Saltar a: navegación, buscar

René Touzet

René Touzet
Información sobre la plantilla
Ree12.jpeg
Músico
Nacimiento8 de septiembre de 1916
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento17 de junio de 2003
Miami, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Obras destacadasDespertar, Ansiedad de ti, Muy dentro de mí

René Touzet: Compositor y pianista.( La Habana, 8 de septiembre de 1916- Miami, Estados Unidos, 17 de junio de 2003).

Síntesis biográfica

Trayectoria artística

De 1926 a 1932, estudió solfeo, teoría de la música y piano con Alberto Falcón (discípulo del compositor francés Jules Massenet), director a su vez del Conservatorio del mismo nombre. En 1938, obtuvo, en esa misma institución docente, un Primer Premio en el concurso de graduados, por su interpretación de la Fantasía en fa menor del compositor polaco Federico Chopin, y otro Primer Premio en el Festival de la Canción Cubana, con su obra Una canción para ti.
A la vez que realizaba sus estudios de piano, trabajaba como director y pianista de la orquesta que se presentaba, en 1938, en La Taberna Cubana y el Casino Nacional, integrada por Touzet, director y pianista; José Patiño, Armando López y Arturo O’Farrill (Chico), trompeta; Armando Romeu, Pedro Vila, Rafael Quesada (El Cabito) y Hugo Yera, saxofón; José Andreu, violín; Isidro Pérez (Isito), guitarra; E. Andreu, contrabajo; Alberto Jiménez Rebollar, batería, y René Márquez, cantante (con esta orquesta grabó el bolero de Touzet No te importe saber). Con la orquesta de Touzet también trabajó el saxofonista tenor Gustavo Mas.
En 1940 estudió dirección de orquesta con Alberto Bolet; piano, con César Pérez Sentenat (en París fue alumno en la Schola Cantorum de Joaquín Nin Castellanos y Saint-Requier), que en 1942 perfeccionó con Joaquín Nin Castellanos (discípulo de Moritz Moszkowsky y Vincent D’Indy, del Conservatorio de París). En 1944 realizó su primer viaje a Los Ángeles, California, a donde regresó en 1949 para ampliar su formación con el compositor italiano Mario Castelnuovo-Tedesco (estudió armonía con Ildebrando Pizzetti), del que fue discípulo de armonía y composición; completó sus estudios de armonía y composición en 1953, en Nueva York, con el compositor norteamericano Hall Overtone, quien en sus obras para orquesta sinfónica utilizaba elementos del jazz.
En 1946 dirigió una orquesta en el salón Avedon, de Los Ángeles, California, Estados Unidos, para la cual contrató al baterista Jackie Mills. Al respecto expresa Marshall W. Stearns en su libro La historia del jazz: «Mills obtuvo el puesto porque conocía los ritmos cubanos, pero su jefe se hubiera sentido mejor sin la fuerte lealtad de Jack al jazz. Durante un período de un año o cosa así, Mills cambió totalmente la orquesta persuadiendo a Touzet a contratar a distintos amigos suyos. “Aquello fue una fiesta”, recuerda Mills. “Uno por uno logré que Touzet contratara a Bob Cooper, Art Pepper, Pete Candoli, Buddy Childers, Chico Álvarez...” Éstos eran músicos de jazz destacados de la orquesta de Stan Kenton [...]. Las cosas comenzaron a tomar forma cuando Touzet contrató a Johnny Mandel para tocar la trompeta baja y escribir arreglos. Mandel experimentó con arreglos de jazz de números latinos y el uso de ritmos cubanos con música de jazz [...].»
En su afirmación, Mills no tiene toda la razón. Como hemos dicho, en 1938 Touzet dirigía una orquesta en Cuba que contaba, entre otros músicos que tocaban jazz, al trompetista, compositor y arreglista, Chico O’Farrill (fue arreglista de importantes jazzistas, como Cal Tjader, Count Basie, Ringo Starr, y compuso para las orquestas de Benny Goodman y Stan Kenton), Armando Romeu, padre del jazz en Cuba, Isidro Pérez y al baterista Alberto Jiménez Rebollar; por lo mismo, dirigir a jazzistas no debe haber sido nada extraño para él. Además, en ese período el jazz se tocaba en casi todos los clubes, cabarets y otros salones de bailes de La Habana y otras regiones de Cuba.
Por sus conocimientos, realizó un intenso trabajo como director y orquestador. Así, de 1957 a 1959, fue director musical del Canal 2 de la televisión, y con su orquesta trabajó en el cabaret Montmartre, de La Habana. Entre 1960 y 1970, obtuvo cuatro Discos de Oro en Los Ángeles. Trabajó como consejero de música y orquestador de la Peer International Music Publisher de Nueva York, 1952-1953 y 1956-1957. Como director de orquesta, Touzet volvió a actuar en Los Ángeles, California, 1953-1956. Dirigió el espectáculo musical el Disco de Oro de Hollywood, evento anual que se celebraba en homenaje a artistas latinos, 1965; ese mismo año se presentó en el Hollywood Pavillion, Feria Mundial de Nueva York. Fue el director musical del primer concierto de música latina efectuado en el Hollywood Bowl, 1966, y del Watts Festival, 1971; dirigió las orquestas de los hoteles Intercontinental, Curazao, y Sheraton, Aruba, 1976. Fue pianista de las orquestas de Xavier Cugat, Enrique Madriguera, Carlos Molina y Desi Arnaz.
Compositor original, a partir de 1934 comenzó a hacer una canción y un bolero distintos a los producidos hasta ese momento, como Despertar, Tu canción, Ansiedad de ti, No te importe saber, donde no sólo utiliza una armonía más moderna, sino textos en los que se aprecia el buen gusto que siempre ha estado presente en sus obras. En su bolero Ansiedad de ti, aunque parte de la armonía es impresionista, lo interesante del mismo es su manera de confeccionarla, ajustada a su estilo y su manera de articular la frase melódica; en este sentido rompe moldes en lo que se refiere a giros melódicos, el empleo de una armonía, a veces disonante, con una manera peculiar de enlazar los acordes con los giros melódicos de la pieza; así nace su estilo de hacer la canción y el bolero.
En cuanto a su producción para piano —«con diferentes esquemas formales»—, muestra de su sólida formación académica, le permite transitar por todos los lenguajes de la música. Sus ocho series de contradanzas y danzas (cuarenta en total), «enriquecen el concepto de la danza como forma musical, asomándonos a un género contemporáneo y novedoso». Con ellas brilló en los predios de Manuel Saumell, Ignacio Cervantes y Ernesto Lecuona. Además, produjo para su instrumento una paráfrasis del Zapateo cubano, rica en recursos técnicos.
A lo largo de su carrera, ha tenido destacados intérpretes de sus obras, entre otros: Vicente González-Rubiera (Guyún), Joaquín Codina, Panchito Carbó, Ignacio Villa (Bola de Nieve), Miguelito Valdés, Fernando Álvarez, Olga Guillot, René Cabel, Vicentico Valdés, María Ciérvide, Marta Pérez, Mario Fernández Porta, Renée Barrios, Elena Burke, Bobby Capó, Bing Crosby, Frank Sinatra, Peggy Lee, Tommy y Jimmy Dorsey, Andy Russell, Marco Antonio Muñiz, Fernando Fernández, Tony Martin, Pedro Vargas, Lucho Gatica.
En Miami, donde residió, ofreció numerosos conciertos con su música, en algunos de los cuales dio a conocer nuevas obras. Este compositor y pianista, de gran sensibilidad e imaginación creadora, se alza, por derecho propio, en el concierto de los grandes creadores cubanos del siglo XX.

Obras

Boleros

Despertar, Ansiedad de ti, Acuérdate, Algo tuyo, Anoche aprendí, Anoche te vi, Así como tú eres, Así es Aruba, Ayer te vi otra vez, Balada de la pequeña Habana, Botoncito de rosa, Cada vez más, Canción a la luna, Canta la nostalgia, Como la lluvia, ¿Cómo pudiste?, Confusión, Con mil desengaños, Conversación en tiempo de bolero, Crece y crece, Cuando más doy... menos recibo, Cuando tú quieras, ¿Cuándo volveremos?, Cuánta belleza, Déjame creer, De mí para ti, Desilusión, Después de querernos mucho, Dime que sí otra vez, El dolor que no se siente, El guaguancó de los blancos, Enamorarse es, En el día de ayer, En la lejanía, En pocas palabras, Entre este mundo y Dios, eres feliz, Estampa cubana, Estuve pensando, Experiencia, Fue una broma, Guajira, lirio de la sabana, Has dudado de mí, Hasta que vuelvas, Hay que ser romántico, Hoy, Incertidumbre, La noche de anoche, Las mujeres de mi Cuba, La vida es un largo camino, La vida tiene cosas así, Locura, Lo que pienso de ti, Lo que tiene que ser, Los brazos tuyos, Me contaron de ti, Mi Habana, cuando te vuelva a ver, Milagro de amor, Mi música es para ti, Muchos corazones, Muñeca, Muy dentro de mí, Muy tarde, Nadie sabe, Noche, Noche cojimera, No, no lo digas, Nostalgia navideña, No te das cuenta, No te importe saber, Nuestro mundo, Ocaso, Oye, Parece mentira, Pero llorar, no voy a llorar, Pero todo es amor, ¿Por qué tendrá que ser así?, Porque te quiero, Por todas mis locuras, Presiento, Primera lluvia, Privilegio, Qué contento estoy, Quédate así, Qué maravilloso es, Quién me convence a mí, Quisqueya, la más hermosa, Romántico primero, Se parece mucho pero no es igual, Si me pidieran, Sintiéndote mía, Si te llamo... no me hagas caso, Si vas a regresar, Sometimes, Somos tú y yo, Sonriéndome, Súbitamente, Sucedió como tenía que suceder, Súplica a la Virgen de la Caridad, Te beso y te regaño, Te he venido a buscar, Tú aquí conmigo, Tu canción, Tu felicidad, Tú no lo sabes, Tu risa, Tú sabes de mí, Tus besos, Tú serás siempre tú, Tú te llevaste el manantial, Una canción para ti, Un año más, Uno de estos días, Un pintor enamorado, Vacaciones, Vamos, Yo no estoy solo, Yo no quiero que tú y Yo que te quiero tanto.

Contradanza

Saumelliana.

Danza

Serie I. Alegre, Cervantina, Alterada, Tú y yo, Siempre en clave, Bailarina y Recordando al maestro. Serie II. La piquiña, Cromática, Entre la y re, Cubanasa, La trece, Danza nocturno, Encaje habanero y Cascabel. Serie III. Cumpleaños, Conversando, Marejadas, Apasionada, Nostálgica, Jugueteando. Serie IV. Saltarina, Veleidosa, Pensativa, Espontánea, En la b, Palmeras. Serie V. Dancita núm. 1, Dancita núm. 2, Dancita núm. 3. Serie VI. La carretilla, Ay, me equivoqué, Taca, taca. Serie VII. Danza estudio núm. 1, Danza estudio núm. 2, Danza estudio núm. 3, Danza estudio núm. 4. Serie VIII. Vespertina, Pincelada, La cuarenta.

Música incidental para teatro

Caperucita roja, 1984, texto: Carlos Irigoyen.

Otras obras para piano

Fantasía española, Gaviota, Impromptu núm. 1, Impromptu núm. 2, Nocturno, Preludio núm. 1, Preludio núm. 2, Suite de danzas románticas, Zapateo cubano, paráfrasis.

Bibliografía

Leonardo Acosta Raíces del jazz latino. Un siglo de jazz en Cuba. Barranquilla, Editorial La Iguana Ciega, Fundación Cultural Nueva Música, 2001. // Luis Antonio Bigott. Historia del bolero cubano (1883-1950). Caracas, Ediciones Los Heraldos Negros, C.A., 1993. // Cristóbal Díaz Ayala. Cuando salí de La Habana 1898-1997: cien años de música cubana por el mundo. Puerto Rico, Fundación Musicalia, 1998. // Elena Pérez Sanjurjo. Historia de la música cubana. Miami, La Moderna Poesía, INC, 1986. // Jaime Rico Salazar. Cien años de boleros [2da. ed. revisada y corregida]. Bogotá, Centro de Estudios Musicales de Latinoa-mérica, 1988. // Rosendo Rosell. Vida y milagros de la farándula de Cuba. Miami, Ediciones Universal, 1992, t. 2. // Marshall W. Stearns. La historia del jazz. La Habana, Editorial Nacional de Cuba, 1966. // John Storm Roberts. The Latin Tinge. Nueva York, Original Music, 1985.

Fuente

  • Radamés Giro. Diccionario enciclopédico de la música en Cuba. Editorial Letras Cubanas, La Habana, 2009.