Saltar a: navegación, buscar

Primera República Venezolana

(Redirigido desde «Primera República venezolana»)
Primera República de Venezuela
Información   sobre la plantilla
Nombre oficial: Primera República de Venezuela
Gobierno
Idioma oficial:Español
Nicolás Maduro
Características Generales
Moneda:Bolívar (Bs. ó Bs.F, VEF)

Primera República de Venezuela. Es el nombre con que se conoce al periodo histórico transcurrido entre los años 1810 y 1812 en la historia de Venezuela.

Historia

La primera república tiene su inicio el 19 de abril de 1810 cuando una Junta Suprema declarada en Caracas destituye al Capitán General Vicente Emparan e instala un Congreso así como declara la independencia del país el 5 de julio de 1811. Al territorio se le denominó Estados Unidos de Venezuela o Provincias Unidas de Venezuela. Bolívar durante este evento no estuvo presente debido que previo al mismo ya estaba implicado clandestinamente en conspiraciones preparatorias para librar a Venezuela de una autoridad nombrada por los Españoles, algo ilegítimo para el país, es entonces que como estrategia para evitar ser detenido permanece en su hacienda de San Mateo. Bolívar, durante su permanencia en Londres, se empeña en que Miranda vaya a Caracas. Se necesita de su experiencia. Logra entusiasmarlo el futuro Libertador y Miranda se va detrás de los diplomáticos. Se aloja en Caracas en la casa de Simón Bolívar. Participa en la Sociedad Patriótica y luego en el Congreso. Cuando se declara la Independencia, el 5 de Julio de 1811, ya Miranda es la figura central en el ambiente político.

La campaña de Valencia

Fue la respuesta del gobierno a la insurrección que estalló en Valencia el 11 de julio de 1811, tras enterarse de la declaración de la Independencia.

Esta fue una campaña militar emprendida por los patriotas contra la ciudad de Valencia durante el año 1811 con el objetivo de recuperar las provincias del occidente del país y hacer que éstas se sometieran al gobierno de la Junta Suprema. Cuando llegaron a la localidad de Valencia las noticias de la Declaración de Independencia en Caracas, se declararon en rebeldía y leales a Fernando VII. Los mantuanos, que no toleraban a los patriotas, nombraron comandante al Marqués del Toro para enfrentar la sublevación valenciana, pero el 15 de julio es derrotado. Entonces, Francisco de Miranda, a los 61 años, es nombrado Comandante en Jefe del Ejército y sale con sus tropas hacia Valencia el día 19. Las acciones de calles y plazas fueron reñidas. Francisco de Miranda ordena atacar las posiciones más fuertes de los rebeldes y el 23 de julio los republicanos toman la ciudad.

El acto del 19 de abril de 1811 marca el inicio de la Primera República de Venezuela. ¿Por qué?. ¿Cuál fue el objetivo fundamental de la campaña de Valencia?

Pérdida del castillo de Puerto Cabello

Se le registra en la historiografía venezolana como la principal derrota de los patriotas en esta ciudad, es lo que se conoce como la "Pérdida de la Plaza de Puerto Cabello de 1812".

El 2 de mayo de 1812, el General Francisco Miranda, nombró al Coronel Simón Bolívar Comandante Político y Militar de Puerto Cabello, la fortaleza más importante que tenía la ex Capitanía General de Venezuela en ese momento.

El 30 de junio de 1812 estalló una rebelión armada en el castillo San Felipe de Puerto Cabello, aprovechando la ausencia de su comandante, el Coronel Simón Bolívar, quien se encontraba en la ciudad con el coronel Aymerich, hecho que propició la traición de su segundo al mando, el canario Francisco Fernández Vinoni, en la cual participaron algunos de los procesados militares de la rebelión de Valencia de 1811. Bolívar inmediatamente atacó a los sublevados y la artillería del castillo arrasó la ciudad durante cinco días, haciendo que sus pobladores abandonaran la ciudad. El día 6 en la mañana Bolívar abandonó Puerto Cabello embarcándose por el puerto cercano de Borburata, acompañado tan solo de ocho oficiales.

Así, a pesar de todos los esfuerzos de Bolívar para tratar de dominar el movimiento, la plaza pasó a manos de los realistas, y con ella todo el material de guerra y otros recursos allí almacenados. La pérdida de Puerto Cabello ha privado al bando republicano de su principal arsenal y permite a Monteverde avituallarse por la costa; no hay manera de saber cuándo ni de dónde podrá el bando republicano recibir nuevos pertrechos para remplazar lo que se ha perdido este acontecimiento, unido a los triunfos de Antoñanzas en los llanos de Calabozo y a la insurrección de Curiepe, dio notable impulso a las acciones de Monteverde, paralizadas como consecuencia de los fallidos ataques a La Victoria y a la carencia de material de guerra. Al saber Miranda la caída de Puerto Cabello comentó textualmente "Tenez: Le Vénézuéla est blesé au coeur" (Miren ustedes: Venezuela ha sido herida en el corazón).

Capitulación de Miranda

En La Victoria, Miranda se entera de la pérdida del castillo de Puerto Cabello el 5 de julio de 1812. Durante los días que siguen el Generalísimo analiza con sus asesores la situación de la República: los realistas controlan una posición significativa del territorio y estarán pronto a las puertas de Caracas; la pérdida de Puerto Cabello ha privado al bando republicano de su principal arsenal y permite a Monteverde avituallarse por la costa; no hay manera de saber cuándo ni de dónde podrá el bando republicano recibir nuevos pertrechos para remplazar lo que se ha perdido; la deserción sigue mermando sus desmoralizadas tropas día a día; el alzamiento de los esclavos continúa en Barlovento y hace peor la ya difícil situación económica del país; la destrucción causada por los terremotos tres meses atrás tiene a buena parte de la población en una situación precaria.

Son visiblemente estas razones y el temor al espectro aterrador de la guerra civil con componentes de venganza racial lo que lleva a Miranda, con el acuerdo de consejeros tan notables como Juan Germán Roscio, Francisco Espejo, y José de Sata y Bussy, firmantes tanto como él del Acta de Independencia, a proponer un armisticio y un cese del intento republicano a favor de un reintegro de Venezuela en el imperio español -regido como lo está ahora por la nueva constitución de Cádiz de 1812, que establece por primera vez la igualdad entre los españoles de América y los de la Península sin represalias contra aquellos partidarios de la independencia que desearan permanecer en el país y el permiso de salir al exterior para quienes quisieran emigrar.

Entre el 12 y el 25 de julio de 1812, sus representantes Manuel Aldao, José de Sata y Bussy, y su ministro de Hacienda, Antonio Fernández de León (quien se pasa al bando realista mientras negocia en nombre de los independentistas, acuerdan con Monteverde la capitulación. El convenio desmonta el edificio legal que había dado forma a la primera nación independiente de Hispanoamérica, y en apariencia pone fin al sueño que Miranda ha perseguido a lo largo de 30 años.

La capitulación es también un pacto regido por el honor militar como lo habían sido los actos de tal naturaleza que Miranda había podido presenciar o negociar anteriormente, al servicio del Rey. Monteverde firma el acuerdo en tanto que representante del Consejo de Regencia que gobierna España y en tal calidad acepta las garantías comprendidas en él.

Prisión y muerte de Miranda

Bolívar, como tantos otros, había querido embarcarse ese día para el extranjero y no lo había conseguido por el ya mencionado embargo. En secreto y sin esperar la llegada de Miranda al puerto, el futuro Libertador y los demás conjurados deciden declararlo responsable de la debacle republicana y fusilarlo en castigo sin ningún tipo de proceso. Su actitud en apariencia impulsiva contrasta con la premeditación que se evidencia a través de las precauciones que toman para evitar una posible huída del generalísimo, precauciones que cubren aspectos tales como decidir en qué habitación Miranda pasaría la noche, cambiar la guardia que vigila los alrededores de la casa de gobierno, y alegar la ausencia de vientos favorables para evitar que Miranda embarque cuando el capitán Haynes lo conmina a hacerlo esa misma noche para mayor seguridad, esto último tras pasar la velada junto a él sin hacerle reclamo alguno. Fue apresado por Simón Bolívar quien lo acusó de traicionar la causa patriota. Francisco de Miranda había dirigido desafortunadas maniobras militares que costaron la vida de miles de patriotas y le permitieron a los españoles reconquistar Caracas.

Por orden de Bolívar, el comandante De Las Casas entregó a Miranda a los españoles en 1812, éstos lo llevaron a Cádiz donde murió prisionero en 1816.

Exilio de Bolívar a Curazao

Después de la caída de la primera república en 1812 y la capitulación de Miranda, Bolívar (gracias a la gestión de don Francisco Iturbe) recibe el pasaporte de manos del oficial español Domingo Monteverde para poder salir del país hacia Curazao. Solo tuvo tiempo de encomendar el manejo de sus bienes a don Domingo Ascanio y sin mayores recursos se embarca el 12 de agosto en el velero "Jesús, María y José"; lo acompañaron en la travesía los hermanos Carabaños y Manuel Cortés Campomanes por ser considerados de poca peligrosidad por las autoridades españolas. No bien llegó Bolívar a Curazao, su equipaje fue embargado; en una carta a Iturbide dice: "Mi recepción fue desagradable, porque todavía no había llegado cuando ya estaba mi equipaje embargado por dos causas muy raras: la primera porque mis efectos y trastos estaban en la misma casa en que estaban los de Miranda; y la segunda, porque el "Celoso" contrajo deudas en Puerto Cabello, que ahora he de pagar yo, porque yo era el comandante de la plaza cuando las contrajo. Esta es la exacta verdad. De esto resulta que yo me hallo sin medio alguno para alimentar mi vida, que ya comienzo a ver con demasiado hastío y hasta con horror”

La Campaña del Magdalena

Fue una campaña militar de fines de 1812 principios de 1813 mediante la cual Simón Bolívar libro el curso del río Magdalena que conecta a Cartagena de Indias con el interior de la Nueva Granada.

Tras la caída de las Provincias Unidas de Venezuela ante la reacción realista del año 1812 y la restitución de la Capitanía General, el joven Bolívar junto con otros venezolanos se vio obligado a partir al exilio. Tras una corta estadía en Jamaica se trasladó a Cartagena de Indias, en la Nueva Granada, donde el proceso independentista se había iniciado el 20 de julio de 1810 y había desembocado en la formación de varías Juntas supremas que rivalizaban entre sí. En este panorama compuso un manuscrito conocido como el Manifiesto de Cartagena, en el cual hizo un análisis político y militar de las causas que provocaron la caída de la Primera República de Venezuela y exhortaba a la Nueva Granada a no cometer los mismos errores que Venezuela para no correr la misma suerte proponía fórmulas que ayudaran a remediar las divisiones y a promover la unión de los distintos pueblos de América para lograr el objetivo común, la Independencia.

Así al poco de llegar, Bolívar solicitó al gobierno de Cartagena prestar servicio en sus tropas pero solo le fue concedido el mando de una guarnición de 70 hombres en la pequeña localidad de Barrancas con la que empezaría a forjarse su futuro prestigio militar.

Al principio, Bolívar estaba subordinado a un aventurero francés llamado Pierre Labatut pero, en contra de las órdenes de este, decidió tomar la iniciativa realizando una campaña para derrotar a las partidas realistas que se encontraban en las poblaciones a las orillas del Río Magdalena a la vez que aumentaba el adiestramiento y el contingente de sus tropas.

Como resultado de esta campaña, logró liberar varias poblaciones como Tenerife, El Guamal, El Banco, Mompós Tamalameque y Puerto Real de Ocaña; logró derrotar a diversas guerrillas realistas que operaban en la zona y finalmente ocupó Ocaña.

La Campaña Admirable. Bolívar “Libertador”

Fue una acción militar enmarcada dentro de la Guerra de Independencia de Venezuela. Fue comandada por Simón Bolívar y consiguió la liberación del occidente de Venezuela, integrado en aquel entonces por las provincias de Mérida, Barinas, Trujillo y Caracas. Estos éxitos juntos con los obtenidos en oriente por Santiago Mariño darían origen a la conformación de la Segunda República de Venezuela.

El 14 de mayo de 1813 sale de Cúcuta el ejército conducido por Simón Bolívar con destino a Venezuela. Lo integran brillantes oficiales granadinos y venezolanos, por lo que la campaña que se inicia se llamará la Campaña Admirable. Ellos eran, entre otros, Rafael Urdaneta, José Félix Ribas, Atanasio Girardot, Antonio Ricaurte, Luciano D'Elhuyar, entre otros.

Bolívar había recibido el 30 de marzo la deseada autorización, para invadir a Venezuela, aunque no a entera satisfacción; además, las divergencias surgidas entre él y el coronel Manuel del Castillo retrasan notablemente la empresa libertadora.

Cuando Bolívar llega a Mérida, el 23 de mayo de 1813, el pueblo lo aclama como LIBERTADOR, siendo la primera vez que así se le llama. El Concejo de esta ciudad merideña, presidido por don Luis María Rivas, le saluda en sesión especial con estas palabras: «¡Gloria al Ejército Libertador y gloria a Venezuela que os dio el ser, a vos, ciudadano general! Que vuestra mano incansable siga victoriosa destrozando cadenas, que vuestra presencia sea el terror de los tiranos y que toda la tierra de Colombia diga un día: Bolívar vengó nuestros agravios».

El 14 agosto, a pocos pasos de la casa en donde nació, Simón Bolívar, que había recibido en Mérida aquel título de Libertador, lo ve ratificar. Eso fue en el templo de San Francisco, y uno de los momentos más felices de su vida: “Reunidos el 14 del presente el Presidente del estado, la Municipalidad, los Notables de esta Ciudad, y empleados Superiores, por voto unánime aclamaron a Simón Bolívar por capitán general de los Ejércitos y lo condecoraron con el título de LIBERTADOR DE VENEZUELA. En este grandioso acto no se vieron sino pruebas repetidas de sensibilidad y reconocimiento, en todos los que componían tan respetable asamblea, y no se oyeron sino discursos vehementes sí; más animados del deseo de manifestar el más grande interés por el héroe que había logrado superar tantos obstáculos, y vencer tantos riesgos por la libertad a su Patria. Cada uno sentía la necesidad de que el intrépido Bolívar acabase de expurgar el territorio de los enemigos que aún le perturban, y cada uno al ponerle a la cabeza de los ejércitos pensaba en su propia conservación. Jamás se ha dado tan espontáneo voto, jamás los sentimientos de una asamblea han sido tan universales como en la que fue proclamado General C. Simón Bolívar. Tal es el imperio de la virtud, del mérito, y del reconocimiento. Formada el acta en la que se le proclamaba General y se le distinguía con el bien merecido título de LIBERTADOR DE VENEZUELA, dos Diputados pasaron a cumplimentarle y ponerla en sus manos de parte de la asamblea. El la recibió con toda la distinción debida a las corporaciones que se la dirigían, y respondió en los términos siguientes.


Fuente

http://primerarepublicadevenezuela.blogspot.com/2011/04/primera-republica-de-venezuela.html