horas de la noche enseña a los trabajadores la primeras letras y a la vez le imparte conocimientos de moral y cívica con un alto sentido revolucionario.

Es notable en Osvaldo fue siendo hijo de padres acomodados, deja atrás quizás un mejor modo de vida para dedicarse por entero a la lucha en pro del infeliz, del explotado, del desamparado, porque él mismo vivirá en carne propia todo por lo cual habrá de luchar.

Deseando ser un trabajador más, va a trabajar a la finca “Pellejero” en “Caimito del Guayabal”, el propietario, le ofrece a Osvaldo una cómoda posición , que él no acepta, exigiéndole un trabajo igual al de los oros obreros y conjuntamente con ellos se va a cargar parihuelas.

Trayectoria revolucionaria

Ya comenzada la lucha revolucionaria Osvaldo Sánchez, sufre su primera prisión el 9 de enero de 1931 (30 años antes de su muerte), tal parece que esta fecha iba a jugar importancia en la vida del mártir.

Esa prisión la originó, un baile, una fiesta que iba a celebrarse en la sociedad José Martí de Vereda Nueva, precisamente un 10 de enero fecha del asesinato de Julio Antonio Mella, provocando con ella la indignación de la juventud progresista, la cual alentada por Osvaldo, toma la sociedad la víspera del baile y sube al escenario y haciendo uso de la palabra, exalta las virtudes de Mella y exhorta al pueblo a que no asista al baile. Así fue detenido por primera vez Osvaldo Sánchez.

Contando menos de 20 años de edad, ya Osvaldo milita en las filas de la juventud revolucionaria; ya está madura su alma y su sentimiento se inclina reverentemente al Marxismo-Leninismo. Es luchador destacado en la huelga de marzo, ya en tiempos de la primera dictadura de Batista y el 4 de abril de 1935, contrae matrimonio con una mujer también combatiente revolucionaria, Clementina Serra ingresando en la Liga Juvenil Comunista.

El 9 de enero de 1931 organizó en el cine de su pueblo un mitin para conmemorar dignamente el aniversario del Asesinato de Julio Antonio Mella. Por tal motivo calló preso, fue juzgado a 15 días de arresto o 50 pesos de multa.

Osvaldo Sánchez Cabrera, era un hombre recto, íntegro, honorable, que no fuma, no bebe, ni juega. Después de su matrimonio comparte su vida entre el hogar y las luchas revolucionarias. Vive ya en Santiago de Cuba y su casa es sitio de reuniones, en una trinchera para las actividades revolucionarias.

El 31 de enero de 1936, al ser sorprendida una reunión en su casa de Santiago de Cuba, tratando se huir de la policía, se lanza desde la azotea y al caer al pavimento se fractura una pierna que le queda defectuosa para el resto de su vida. Tanto él como su esposa Clementina fueron detenidos por los agentes policíacos.

En 1939 se inicia una nueva etapa en la vida de Osvaldo Sánchez. A partir de entonces, hace méritos, lucha más denodadamente, se convierte casi en un apóstol de las ideas Marxistas-Leninistas, cruza el país de un lado a otro, aglutinado prosélitos y pide su ingreso definitivo en las filas del Partido Comunista de Cuba.

Osvaldo Sánchez, jugó un importante papel asesorando de la combativa en la Izquierda Estudiantil Universitaria en los años 30 y muy especialmente en la Sección Normalista, donde también descolló su viuda y compañera Clementina Serra, también miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y marxista dirigente de los círculos infantiles.

En 1950 Cuba padece una difícil situación en cuanto al movimiento revolucionario se refiere. El partido Comunista fue declarado ilegal, lo que dio lugar a organizar una comisión para todo lo relacionado con los trabajos clandestinos del Partido y otras organizaciones revolucionarias bajo la dirección del mismo.

Con el desembarco del “Granma” en 1956, es necesario coordinar la lucha, es precisamente Osvaldo Sánchez, el escogido para servir de enlace entre el Comité Nacional del Partido Socialista Popular y el Estado Mayor de Ejército Rebelde en la Sierra Maestra. En esta arriesgada y difícil tarea, Osvaldo Sánchez utiliza el seudónimo de “Rafael”. Con gran desprecio de su vida entra y sale de las zonas guerrilleras. Incansablemente trabaja en la organización de las fuentes de abastecimiento del Ejercito Rebelde en las zonas de Yaguajay y en el lomerío del Escambray.

Es digno de hacer notar, que fue Osvaldo Sánchez, por acuerdo del Comité Central, la persona que desde los primeros momentos entró en contacto con el compañero Fidel Castro, al quedar acreditado ante el Movimiento 26 de Julio. Osvaldo marcha a México y le expone a Fidel toda una serie de planteamientos en relación con el Movimiento Revolucionario en nuestro país. También al propio tiempo se pone de acuerdo para organizar la invasión armada a la tiranía batistiana.

Igualmente tuvo acción en la organización de famosos frentes de Yaguajay en Las Villas, el desarrollo de la invasión bajo la dirección del comandante Ernesto Guevara. Osvaldo Sánchez participa en labatalla de Santa Clara hasta la caída de la tiranía. Entra en La Habana en la columna del heroico Guerrillero de América. Después en pleno triunfo revolucionario Osvaldo Sánchez labora ligado a los comandantes Raúl Castro, Ernesto Guevara y Ramiro Valdés, pasando a trabajar a las órdenes de este último en el Ministerio del Interior.

Muerte

En los primeros días de enero de 1961 viaja a borde del avión Cesna 310 No. 56, de la Fuerza Aérea piloteado por el capitán Martín Klein Schiller y por el segundo teniente Heriberto Martín Guzmán, a la provincia oriental a cumplir misiones asignadas. Al regreso, siendo las 06:45 hora de la tarde del 9 de enero de 1961, debido al mal tiempo existente intentan aterrizar en el aeropuerto de Varadero, se produce el accidente que le ocasiona la muerte e él y los dos tripulantes de la aeronave.

El Ché al despedir su duelo expresó:
Cuando han habido vidas luminosas no puede haber muertes inútiles.

Fuente