Saltar a: navegación, buscar

Alejandra Alarcón

Alejandra Alarcón
Información sobre la plantilla
Alejandra Alarcon.jpg
Artista de las Artes Plásticas y Modelo
NombreAlejandra Alarcón
Nacimiento4 de julio de 1976.
Cochabamba, Bandera de Bolivia Bolivia

Alejandra Alarcón. Es una talentosa artista boliviana de gran éxito internacional.

Síntesis biográfica

Nació el 4 de julio de 1976 en Cochabamba, Bolivia donde la familia es una entidad fuerte y apreciada, donde se vive de modo apacible y se conservan muchas tradiciones que la creadora acepta y otras que afectan a su trabajo.

Alejandra entra en la Universidad y consigue su licenciatura de Sociología, posteriormente viaja a México y obtiene la licenciatura en Artes Plásticas en el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). Actualmente trabaja de modo intenso entre México y Bolivia, y expone también en Italia, China, USA, España, Brasil, Bélgica, Chile, Canadá, Argentina y Perú.

Trayectoria

Paralelamente encuentra el detonante que completa su interés de realizar su trabajo en el libro "Los hijos de Yocasta", de Cristiane Oliver, que critica el sicoanálisis cuestionando todo el contenido del libro. A partir de aquí surge en Alejandra Alarcón una prolífera obra que se convierte en el objetivo de su creación, y abarca dibujos, acuarelas, videos, instalaciones y objetos. En esta etapa su producción tuvo que ver con el imaginario de los cuentos infantiles, específicamente "Blanca Nieves" y "Caperucita Roja".

En sus obras a nivel plástico es dulce e infantil , existe una relación perversa entre la primera apariencia y el contenido de las mismas, relación que refuerza mediante la técnica de la acuarela. Al ver algunas de sus obras la primera impresión es la atracción, agrada verlas por su transparencia, pulcritud, colorido; parecen ingenuas, diáfanas e inofensivas. En una segunda mirada aflora la intención real, entonces el impacto es otro. La pulcritud, la transparencia son sólo una forma, ya que el contenido es muchas veces obsceno y grotesco. Esto sucede con "Caperucita la más roja", en apariencia candorosa, infantil y desprotegida, cuando en realidad es agresiva, instintiva, animal, peligrosa. Alejandra debela los contenidos inconscientes de los pequeños y grandes dramas existenciales que contienen estas historias. Construye una nueva iconografía a través de su construcción.

Entre las funciones del arte, un aspecto importante en el trabajo de Alejandra Alarcón a la que llega a partir de la comprensión de la realidad, son las complejas relaciones personales y los comportamientos que realmente se analizan o comprenden en los campos de la psicología y la sociología, y que hurga en sus obras con ironía y humor para negar la posición de víctima o de género débil, hasta dar un giro en los cuentos infantiles y posesionarse en un nuevo lugar. El juego entre inocencia, seducción y poder es el eje que sostiene su obra.

Encuentra recursos poco comunes en el arte contemporáneo del siglo XXI (el uso de la acuarela), como poco frecuente es trabajar con contenidos y estética propia de los cuentos infantiles, otorgarle nuevas dimensiones y tener como resultado una propuesta tan seria que es ese orden de la mente relacionado con el funcionamiento del intelecto, las emociones y la voluntad.

El trabajo de esta gran artista gira en torno a una preocupación sobre la identidad femenina, transita en un terreno limítrofe, en el que la identidad es una constante negociación, en el que “ser” no es algo dado e inamovible, sino algo más bien cambiante. Es necesario desmantelar los imaginarios que sostienen a la cultura occidental, como la mitología infantil (cuentos de hadas), y las bases del imaginario creado en torno a la familia como institución legitimadora de la sociedad.

La serie “El olor del clan” es uno de sus mejores trabajos desarrollado hasta el momento. Fuerte, inquietante, misterioso, de una extraordinaria capacidad expresiva, de noble madurez en su potencial de transmitir las relaciones del clan familiar. El pulpo es la imagen poética que nos sumerge en el mundo fascinante de relaciones arquetípicas. El empleo del pulpo es interesante por sus características, su textura blanda, mojada. La filosofía del pulpo alude a los órganos sexuales femeninos (boca dentada) y músculos (tentáculos). Los personajes están relacionados entre sí por lazos de parentesco real o simbólico dentro de un clan. El clan es referido a la familia como grupo en su aspecto biológico y social, con sentimientos genuinos de afecto, de unidad, alto grado de cooperación, modo de comportamientos similares, rituales compartidos, valores reconocidos como comunes, en que se siente una fuerza centrípeta casi inevitable por tradición, por percibir la protección incondicional del núcleo, donde los fuertes lazos de consanguinidad traza pautas de comportamiento reconocibles para el grupo y este aporta la estabilidad emocional necesaria para liberarse de la célula en ciertos aspectos. Relaciones que navegan entre el reconocimiento y la negación, entre la dependencia y la liberación, entre construir una identidad propia y el deseo de pertenencia. En el clan las relaciones entre los miembros pueden trascender los lazos consanguíneos o reales, y pueden ser simbólicos o míticos, así como también tener una estructura matriarcal.

Producción audiovisual

Crea un guión previo y animaciones computarizadas con las que explora aspectos del comportamiento humano donde el humor ácido es un elemento esencial. Usando una cámara de video que le posibilita otra dinámica, construye discursos con una estética propia que la identifica. Una de las obras que se destaca es "Vestido cosido", animación de pocos minutos en que un pedazo de carne persigue a un vestido, se mete en el y termina cocinado. Alejandra refiere aquí las relaciones víctima-victimario y el vínculo femenino-masculino donde la mujer en el rol de devoradora no es la devorada sino que, muy dueña de sí, detenta en poder y el gozo.

Muestra de obras realizadas

Véase también

Fuente

  • Revista de las Américas y el Caribe: "Arte por excelencias" por Julio Le Parc.