Ana de Rusia

Ana de Rusia
Información sobre la plantilla
Emperatriz de Rusia
Elisabeth-I-Petrovna by-V-Erichsen 1757.jpg

Emperatriz de Todas las Rusias
29 de enero de 1730 al 28 de octubre de 1740
Predecesor Pedro II de Rusia
Sucesor Iván VI de Rusia
Nombre real Ana Yoánnovna
Otros títulos Duquesa de Curlandia
Nacimiento 7 de febrero de 1693
Moscú, Bandera de Rusia Rusia
Fallecimiento 28 de octubre de 1740
San Petersburgo, Bandera de Rusia Rusia
Consorte Federico Guillermo, Duque de Curlandia
Casa Real Románov
Padre Ivan V de Rusia,
Madre Praskovia Saltykova

Ana de Rusia. Emperatriz de Rusia, duquesa de Curlandia, que ocupó el trono tras la muerte de Pedro II y cedió el gobierno a su favorito Biron. Persiguió al clero ortodoxo y a los mujiks, favoreció a la nobleza e intervino en la Guerra de Sucesión Polaca y en alianza con Austria, librando una guerra contra los turcos.

Síntesis biográfica

Primeros Años

Ana Ivanovna Emperatriz de Rusia, nació el 28 de enero de 1693 era hija de Iván V de Rusia, hermano mayor de Pedro el Grande y estuvo casada con Federico Guillermo, duque de Curlandia, en noviembre de 1710, pero en el viaje de regreso desde San Petersburgo en enero de 1711, murió su marido. Viuda de este y sin hijos, siguió gobernando como la duquesa de Curlandia ahora el oeste de Letonia desde 1711 hasta 1730, con el residente de Rusia, Peter Bestuzhev, como su consejero y a veces amante.

Nunca se volvió a casar tras la muerte de su marido, pero tenía la reputación de sus enemigos que estaban al tanto de su historia de amor con Juan Ernesto de Biren durante muchos años.

Habiendo fallecido su primo el emperador Pedro II de Rusia que murió, a los 15 años de edad, Ana a fuerza de de intrigas logró ocupar el trono. El conde Ostermann, antiguo maestro de lectura de Ana y canciller del imperio, deseoso de mantenerse en el poder, y queriendo al propio tiempo favorecer a su antigua y querida discípula, fue el alma de todos aquellos trabajados. Llevados de un pensamiento análogo, Iván y Basilio Dolgoruki hermanos que habían sido poderosos en el reinado anterior, identificaron sus aspiraciones con las de Ostermann, confiados los tres en que Ana recomenzaría con una influencia sin límites a los que la iban a regalar una corona. Atrayéndose los tres a los grandes senadores reunidos en Moscú, consiguieron que su protegida fuese antepuesta ante dos hijas de Pedro el Grande, y reconocida como soberana en 1730. Cuando uno de príncipes Dolgoruki del comisionado fue a anunciar a la elegida su elevación, entró en la casa de ésta, hallando a un hombre de mal aspecto, a quien el príncipe trató de expulsar, primero de palabras y después por la fuerza, pero no pudo hacerlo, ya que la nueva soberana se lo prohibió, aquel desconocido se llamaba Juan Ernesto de Biren y era el favorito de Ana.

Ésta había ofrecido separarse de su amante a cambio de firmar la autoridad absoluta de los emperadores. Pero el senado con la esperanza de establecer una monarquía constitucional en Rusia, la convencieron para firmar los artículos que limitaban su poder. No bien tomó posesión de trono, cumplió la segunda parte de la promesa haciéndose reconocer autócrata de todas las Rusias. No así la primera, pues entregó a Biren el omnímodo poder de los tsares, y este ni reconoció en su ambición, ni perdono a cuantos trataron de ponérselos. Los hermanos Dolgoruki fueron desterrados, enrodados o descuartizado, 20 000 súbditos deportados a la Liberia, 10 000 sospechosos fueron ejecutados, ni las suplicas, ni lagrimas de la emperatriz, lo conmovían y en 10 años que esta vivió fue el verdadero señor del imperio. Quiso y llegó a ser a pesar de la oposición de la nobleza, duque de Curlandia.

Reinado

El reinado de Ana vio los inicios de la expansión rusa en Asia Central territorial.En este reinado aumentó a Rusia su influencia en el exterior, y se borró la deshonra de la paz de Pruth, conservando la diplomacia y el ejército de este país la preponderancia adquirida en lo tiempos de Pedro I, el vencido de la campaña Pruth, el feld- mariscal Munich dio el triunfo a las armas rusas en Polonia, Austria y Turquía. En las primeras de estas tres naciones, Augusto III protegido por Rusia, fue asegurado en el trono. En las otras dos, los rusos socorrieron al emperador Carlos VI y batieron a los turcos, como también dispersaron a los tártaros de Crimen.

Por otro lado, Ana dio muchos privilegios a la nobleza. En 1730 se derogó la ley de primogenitura de Pedro, las fincas tan grande podría subdividirse nuevamente. Desde 1731, los propietarios son responsables de los impuestos a sus siervos y su esclavitud económica se había reforzado. En 1736, la edad en que tuvieron que iniciar el servicio se elevó de 15 a 20. Algunos nobles lograron iniciar el servicio de hasta ocho años para poder jubilarse a los 33. Los siervos ahora necesitaban el permiso de los propietarios antes de trabajar en otros lugares. Los propietarios podían mover los siervos de un lugar a otro.

La reina, por su parte protegió las ciencias, e hizo continuar los viajes iniciados por Pedro el Grande en el Océano Glacial. Los capitanes Bering, Techirikof y Spangenberg, por mandato de la soberana, visitaron las islas Aleutianas y Buriles.

Ana se hizo famosa por su mejilla grande que al decir de Carlyle,
"como se muestra en sus retratos, es comparable a un jamón de Westfalia".
A medida que su salud declinó Ana designó como sucesor a Iván Antonovitch, nieto de catalina, y para regente en la edad menor, a su favorito Juan Ernesto de Biren. Éste fue un intento de asegurar la línea de su padre, Ivan V, y excluir a los descendientes de Pedro el Grande de heredar el trono.

Muerte

Ana murió a la edad de 47 años de la enfermedad renal el dia 28 de octubre de 1740. Iván VI era sólo un bebé de un año de edad en el momento y su madre, Ana Leopóldovna, era detestada por sus consejeros alemanes y las relaciones. Como consecuencia de ello, poco después de la muerte de Ana, Isabel Petrovna, hija legitima de Pedro I, logró ganar el favor del pueblo y encerró a Iván VI en un calabozo y exilió a su madre.

Fuentes