Representación del relieve del terreno

Representación del relieve del terreno
Información sobre la plantilla
Relieveok 2.JPG

Representación del relieve en el terreno. La representación del relieve en el terreno, montañas, mesetas, escarpaduras etc; es uno de los grandes problemas de la cartografía práctica, la dificultad fundamental se debe a que estamos habituados a ver las montañas desde abajo y resulta extraña su vista vertical. El último perfeccionamiento de la cartografía ha sido la representación de la montaña.

Métodos para representar el relieve

  • Sombreado con trazos (normales)
  • Sombreado plástico
  • Curvas de Nivel

Sombreado con trazos (normales)

Sombreado con trazos
Es muy conocido el método de representar el relieve del terreno mediante sombreado formado de trazos cortos, paralelos y muy próximos entre sí. Afines del siglo XVIII se introdujo un sistema científico para el sombreado.

El sombreado con normales representa muy bien el relieve del terreno, pero tiene como inconveniente que no indica la altura sobre el nivel del mar, para ello se consigan en el mismo mapa las cotas de los puntos culminantes. Estos mapas son de un efecto plástico maravilloso, constituyen la culminación del arte de sombrear con trazos.

No obstante tiene este sistema sus inconvenientes; se hace necesario en ello el empleo de diferente escala de espesores en los trazos de una u otra pendiente según su orientación, no prestándose al sombreado de terrenos bajos ondulados. En la actualidad ha disminuido el uso de los mapas con trazos, utilizándose los mapas con curvas de nivel y sombreado plástico.

Sombreado plástico

Error al crear miniatura: Falta archivo
Sombreado plástico
En este sistema se considera el mapa como la fotografía de un modelo en relieve sin colores, tomada verticalmente desde lo alto. Este sombreado plástico ha podido realizarse gracias a la litografía, antes de cuyo empleo no podían reproducirse los medios tonos.

Iluminación Vertical y oblicua: Mucho se ha referido al respecto. En la iluminación vertical incide sobre el terreno horizontal algo más de luz que sobre los inclinados. El efecto del sombreado en este sistema asemeja al de normales, en que mientras más pronunciadas sean las pendientes, más oscuras resultan en el mapa.

En rigor esto no es cierto ya que en la iluminación vertical cae exactamente la misma cantidad de luz sobre todos los puntos del mapa, donde el terreno es inclinado, la superficie correspondiente es mayor sobre el mapa.

En la actualidad se emplea mucho el sombreado plástico principalmente en combinación con otros métodos, tiene uso además en los mapas topográficos de regiones en que no es factible el trazado de curvas de nivel. El sombreado plástico se efectúa de varios modos: acuarela, pastel, lápiz blando o con polvo de grafito.

Curvas de nivel

Formas geométricas dadas por curvas de nivel

Es el sistema más difundido para representar el relieve del terreno en los mapas topográficos es el de las curvas de nivel, que son líneas que a igual distancia entre cada dos consecutivas, unen puntos de igual cota. Las curvas de nivel están tanto más próximas entre sí cuanto más pendiente es el terreno, apareciendo de este modo más oscuras las zonas montañosas en los mapas. Es evidente que todas las curvas de nivel son horizontales y normales a la dirección que corre el agua. Entre las curvas de nivel puede tomarse directamente la cota de un punto cualquiera, y el ángulo de pendiente se puede también delimitar con toda facilidad.

La equidistancia o separación entre cada dos curvas de nivel consecutivas, depende de la escala del mapa, de la importancia del relieve y de la precisión del levantamiento. Cabe señalar que además del sombreado con trazos, sombreado plástico y las curvas de nivel.

Las curvas de nivel dan una ilustración exacta de las pendientes y cotas de altura del terreno; el sombreado y los métodos más o menos plásticos hacen resaltar las formas de las montañas; las tintas hipsométricas dan idea clara sobre las altitudes referidas al mar. Todas estas ventajas llegan a combinarse en un mismo plano.

Otros métodos de representar el relieve.

  • Tintas hipsométricas
  • Método estereográfico
  • Curvas horizontales de croquización
  • Cantografía

Tintas hipsométricas

Las montañas por separados no se pueden representar en los mapas de pequeña escala, siendo necesario hacerlo en conjunto. En los mapas de escala menor 1:500.000 se trazan curvas de nivel a intervalos cada vez más grande a medida que aumenta la altitud.

Solo a mediado del siglo XIX las curvas de nivel fueron aplicadas a los mapas de pequeña escala. Al perfeccionarse la litografía y la impresión en colores se realizan pruebas con tintas hipsométricas, rellenando cada zona comprendida entre dos curvas consecutivas con un color ligeramente distinto de los contiguos.

En los primeros ensayos se emplearon colores más oscuros para las bajas altitudes, resultando muy oscuras las partes más bajas por lo que se invirtió el orden de las tintas. En la actualidad se suelen usar las tintas verdes para altitudes menores de 500 metros; con los métodos modernos de grabado pueden emplearse tintas hipsométricas mezcladas que pasan gradualmente de uno a otro color.

En la mayor parte de los mapas escolares la línea de 1:500 m. separa el color castaño claro del oscuro y se destaca mucho induciendo así, un concepto erróneo del relieve del terreno. Con los métodos modernos del gravado pueden emplearse tintas hipsométricas mezcladas que pasan gradualmente de uno a otro color. Este método probado con éxito, puede aplicarse también a los mapas de pequeña escala.

Método estereográfico

Carlos Peucker, de Viena, perfeccionó el método de tintas hipsométricas del modo siguiente: las tintas varían desde un gris verdoso en los valles hasta un anaranjado brillante en las altitudes más elevadas, iban combinadas con curvas de nivel y con sombreado oblicuo de color violeta, además del empleo de los signos o símbolos de las escarpaduras. El resultado fue de una plasticidad tan real que a tal método se le llamó estereográfico, denominándose método estereográfico. Siendo en la actualidad el más perfecto para representar el relieve.

Curvas horizontales de croquización

Las curvas de nivel requieren un levantamiento topográfico de cierta precisión. Pueden croquizarse las montañas en el reconocimiento de un terreno mediante curvas horizontales de trazos que sigan la misma dirección que tendrían las curvas de nivel, mientras mayores sean las pendientes, más próximas se dibujaran unas de otras curvas horizontales.

Cartografía

Todo borde canto o arista, así como toda grieta del terreno, responden a un proceso geológico. Estas soluciones de continuidad pueden ser convexas, como las crestas y escalones; o cóncavas, como en las gargantas o desfiladeros. Estas soluciones de continuidad se dibujan como líneas gruesas corrientes; todas las curvas de nivel cambian de dirección al pasar por una de estas líneas. Este método cantográfico tiene su principal aplicación en los terrenos montañosos y con glaciares, especialmente recomendable para trabajos geográficos o geomorfológicos.

Fuentes

Información extraída de:

  • Edwin Raizs. Cartografía. Ediciones Omega, S. A. 1974. Barcelona.
  • Joly, Fernand. La cartografía. Barcelona: Oikos-Tau, 1988.
  • Microsoft ® Encarta ® 2009. © 1993-2008 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.
  • Colectivo de autores. Geografía física.1979
  • Pierre Birot. Geografía Fisica general