Yayli Tambur (Instrumento musical)

Yayli Tambur
Información sobre la plantilla
Yayli Tambur

Cordófono pulsado, punteado o frotado (Yayli)
Clasificación

Laúd de cuello largo, Tampouras, Tambûrs , e Instrumentos de Arco


Yayli Tambur es un instrumento musical turco que tiene un cuello largo y desgastado (como un laúd) con una caja de resonancia de madera o metal cubierta en forma redonda. Se mantiene verticalmente de manera que la caja de sonido descanse entre las pantorrillas o en el regazo del jugador. Se toca casi de manera similar a un violoncello, y es por eso que es fácil para los violinistas tocar. El arco se sostiene de lado, con el dedo índice y el pulgar sosteniendo el borde derecho del arco y otros dedos presionando las crines.

Descripción

Cordófono punteado (o frotado, en cuyo caso se le llama Yayli Tanbur) de la familia de los laúdes de cuello largo. El tanbur es el más característico de los laúdes de la música culta turca y sobre el que más claramente se evidencia el sistema modal turco (makam). Este instrumento no se toca hoy en día más que en los centros urbanos turcos como Konya, Ankara o la ciudad de Estambul, la excapital del Imperio Otomano. En el siglo X, el gran filósofo y teórico Al-Farabí lo llamó tunbur al-kabir al-turki, "el gran tanbur turco", dentro de su tratado de música Kitab al-musiqi al-kabir, con la finalidad de diferenciarlo de otros instrumentos con el mismo nombre.

En efecto, numerosos laúdes de cuello largo del Oriente Medio y Asia Central tienen nombres derivados de la misma raiz: tunbur (Turkmenistán, norte de Irak y Siria), tumbur (Afganistán), tanbur kurdo (Kurdistán), tanpura (India) dambura (Turkestán, Afganistán), dumbrak (Tadjikistán), dömbra (Kazakhstán), dombor (Mongolia), tambura (Yugoslavia, Bulgaria), tamburás (Grecia), etc...

Asimismo, en el sur de Irak, en Egipto, Sudán y Yemen, el término tanpura sirve para designar instrumentos de arco de la familia de la lyra.

El tanbur turco es un laúd con caja de resonancia hemisférica, provisto de un mástil largo y fino que le da un aspecto noble y elegante.

En el mástil se encuentran dispuestos de 48 a 60 trastes móviles, que determinan los intervalos de las escalas modales. La precisión de estos intervalos hace que el tanbur sea frecuentemente considerado como el instrumento perfecto de la música modal turca y que sus medidas sean la base de la representación gráfica del sistema de los makam orientales.

La sonoridad rica y llena del tanbur viene dada no solo por la longitud vibrante de sus cuerdas (104 cm.) sino por la delgadez de su tapa y de la caja de resonancia. El instrumento tiene 7 cuerdas metálicas (2+2+2+1) de acero y latón. Tradicionalmente, sólo la primera hace melodías, y el resto suenan por simpatía o como nota pedal en momentos muy puntuales. El tanbur puede ser tocado con plectro o con arco. En el primer caso, el músico pellizca las cuerdas con la ayuda de un plectro de caparazón de tortuga de mar llamado mizrab, con una forma redondeada en la punta que permite obtener un timbre más amplio.

Fuentes