Saltar a: navegación, buscar

Adelina López Llerandi

Adelina López
Información sobre la plantilla
Adelina López LLerandi.jpg
Licenciada en Información Científico-Técnica y Bibliotecología en la Universidad de La Habana. Trabajadora de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí desde el año 1960. Fue por 20 años Directora de la Escuela Nacional de Técnicos en Biblioteca, se le ha denominado "formadora de generaciones de bibliotecarios".
NombreAdelina López Llerandi
Nacimiento1925
Bandera de Cuba Cuba
FallecimientoMarzo de 2012
Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
EducaciónUniversitaria
Alma materUniversidad de La Habana
OcupaciónDirectora de la Escuela Nacional de Técnicos en Bibliotecas
HijosAdelina Erbiti López
PremiosDistinción por la Cultura Cubana (1982), Distinción Raúl Gómez García (1983), Rafael María de Mendive (1984), Por la Educación Cubana (1988), Medalla de la Alfabetización (1986), Sello Conmemorativo “Antonio Bachiller y Morales” (1995), Premio Nacional María Villar Buceta

Adelina López Llerandi. Licenciada en Información Científico-Técnica y Bibliotecología en la Universidad de La Habana. Trabajadora de la Biblioteca Nacional José Martí de Cuba desde el año 1960, fue la primera directora de la Escuela Nacional de Técnicos de Bibliotecas del Ministerio de Cultura, es considerada formadora de generaciones de bibliotecarios.

Síntesis biográfica

Nació en 1925 en Cuba. Se graduó como Licenciada en Información Científico-Técnica y Bibliotecología en la Universidad de La Habana.

Trayectoria laboral

Laboró en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí desde el año 1960 y dos años más tarde alternó las tareas inherentes a su cargo con la docencia, en la Escuela Nacional de Técnicos de Bibliotecas (ENTB), recién fundada. Se desempeñó también como Asesora Nacional de Bibliotecas, en 1967 y después directora de la ENTB. En esa última responsabilidad se mantuvo en activo durante 20 años. Su vida estuvo vinculada a la formación de bibliotecarios.

Maestra de generaciones de bibliotecarios

En 1962 comenzó sus labores como docente en la Escuela Nacional de Bibliotecarios del Ministerio de Cultura, recién fundada y destinada a la preparación de bibliotecarios de nivel medio, necesarios en aquellos momentos para desarrollar las bibliotecas creadas a todo lo largo del país, después del Triunfo de la Revolución.

Durante 20 años dedicó sus conocimientos a la formación de técnicos en su profesión, no sólo de la La Habana sino de todas las provincias de Cuba.

En trabajo cooperado con su entrañable amiga Blanca Rosa Sánchez, emprendió la labor de formación de jóvenes graduados de noveno grado, más tarde con estudiantes que provenían de preuniversitario, así de suma a la institución docente el llamado curso bachiller.

A principios de la década de 1970 puso en práctica los cursos dirigidos para el personal de las bibliotecas públicas, los resultados no se limitaban a un simple plan de estudios aprobado; el colectivo de profesores que ella dirigía se trasladaban a las provincias, organizaban y seminariaban equipos de docentes creados a partir de los mejores especialistas procedentes de la base y finalmente se evaluaban los resultados con la presencia de los profesores de la ENTB.

Toda esta labor, la llevó a cabo sin abandonar la responsabilidad de mantener la calidad de la docencia en la sede central.

Contó en la ENTB con un claustro de profesor es de gran prestigio y profesionalidad. Logró que muchos de sus propios graduados se convirtieran en docentes, se caracterizaba por su marcada exigencia, comprometiéndolos a ser cada vez mejores técnicos.

Fomentaba en todos los alumnos valores necesarios para que desempeñaran el papel que les correspondía en la sociedad, elevando en todo lo posible su nivel cultural y dando lugar así a generaciones de bibliotecarios que se caracterizaron por tener un alto sentido de pertenencia y amor por la profesión.

Trabajó en la preparación y formación de cuadros, en este sentido formó a la Licenciada Esther García Mateo, quien dio continuidad a la labor de dirección de Adelina.

Distinciones

Sello Conmemorativo “Antonio Bachiller y Morales”

A lo largo de su vida recibió importantes distinciones, entre las que se destacan:

Fuentes