Tizón Temprano de la Papa

Tizón Temprano de la Papa
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: No se ha podido guardar la miniatura
Concepto:Enfermedad causada por el hongo Alternaria solani.

Tizón temprano de la Papa. Enfermedad causada por el hongo Alternaria solani.

Características

Esta enfermedad es causada por el hongo Alternaria solani. Ataca principalmente el follaje de la papa, pero también ataca los tubérculos. La enfermedad es un problema importante en muchas áreas que son muy calientes o muy secas para que se presente el tizón tardío, otra enfermedad fungosa, causado por Phytophthora infestans. Hay varias prácticas posibles para controlar el tizón temprano.

Importancia del Tizón Temprano

El tizón temprano fue descrito por primera vez en 1882. Es un problema serio en muchas áreas del mundo donde no sólo afecta a la papa, sino también al tomate y a otras solanáceas. El tizón temprano ha sido menos estudiado que el tizón tardío, pero en los últimos años se ha observado que es una enfermedad importante en muchas áreas calientes donde se cultiva la papa.

La enfermedad ataca al follaje y algunas veces también a los tubérculos. La disminución del rendimiento causado por el ataque al follaje alcanza hasta más del 50%. El efecto del tizón temprano algunas veces puede ser enmascarado por la incidencia fuerte de otras enfermedades, como la marchitez ocasionada por el hongo Verticillium.

En la papa almacenada, las pérdidas por A. solani pueden ser notables y alcanzar niveles de hasta 80% de los tubérculos con lesiones de tizón temprano. En algunos casos, la infección de tubérculos ha causado grandes pérdidas en papa almacenada para procesamiento, a temperaturas de 100C o superiores.

Síntomas

Los síntomas ocurren en el follaje y en los tubérculos. Los síntomas del tizón temprano no deben confundirse con los causados por el Phytophthora infestans (tizón tardío). Las lesiones del tizón tardío en las hojas generalmente no forman anillos concéntricos. Cuando existe alta humedad relativa esas lesiones muestran esporulación en forma de moho blanco en el envés de las hojas, lo que no ocurre con el tizón temprano. En contraste con el tizón temprano, el tizón tardío de manera característica se presenta bajo condiciones prolongadas de humedad y frío. Las lesiones causadas por el tizón temprano en los tubérculos no se extienden en forma irregular en el interior del tejido, como ocurre en el caso del tizón tardío.

En los trópicos húmedos, lesiones foliares pueden ser causadas adicionalmente por otros hongos, como Alternaria alternata, y Phoma, Septoria y Macrophomina spp. Los síntomas son a veces similares y se pueden confundir con los causados por A. solani.

En las hojas

Se desarrollan lesiones más o menos circulares, de color marrón oscuro, con anillos dispuestos concéntricamente semejando un tablero de tiro al blanco; primero se desarrollan en las hojas inferiores, más viejas. Según las condiciones ambientales y la variedad de papa, las lesiones se agrandan de 0,5 a 2,0 cm de diámetro, y a éstas se asocian áreas cloróticas alrededor y entre lesiones. En condiciones de sequedad, las lesiones pueden perforarse dejando huecos (que se semejan a orificios de bala). Las hojas pueden volverse completamente cloróticas, secar y morir. La enfermedad generalmente ocasiona la defoliación, pero las hojas secas algunas veces quedan colgando en la planta. Lesiones similares ocurren también en los peciolos y los tallos. La infección en los tallos puede ocasionar que éstos se quiebren y que mueran las partes infectadas de la planta que están más arriba. Los síntomas en el follaje pueden ser confundidos con la maduración temprana y los síntomas de la marchitez causada por Verticillium.

En los tubérculos

Las infecciones se caracterizan por lesiones irregulares, hundidas, con bordes elevados. Están distribuidas sin orden en la superficie del tubérculo. Su color pasa del gris al marrón o púrpura y al negro. El tejido que está debajo de las lesiones es de color marrón oscuro, duro y seco, y se extiende dentro del tubérculo desde unos pocos milímetros hasta 2 o 3 cm. Con frecuencia está rodeado por una zona angosta empapada de agua.

Epidemiología

El inóculo de A. solani sobrevive de campaña en campaña (pero no después de varios años) como micelio o como esporas sobre restos de plantas, o sobre la superficie del suelo, o dentro de éste de donde las esporas son diseminadas por acción del viento. El patógeno puede también subsistir sobre los tubéculos. La diseminación inicial, primaria, de este patógeno en el suelo puede permanecer restringida, pero constituye la base para una propagación secundaria - y a menudo fuerte - de la enfermedad. Las hojas jóvenes parecen ser resistentes al desarrollo primario del hongo. Pueden estar infectadas pero los síntomas no aparecen, por varias semanas. Cuando las hojas empiezan a envejecer, se desarrollan lesiones típicas, predominantemente en las hojas inferiores de la planta. Las hojas de la parte media y superior continúan mostrándose sanas aun cuando pueden estar tan fuertemente infectadas como las inferiores.

Las pocas lesiones que se desarrollan en las hojas inferiores son la fuente de esporulación secundaria, que conduce a una infección grave posteriormente en la campaña. Como las lesiones primarias con frecuencia no son visibles, es difícil advertir el comienzo de la esporulación secundaria. Esta puede ser vigilada mediante trampas de esporas, que revelan la esporulación secundaria mucho antes de que se extienda la enfermedad.

La relación entre el desarrollo de la enfermedad y la maduración de la planta puede verificarse mediante varias observaciones. Las variedades que maduran temprano con frecuencia muestran infección secundaria más fuerte. Ellas pueden servir como fuente de inóculo para variedades que maduran tardíamente. Las infecciones más fuertes generalmente se desarrollan hacia el final de la campaña de cultivo. El efecto del tizón temprano es difícil de cuantificar cuando otras condiciones adversas, como la sequía y la marchitez causada por el Verticillium, contribuyen a la senectud temprana del cultivo.

La infección foliar es favorecida por el calor (alrededor de 250C) y la humedad. La lluvia estimula la enfermedad, pero no es necesario que llueva si hay rocío abundante y frecuente. Otros factores que aumentan la pérdida son el riego por aspersión, la cosecha mecánica y el almacenamiento a temperaturas elevadas (superiores a 100C).

El patógeno que se encuentra en el follaje o en la superficie del suelo infecta los tubérculos dañados en el momento de la cosecha. Cuando se toman medidas adecuadas, los tubérculos son menos susceptibles a daños mecánicos y en consecuencia al ataque del tizón temprano.

Biología

El hongo Alternaria solani Sorauer (familia Dematiaceae, clase-forma Deuteromicetos) se propaga por esporas llamadas conidios. Los conidios son elípticos, oblongazos o en forma de mazos, de color oscuro, con tabiques transversales (septas) pero a menudo sin paredes celulares longitudinales, y terminan en una célula que se alarga y adelgaza bastante. Son de tamaño microscópico, de 15 a 29 µm de ancho y de 150 a 300 µm de largo. La célula terminal se va adelgazando en un extremo, formando un apéndice delgado de 2.5 a 5.0 µm.

Bajo condiciones óptimas de alta humedad y temperaturas entre 24 y 340C, la germinación de los conidios se inicia en unos treinta minutos. El tubo germinal en desarrollo penetra en las hojas a través de la epidermis o los estomas. El micelio septado y ramificado se expande dentro de las hojas. Debido a sustancias tóxicas producidas por el hongo el daño avanza adelante del crecimiento del micelio. En cultivo puro, el crecimiento óptimo ocurre alrededor de 280C.

Los conidióforos que contienen las esporas son producidos individualmente o en pequeños grupos. La luz y las temperaturas entre 19 y 230C estimulan el desarrollo de los conidióforos.

Detección de la propagación de esporas

La infección primaria tiene un efecto económico pequeño, pero es importante para el desarrollo de la enfermedad, porque puede dar lugar a una gran propagación secundaria de esporas. Conocer el comienzo de esta propagación secundaria es importante para programar las medidas de control.

La propagación secundaria de las esporas empieza con el desarrollo de las lesiones primarias en las hojas inferiores de la planta. El desarrollo de estas lesiones puede ser detectado visualmente. Sin embargo, las lesiones primarias son difíciles de ver y pueden pasar inadvertidas con facilidad. Puede haber empezado una considerable propagación de esporas antes de que se detecten visualmente las primeras lesiones.

Para proporcionar servicio de alerta a los productores de papa de una región, las estaciones experimentales que tienen un microscopio simple pueden usar un método relativamente fácil, para atrapar esporas. Se trata de la trampa para esporas, que se compone de un portaobjeto para microscopio cubierto con vaselina y fijado a una veleta, la cual lo sostiene contra el viento. Las esporas de Alternaria que lleva el aire se pegan en la vaselina y pueden ser distinguidas al microscopio con cien aumentos (100x).

Control

El control de tizón temprano incluye:

  • precaución durante el manejo del cultivo,
  • control químico, y
  • uso de variedades resistentes.

Precaución durante el manejo del cultivo

Debido a que el desarrollo del tizón temprano está relacionado con el vigor y la maduración del cultivo, el manejo agronómico para estimular el vigor y evitar la senectud rápida del follaje y la debilidad de la planta, ayuda a reducir la incidencia de la enfermedad. Esto incluye riego adecuado y aplicación de fertilizantes (de acuerdo con las recomendaciones locales). Se debe considerar que el riego por aspersión puede promover el desarrollo de la enfermedad.

Ya que las variedades de maduración precoz contribuyen a que se presenten graves diseminaciones secundarias de esporas, la siembra debe ser organizada en forma tal que las esporas que lleva el viento no pasen de las variedades precoces a las tardías.

Para prevenir la infección de los tubérculos, el follaje infectado debe ser eliminado unos días antes de la cosecha y dejar los tubérculos en el suelo hasta que su cáscara esté madura y más resistente a los daños mecánicos.

Como A. solani sobrevive en los desechos de la planta, todos los residuos infectados deben secarse del campo después de la cosecha.

Aunque este patógeno es capaz de persistir de una campaña a otra, no puede sobrevivir períodos más largos. Por ello, la rotación de cultivos puede ayudar a reducir la cantidad de inóculo en un campo.

Control químico

El tizón temprano puede ser controlado en forma efectiva mediante pocas aplicaciones de fungicidas, siempre que la aspersión se efectúe de conformidad con la esporulación secundaria. Las aplicaciones tempranas tienen poco efecto, y las aplicaciones continuas e indiscriminadas no mejoran los resultados, pero cuestan más. Los datos de la trampa para esporas dan una indicación buena de la actividad de los hongos y de la propagación secundaria de las esporas.

Los mismos fungicidas protectores empleados para el control del tizón tardío son, por lo general, efectivos contra el tizón temprano. En la actualidad se emplean con más frecuencia los ditiocarbamatos, (zineb, maneb, captafol,clorothalonil y trifenil hidróxido de estaño). Hay que considerar que los fungicidas específicos para el control del tizón tardío (por ejemplo, el Ridomil) pueden ser inefectivos para el tizón temprano.

Uso de variedades resistentes

Las variedades de papa muestran diferentes niveles de resistencia de campo, pero ninguna de ellas es inmune. La susceptibilidad está asociada con la maduración temprana. Las variedades tardías son generalmente menos afectadas. Debido a que la resistencia es el mejor medio de control, los programas de mejoramiento de variedades deben estudiar la resistencia de las variedades predominantes o de nuevos materiales de cruzamiento.

Fuentes

  • Zachmann, Rainer. 1982. El Tizón Temprano de la Papa; Alternaria solani. Boletín de Información Técnica 17. Centro Internacional de la Papa (CIP), Lima, Perú. 13 pp.