Eritema multiforme

Revisión del 17:46 9 abr 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Eritema multiforme
Información sobre la plantilla
Mult.jpg
Concepto:Es un trastorno cutáneo debido a una reacción alérgica o a una infección.

Eritema multiforme. El eritema multiforme (EM) fue descrito por primera vez por Hebra, en 1866 como una condición relativamente benigna caracterizada por lesiones cutáneas, distribuidas simétricamente. Actualmente es descrito como una enfermedad mediada inmunológicamente, desencadenada por drogas o infecciones, con características clínicas de bulas y ulceraciones en mucosas y piel.

Clasificación

El EM puede ser clasificado en cuatro situaciones clínicas, como:

  • Eritema multiforme menor (EMm)
  • Eritema multiforme mayor (EMM)
  • Síndrome de Stevens-Johnson (SJS)
  • Necrolisis epidérmica tóxica (TEN) o enfermedad de Lyell.

El EM también se considera que sea un grupo de lesiones inflamatorias agudas con diferentes presentaciones clínicas.

Causas, incidencia y factores de riesgo

El eritema multiforme es un tipo de reacción de hipersensibilidad que se presenta en respuesta a medicamentos, infecciones o enfermedad. Los medicamentos abarcan:

• Barbitúricos

• Penicilinas

• Fenitoína

• Sulfamidas

Entre las infecciones se pueden mencionar:

Herpes simple

• Micoplasma

Se desconoce la causa exacta. Se cree que el trastorno involucra daño a los vasos sanguíneos de la piel, seguido de daño a los tejidos cutáneos.

Algunas formas de esta afección son más graves que otras.

• El eritema multiforme menor no es muy grave. La mayoría de los eritemas multiformes son causados por herpes simple.

o infecciones por micoplasma.

• El eritema multiforme mayor es más grave y se conoce como síndrome de Stevens-Johnson. La forma más grave es causada generalmente por reacciones a medicamentos, en lugar de infecciones. El eritema multiforme ocurre principalmente en niños y adultos jóvenes.

Síntomas

Fiebre

• Sensación de malestar general

• Picazón en la piel

• Dolores articulares

• Lesiones cutáneas múltiples.

- comienzan rápidamente y pueden retornar;

- pueden diseminarse;

- puede aparecer como nódulo, pápula o mácula y pueden lucir como urticaria;

- lesión central rodeada de anillos concéntricos de palidez y enrojecimiento, también denominada "diana", "iris" o "blanco";

- pueden tener vesículas y ampollas de diferentes tamaños (bulas);

- localizadas en la parte superior del cuerpo, piernas, brazos, palmas, manos o pies;

- pueden comprometer la cara o los labios;

- generalmente iguales en ambos lados (simétricas).

Otros síntomas que se pueden presentar con esta enfermedad son:

• Ojos inyectados en sangre.

• Resequedad ocular.

• Ardor, picazón y secreción ocular.

• Dolor ocular.

• Úlceras bucales.

• Problemas de visión.

Signos y exámenes

El diagnóstico se basa principalmente en la apariencia de la lesión cutánea, especialmente si hay una historia de factores de riesgo o enfermedades asociadas.

Los exámenes pueden abarcar:

• Signo de Nikolsky.

• Biopsia de lesión de piel y examen microscópico del tejido.

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento comprenden:

• Controlar la enfermedad que está causando la afección.

• Prevenir la infección.

• Tratar los síntomas.

Deje de tomar cualquier medicamento sospechoso, con la aprobación del médico.

El tratamiento de los síntomas leves puede abarcar:

• Medicamentos como los antihistamínicos para controlar la picazón.

• Compresas húmedas aplicadas a las lesiones cutáneas.

• Antivirales orales si es causada por herpes simple.

• Medicamentos de venta libre, como paracetamol, para disminuir la fiebre y el malestar.

• Anestésicos tópicos (especialmente para lesiones bucales) para aliviar el malestar que interfiere con las actividades de comer y beber.

El tratamiento de los síntomas graves puede abarcar:

Antibióticos para controlar las infecciones cutáneas secundarias.

• Corticosteroides para controlar la inflamación.

• Hospitalización y tratamiento en unidad de cuidados intensivos o unidad de quemados para casos graves, síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica.

• Inmunoglobulinas intravenosas (IGIV) para detener el proceso patológico.

Practicar una buena higiene y mantenerse alejado de otras personas puede ayudar a prevenir infecciones secundarias. Los injertos de piel pueden servir en casos en los que están afectadas grandes áreas del cuerpo.

Fuentes

  • In: Habif TP, ed. Clinical Dermatology. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2009:pp 710-714.
  • Weber DJ, Cohen MS, Morrell DS, Rutala WA. The acutely ill patient with fever and rash. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Disease. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 52.