Ulea (España)

Ulea (España)
Información sobre la plantilla
EntidadMunicipio
 • PaísBandera de España España
 • ProvinciaMurcia
 • MunicipioUlea
Ulea.jpg
Ulea (España)
Ubicación de Ulea en España
Ubicación de Ulea en Murcia

Ulea. Municipio español perteneciente a la comarca del Valle de Ricote, en la Región de Murcia. Limita al norte con Blanca (España), al este con Molina de Segura, al sur con Archena y Villanueva del Segura y al oeste con Ojós (España) y Blanca. Está situado a 29 kilómetros de Murcia. El municipio consta de dos núcleos de población: Ulea y Venta Puñales.

Toponimia

El nombre de Ulea cuyo nombre parece traducirse por Ulliya = "la Alta", no se documenta hasta la segunda mitad del siglo XIV. Su posterior desarrollo poblacional permitió su segregación e independencia, pasando la fortaleza a denominarse las Peñas de Olea (Ulea).

Geografía

Geografía y relieve

El pueblo de Ulea se encuentra situada en España, más concretamente al sureste de la península ibérica. Su altitud es de 130 m, el pueblo esta superpuesto en la ladera de la montaña y la rivera del río. Su extensión es de 40,0 km², su población en 2007 era de 991 habitantes, y está a 126 metros sobre el nivel del mar.

Demografía

La población total de Ulea es de 956 habitantes con una densidad de población de 23,9 /km² .

Clima

Clima semiárido.

Historia

Prehistoria

A lo largo de la historia, la presencia del río Segura junto a la localidad de Ulea ha tenido siempre una gran influencia y aunque no hay restos arqueológicos que lo demuestren, se cree que los primeros pobladores se presentaron en estas tierras en tiempos neolíticos.

Íberos.

En la ladera del monte El Castillo hay restos que certifican la existencia de un poblado íbero en los siglos IV-III a. C. En esta zona, se han hallado algunas cerámicas decoradas. De la agricultura, la ganadería y la pesca debían de vivir en esta época sus pobladores.

Romanos.

Entre 1970 y 1972, se hallaron restos de un poblado romano de los siglos IV y V d. C, en el paraje del Salto de la Novia. Esta ubicación se debería a la importancia estratégica de este punto para la defensa del Río Segura por el Valle de Ricote sin defensas naturales suficientes una muralla cerraba la zona protegiendo aquellos puntos. Otro vestigio romano es una calzada fechada en los siglos I-III d.C y que estuvo activa hasta los siglos XVII y XVIII y que conectaba Cartagena con Chinchilla pasando por el Puerto uleano de La Losilla.

Musulmanes.

Se conservan aún algunos fragmentos de la muralla que protegía a la población y los restos de un aljibe de los primeros musulmanes se situaron en el monte del Castillo, zona fácil de defender y vigilar. Los musulmanes implantaron sus sistemas de riego a base de acequias y norias, lo que provocó un gran avance en la agricultura de la zona. Aún se conserva una de estas norias entre un huerto de limoneros y naranjos y los restos de una pequeña mezquita en la ladera del Castillo. La convivencia con los cristianos de la zona fue pacífica, contra lo que sucedía en otros lugares, hasta el punto de que se piensa que pudo haber enlaces entre musulmanes y cristianos.

En el Valle de Ricote tuvo su origen la Tercera taifa de Murcia, al producirse la sublevación de Ibn Hud contra los almohades en el 1228.

Reconquista

Los cristianos reconquistaron el Valle de Ricote durante el siglo XIII. Fue Ulea entregada a la Orden de Santiago como el resto del Valle de Ricote al igual que otros muchos territorios del fronterizo Reino de Murcia. Fue esta Orden la que trajo la reliquia del Lignum Crucis, venerada durante las actuales Fiestas de mayo.

Edad moderna

A principios del siglo XVI, los musulmanes presentes en Ulea y que no deseaban abandonar la Península Ibérica se convirtieron al cristianismo, transformándose las mezquitas en iglesias, fenómeno que se produjo en todo el Valle de Ricote.

Ulea obtuvo en el siglo XVI el privilegio de Villa con concejo, pero años más tarde fue agregada a Caravaca. En esta época la población de Ulea era muy reducida y los cultivos se encontraban en un estado de gran abandono.

Con Felipe II, Ulea obtuvo el privilegio de Villa por ayuda económica para el proyecto de la Armada Invencible. El número de habitantes ascendió a principios del siglo XVII. Fue en este siglo en el que se expulsó a los moriscos que quedaban en la zona. En el siglo XVIII la población ascendió hasta los 100 habitantes. Comenzó un nuevo período benigno para Ulea y los religiosos, que se habían trasladado a Villanueva y regresaron a la localidad.

Edad contemporánea

En el siglo XIX, Ulea experimentó un gran auge poblacional de más de 1.000 habitantes, número que se ha mantenido más o menos constante hasta nuestros días.

Iglesia de San Bartolomé

Monumentos

Monumentos religiosos

Iglesia de San Bartolomé

En la parte más alta y occidental de la localidad, se encuentra la Iglesia de San Bartolomé junto a un gran desnivel y a numerosas casas dispuestas sobre la ladera.

Junto al Ayuntamiento, son los dos elementos principales de la Plaza de la Constitución.

Mezquita-iglesia mudéjar, fue originalmente, y su construcción data de inicios del siglo XVI. Tras la conversión de los moriscos, la localidad fue una de las primeras villas en tener iglesia parroquial. Su estado actual es consecuencia de una ampliación en la que se conservó la estructura original. Quedó fuera de culto tras el incendio que sufrió en 1939. Se descubrió años más tarde su armadura escondida tras la bóveda.

Casa del Cura o Casa Parisina

Monumentos civiles

Casa del Cura o Casa Parisina

Uno de los edificios más emblemáticos de Ulea. De cuatro plantas, con dos torreones volados y estructura cuadrada. Construida por José Ríos Carrillo, un uleano que trabajaba en la exportación de fruta entre los años 1910 y 1915. En un viaje a Francia conoció al arquitecto Alexandre Gustave Eiffel, con quien le uniría una gran amistad. Fruto de esta relación, Eiffel visitó en más de una ocasión el Balneario de Archena. Se piensa que él o algún alumno aventajado suyo pudieron ser los autores del proyecto de la misma aunque no existen planos ni escrituras que puedan confirmar su autoría.

Construida como vivienda particular, fue adquirida por la Parroquia de San Bartolomé en 1996, usándose como Casa Parroquial, y restaurada posteriormente.

Economía

Este municipio basa su economía principalmente en la agricultura (naranjas, limones, albaricoques, peras y melocotones).

Los servicios son representados, en su mayor parte, por las dependencias del Ayuntamiento y por el Colegio Público “Santa Cruz”. También se cuenta con Consultorio Médico, Centro Local de Empleo, Centro de Atención a personas mayores, Piscina Municipal y Centro Cultural donde se encuentra además de un salón de actos y en club de los pensionistas, una Biblioteca Pública con una extensa bibliografía.

Fiestas

Fiestas en Honor a la Santa Cruz de Ulea

Del 1 al 3 de mayo. Se celebra una procesión donde se recibe al Lignum Crucis, astilla de la Cruz de Cristo, que puede verse durante todo el año en la Iglesia de San Bartolomé, y que el 3 de mayo es bañada por el párroco.

Junto a las manifestaciones religiosas, hay otros actos como verbenas (fiestas) nocturnas.

Fiestas de San Bartolomé

Se celebran en torno al 24 de agosto, día de San Bartolomé, y unen actuaciones populares a la festividad y la procesión religiosa.

Semana Santa

En la Semana Santa uleana, además de los oficios religiosos, se pueden admirar diferentes procesiones: Domingo de Ramos, Procesión de las Palmas, desde la plaza del Henchidor.

Personalidades

Raquel López Cascales: Narradora Oral y Cuenta cuentos nació en Ulea en el año 1968. Esta escritora uleana es continuadora de la tradición de la narración oral, reside actualmente en Alicante y cuenta con 2 libros publicados: "Amantes Amados"(para adultos) y "Veintisiete abuelos son demasiados" (para niños).

Fuentes