Diferencia entre revisiones de «Ángel Canellas López»

(Fuentes)
 
Línea 35: Línea 35:
 
|notas        =  
 
|notas        =  
 
}}
 
}}
 
+
<div align=justify>
 
'''Ángel Canellas López''' nació en el seno de una familia acomodada. Licenciado en Derecho y Filosofía y Letras ([[22 de junio]] de [[1935]]), alcanzó el grado de doctor en la Universidad Central en 1942 con la tesis Estudio diplomático de los documentos de Sancho Ramírez.
 
'''Ángel Canellas López''' nació en el seno de una familia acomodada. Licenciado en Derecho y Filosofía y Letras ([[22 de junio]] de [[1935]]), alcanzó el grado de doctor en la Universidad Central en 1942 con la tesis Estudio diplomático de los documentos de Sancho Ramírez.
  

última versión al 17:37 4 dic 2019

Ángel Canellas López
Información sobre la plantilla
Ángel Canellas López.jpg
Nacimiento18 de enero de 1913
Fallecimiento28 de diciembre de 1991

Ángel Canellas López nació en el seno de una familia acomodada. Licenciado en Derecho y Filosofía y Letras (22 de junio de 1935), alcanzó el grado de doctor en la Universidad Central en 1942 con la tesis Estudio diplomático de los documentos de Sancho Ramírez.

Enciclopédico

(Z., 18-I-1913 - 28-XII-1991). Historiador. Hijo de Sebastián y Dolores, hermano de José M. (+ 1944) y Ana María. Primera enseñanza en el Colegio Politécnico, de Zaragoza; bachillerato en el Instituto; licenciaturas de Derecho y Filosofía y Letras en el solar universitario de la Plaza de la Magdalena, con maestros reconocidos: Minguijón, Sancho Seral, Prieto Castro, Galindo, Andrés Giménez Soler, Usón Sesé. Estudios complementarios en Sevilla, Barcelona, Münster, Salamanca y Nancy, hasta 1936.

En 1939, Canellas es nombrado profesor auxiliar temporal en la Facultad de Filosofía y Letras; dos años después, en la de Leyes se le encomienda un curso de «Historia General del Derecho», excelente base para preparar una cátedra de Paleografía y Diplomática, al igual que los encargos concernientes a Letras: una «Historia General de la Cultura», de difuso contenido, más la «Historia de España en la Antigüedad» y la de «Edad Media». Doctorado en Madrid (sobre una colección diplomática del rey Sancho Ramírez), en 1944 obtiene la cátedra de Paleografía y Diplomática en la Universidad de Santiago de Compostela, impartiendo asimismo otras asignaturas humanísticas, al tiempo que es elegido Decano (1945).

Mediante concurso de traslado, regresa al campus zaragozano al año siguiente, donde, después de un dilatado empleo, recibirá la más lisonjera despedida jubilar en 1983, habiendo sido decano de su Facultad, secretario general de la Universidad, y dos veces su vice-Rector, con reconocida aplicación y extraordinaria eficiencia. Casado con María Ángeles Anoz Navaz, su descendencia son diez hijos, excelente cuadro familiar para observaciones de carácter político y social, como hemos dicho en otro lugar. Con ágil capacidad de síntesis y resuelta adaptación a tareas dispares, usando de tacaña economía de medios y notable limpieza de manos sobre mesa bien peinada de papeles Canellas administró su tiempo en una cadena de rendimientos polifacéticos, dentro y fuera de la Universidad, en el desempeño de misiones o cargos político-administrativos. Lógica y visiblemente, quien polarizó tan extenso firmamento de afanes y logros estaba en posesión de gran energía, densa, aunque con algunas fugas de cólera, o, más por lo común, de humorismo crítico; pero se rendía con docilidad a la razón, al cariño y a las buenas formas y ello sin condiciones ni resentimiento, se apunta en su escritura autógrafa, de módulo pequeño, simplificada, delgada y veloz, desigual, datos que en las tablas grafológicas equivalen a concentración, cultura, sobriedad, vivacidad y emotividad. Exteriormente, el catedrático emanaba autoridad, muy de acuerdo con la imagen que la sociedad exigía, y su mirada directa, muy inteligente de cuanto caía bajo su atención, sostenía la confianza en su mandar y gobernar, precedida por su fama de hombre sabio y formal observador de normas y protocolos; lo cual, a contrapelo, manifiesta excelentes condiciones para recibir órdenes de quienes pudieron y quisieron encomendarle una misión, en la seguridad de su puntual cumplimiento. A sus cargos de enseñarte e investigador (véase el primer apéndice de esta GEA, en el artículo sobre su Consejo de dirección) hay que añadir los de director de la «Real Academia de Bellas Artes de San Luis de Zaragoza», y de la «Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País»; en la primera rehízo su patrimonio documental, al tiempo que recuperaba su lugar de origen en el Museo de Zaragoza; en la segunda inventarió su archivo y editó obras importantes de interés histórico, en ambas actuó con economía, diligencia, y ajustado realismo.

En el citado texto se alude a «más de ciento cincuenta publicaciones de diverso tipo» hechas por Canellas, cifra que fue aumentada en otro centenar hasta la fecha de su fallecimiento; de unas y otras hay referencia bibliográfica en el Homenaje a su memoria convocado y publicado por la R. Academia de San Luis, R. Sociedad Económica, Cabildo Metropolitano, y Universidad de Zaragoza, en junio de 1992. Más algunas ediciones póstumas, al cuidado de Beatriz Canellas (La colección diplomática de Sancho Ramírez), y de Magdalena Canellas y Antonio López (tomos III, IV, V y VI [libros 5 a 10 más índices] de J. Zurita en su Historia del Rey D. Hernando y de la empresa y ligas de Italia), junto a dos artículos de Sigilografía y Diplomática, más otro sobre Algunos signos regios eclesiásticos, notariales y privados medievales aragoneses, publicado en Alemania.

Fuentes