Saltar a: navegación, buscar

Pedro II de Rusia

Pedro II de Rusia
Información sobre la plantilla
Emperador y Autócrata de Todas las Rusias (1727–1730)
Pedro segundo de rusia.jpg
Nombre real Piotr Alekséievich Románov
Nacimiento 23 de octubre de 1715
San Petersburgo, Bandera de Rusia Rusia
Fallecimiento 30 de enero de 1730
Moscú, Bandera de Rusia Rusia
Entierro Catedral del Arcángel
Predecesor Catalina I
Sucesor Ana Ivanovna
Casa Real Románov
Padre Alexis Petrovich Romanov
Madre Carlota Cristina de Braunschweig-Wolfenbüttel

Pedro II de Rusia. Monarca ruso, nieto de Pedro I e hijo de Carlota de Brunswick y Alexis Petrovich Romanov. Su reinado fue corto y desafortunado dada su juventud e inexperiencia, lo que tuvo como resultado el fortalecimiento del poder del Consejo de Regencia. Con su muerte acabó el linaje masculino de la Dinastía Románov.

Síntesis biográfica

Nació el 12 de octubre de 1715.

Tuvo una infancia solitaria. Su madre, Carlota de Brunswick, había muerto al darlo a luz y su padre Alexis Petrovich Romanov fue ejecutado en 1718, por lo que quedó huérfano a los tres años. Era el nieto del emperador Pedro I quien no se interesó mucho por su vida y educación. Años después intentó una enseñanza acelerada pero Pedro no dejó de ser perezoso y mal educado.

Su única familia cercana fue su hermana Natalia, un año mayor que él, a la que amó con ternura, también tenía una relación cercana con su tía Isabel, la hija de Pedro el Grande y Catalina I con la que se dice que llegó a cometer incesto, se cree también que fue amante de Iván Dogoruki.
Pedro (a la izquierda) y su hermana, Natalia (a la derecha), retrato hecho por Louis Caravaque.

Apartado de las responsabilidades del gobierno, organizaba fiestas descontroladas tanto dentro como fuera del palacio.

Llegada al trono

Después de fallecida Catalina I en 1727, a los cuarenta y tres años, después de dos años de reinado, Pedro II fue coronado Zar el 25 de febrero de 1728 con apenas doce años de edad, su tutela pasó a las manos del antiguo compañero de su abuelo Pedro I, Alexandr Ménshikov. De los asuntos de estado se ocupó el Consejo de Regencia, un organismo de consulta con ocho representantes de las familias más influyentes del país, del cual formaban parte sus parientes Ana Ivanovna (hija de Iván V) e Isabel Petrovna (hija de Pedro I), Su llegada al trono fue casi casual ya que los herederos de Pedro I —Pedro y Pablo— murieron jóvenes y Pedro se convirtió en el único sucesor al trono. El zar asistió a las sesiones del Consejo tan solo una vez en casi tres años y todas las decisiones importantes estuvieron a cargo de Ménshikov.

Alexandr Ménshikov

Lucha por el trono

Alejandro Menshikov, que había sido favorito tanto de Pedro I como de Catalina I, y quien se había hecho cargo de la regencia de Pedro II logró, trasladar la residencia del zar del Palacio de Invierno a su propio palacio e intentó casar a Pedro con su hija María.

En verano de 1727 Ménshikov enfermó y estuvo alejado del zar durante varias semanas y sus enemigos, los Dolgoruki, aliados con otras familias boyardas, se aprovecharon de su ausencia y mostraron al zar los protocolos del juicio que se hizo a su padre Alejo, en los cuales, aparecía Ménshikov entre los que habían mandado a torturar a Alejo. Pedro II lo acusó de alta traición y del robo del tesoro imperial, y Ménshikov fue lo desterrado a la Siberia. Después de esto Pedro liberó a su abuela Eudoxia (la primera mujer del zar Pedro I) y trasladó la corte y el consejo a Moscú en enero de 1728.

Luego de la caída de Menshikov, las luchas por el poder en la corte continuaron. Los Dolgoruki deseaban alejar a Pedro de su hermana Natalia y su tía Isabel y se llevaron a Pedro II de San Petersburgo a Moscú. Así la antigua ciudad rusa volvió a convertirse en la capital del imperio. Otro noble, Dimitri Golitsin, encargó a su propio yerno Alejandro Buturlin, que sedujera al zar, para desplazar a Iván, lo cual no dio resultado, pues Buturlin terminó convirtiéndose en amante, de Isabel. Posteriormente, Isabel intentó seducir al propio Iván Dolgoruki, despertando los celos de su sobrino.

Iván Dolgoruki

En 1728 murió la princesa Natalia; a los pocos días abandonó la capital para visitar la finca de los Dolgoruki. Allí, Alejo Dolgoruki, el padre de Iván, le presentó a su hija Catalina, buscaban consolidar su poder convirtiendo a una mujer de su familia en emperatriz. Pedro aceptó el compromiso, aunque la fecha del matrimonio se fijó en 1730, pues se consideraba al zar demasiado joven como para casarse. En 1729 estuvo a punto de repudiarla, al enterarse de que había tenido citas clandestinas con otro pretendiente. En octubre de 1729 se anunció oficialmente la boda de Pedro y Catalina. Por esa misma época se decidió el matrimonio de Iván con una joven noble llamada Natalia Sheremétiev.

Reinado

En los casi tres años del reinado ficticio de Pedro II no se tomaron importantes decisiones en la política del país. Incluso las reformas de su abuelo, Pedro I, se echaron atrás, especialmente las Fuerzas Armadas y en particular la Marina de guerra, perdieron capacidad combativa. Los aristócratas regresaron al poder y desplazaron a los cortesanos sin títulos nobiliarios que habían sido promovidos en la época de Pedro I.

Uno de los resultados del gobierno de Pedro II fue el fortalecimiento del poder del Consejo de Regencia. Tras la muerte del emperador, sus miembros —los boyardos Dolgorúkov y Golitsin— prepararon un plan para despojar a los monarcas rusos del poder absoluto. Este plan estuvo cerca de cumplirse al comienzo del reinado de Ana I, que asumió el poder tras la muerte de Pedro II.

Enfermedad

El 6 de enero de 1730, Pedro II participó de la tradicional ceremonia de bendición de las aguas del Río Nevá. El frío invernal hizo que se resfriara. Su enfermedad fue empeorando, hasta que los médicos le diagnosticaron viruela.

En ese periodo, Alejo Dolgoruki consideró la posibilidad de coronar emperatriz a Catalina, siguiendo el antecedente de Catalina I en 1725. Incluso hizo que su hijo Iván, quien era capaz de imitar la firma de Pedro, falsificara un testamento en el que se declaraba a Catalina Dolgoruki heredera del trono. No obstante, los propios hermanos de Alejo lo convencieron de que eso no sería ya que Catalina no había llegado a casarse con Pedro II.

Muerte

Catedral del Arcángel

Falleció de viruelas el 19 de enero de 1730, precisamente en el día fijado para la boda con Catalina Dolgoruk, con sólo quince años de edad. Fue enterrado en la Catedral del Arcángel, en el Kremlin moscovita. Su sucesora fue Ana Ivanovna, hija del zar Iván V y sobrina de Pedro el Grande. Con su muerte acabó el linaje masculino de la dinastía Románov.

Referencias