Saltar a: navegación, buscar

Tradición del Día del Árbol en Cuba

Día del Árbol en Cuba
Información sobre la plantilla
Rialis.jpg
Concepto:21 de junio, coincidiendo con el Día del Trabajador Forestal

La tradición del Día del Árbol en Cuba. El 10 de octubre de 1904 se celebró por primera vez en Cuba el Día del Árbol por parte de un grupo de patriotas, personalidades, vecinos e instituciones públicas en el barrio habanero de El Vedado, quienes además decidieron adoptar esta fecha en homenaje al alzamiento independentista, protagonizado por Carlos Manuel de Céspedes en el ingenio La Demajagua, en 1868.

Día del Árbol

Durante millones de años la Tierra ha gozado del beneficio de los árboles. Sin embargo, hoy en día, su supervivencia se encuentra amenazada. Los principales problemas que ponen en peligro los bosques actuales son los incendios forestales, las plagas y enfermedades, la tala de las grandes masas forestales tropicales y subtropicales, las sequías persistentes y la lluvia ácida. Mantener los bosques alejados de la deforestación y conservar el arbolado urbano y rural en las mejores condiciones es la mejor manera de conservar vivo nuestro planeta Tierra.

Suecia fue el primer país en constituir un día del año como Día del Árbol. Esto ocurrió en 1840, cuando ya de forma tan temprana los suecos habían tomado conciencia de la importancia de los recursos forestales, del cuidado que se debe brindar a los árboles y de la necesidad de introducir a los niños desde temprana edad en el conocimiento y la práctica de una tarea a largo plazo. Años más tarde, cuando muchos suecos emigraron a los Estados Unidos llevaron consigo esa valiosa herencia cultural, cuyo ejemplo sirvió para que en ese país en 1872 también se celebrara esa fecha. Y así paulatinamente otros países se fueron sumando.

Como en muchos países el Día del Árbol se utiliza para plantar árboles y dado que esta fecha no es siempre propicia para que los árboles arraiguen, en ocasiones se eligen otras fechas más cercanas al invierno.

El 10 de octubre de 1904 se celebró por primera vez en Cuba el Día del Árbol por parte de un grupo de patriotas, personalidades, vecinos e instituciones públicas en el barrio habanero de El Vedado, quienes además decidieron adoptar esta fecha en homenaje al alzamiento independentista, protagonizado por Carlos Manuel de Céspedes en el ingenio La Demajagua, en 1868. En aquella ocasión, en la calle habanera de Paseo entre Línea y Calzada, fue sembrada una ceiba, en el lugar donde se encuentra hoy el parque Manuel Varona Suárez. Así se iniciaría la acción de arbolado del mencionado barrio.

El 17 de abril de 1952, en los terrenos aledaños al Cacahual (cerca de Santiago de las Vegas) ―donde se encuentran los restos del general Antonio Maceo y su ayudante Panchito Gómez Toro―, mil estudiantes plantaron un bosque como homenaje al Día del Árbol.

Día del Árbol en Cuba

En 1975 se instituyó en Cuba el 21 de junio como Día Forestal, primer día de verano en el hemisferio norte, comienzo del solsticio de verano en Cuba, con el fin de celebrarlo con siembras masivas de árboles. Además, para esa fecha ya ha comenzado la época de lluvia y es más segura la supervivencia de las posturas o pequeños árboles plantados.

En concordancia con el día del Forestal, el Día del árbol en Cuba se celebra el 21 de junio.

En 1999, el Jardín Botánico Nacional rescató la tradición en Santiago de las Vegas a través del proyecto Comunidad Alerta que se ejecuta en esta localidad y cuyos beneficiarios son estudiantes, personas de la tercera edad y agricultores. Para el Día del Árbol los estudiantes se preparan con himnos, poesías, canciones, concursos y representaciones teatrales que presentan ese día en el matutino y por último siembran un árbol en el jardín de la escuela o en un parque comunitario.

El rescate de la tradición del Día del Árbol ha permitido elevar la cultura ambiental y conservacionista de las personas y en particular de los estudiantes, así como mejorar la calidad de vida y formar valores con relación al cuidado, protección y conservación de los recursos naturales, sobre todo de las plantas, en aras de su uso sostenible.

Acciones desarrolladas en Moa a favor de los árboles

  • Repoblación forestal en zonas mineras; aquí vale decir que la Unión Cubaníquel creó la Empresa de Rehabilitación de Zonas Mineras, máxima encargada de repoblar todas las zonas desvastadas por las labores mineras y se ha efectuado un trabajo muy importante en este sentido.
  • Siembra de árboles frutales y maderables en los solares yermos de la ciudad; en esta labor interviene toda la comunidad, organizada por los Consejos Populares y lideradas por el Partido.
  • Creación de programas comunitarios como ECOARTE, Fiesta de los Manglares, Fiesta de la Semilla, donde participan niños y adolescentes en un fuerte movimiento de educación ambiental y se estudian todos los problemas que afectan nuestros ecosistemas, desarrollando eventos, secciones científicas, visitas a fábricas y trabajos que ayudan a despertar una conciencia ambiental; crear conciencia sobre la importancia del cuidado y protección de los árboles y el medio ambiente.

Curiosidades sobre los árboles

La ceiba, en Cuba, es el árbol sagrado por excelencia. Estos árboles están cargados de leyendas y rodeados de misterio. La creencia de su santidad se trasmite de generación en generación.

La palma real es el más numeroso de los árboles de Cuba. Es reconocida por los cubanos como la reina de los campos por la majestuosidad de su estructura, por su peculiar talla y la utilidad que reporta. Capaz de suscitar tal admiración que muchos poetas y músicos han cantado a su elegancia.

Fuente