Saltar a: navegación, buscar

Antonio Rodríguez Castro

Antonio Rodríguez Castro
Información sobre la plantilla
Antonio rguez.jpg
Principal exponente de la literatura en el territorio.
Nacimiento16 de agosto de 1914
El Plantel. Taguasco. Las Villas. Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento25 de mayo de 1995
Taguasco. Sancti Spíritus. Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana

Joaquín Antonio Rodríguez Castro. Más conocido por Chicho, su afición por la literatura en la niñez, le permitió ser uno de los pilares imprescindibles en la identidad cultural taguasquense.

Síntesis biográfica

Orígenes

Nace en El Plantel el día 16 de agosto de 1914, comunidad tabacalera perteneciente al consejo popular de Zaza del Medio, un año más tarde la familia se traslada a la finca Nauyú en Morón, Ciego de Ávila donde fue inscripto.

Allí vivió hasta 1926 que vuelve a reencontrarse con las tierras del actual municipio al establecerse en la finca “La Campana”, ocho años más tarde, es decir, en 1934, llega a Santa Rita, último eslabón en su vida, pues al triunfar la revolución en enero del 1959 se asienta definitivamente hasta sus últimos días en Taguasco urbano.

Estudios

Asistió a una escuelita pública desde temprana edad recibiendo sus primeras clases en el nivel primario y destacándose por su facilidad a la hora de captar materias y el gusto desmedido por la lectura, algo que lo acompañaría por toda su larga vida como lector empedernido de cuanto tomaba en sus manos.

En 1929 el maestro que daba clases en su escuela se compromete en lo personal a enseñarle un poco más de aritmética, de lengua española y ofrecerle otros conocimientos básicos para que le ayudara a impartir clases a los demás alumnos. A partir de aquí todo le interesaba, especialmente lo que se publicaba en materia de literatura, pasión de chico que siempre cultivó como un profundo conocedor de este apasionante mundo.

De este modo daba asiduamente viajes al pueblo a adquirir revistas, semanarios, periódicos de la época… acción que le va a generar no sólo el conocimiento temprano, sino, que comienza un gusto juvenil por la lectura de libros clásicos que reconocen la obra de escritores de la talla de Quevedo, Bécquer, Góngora, Heredia, Milanés, La Avellaneda, Plácido, Casal y Martí. Fue un apasionado martiano, pues siempre bebió del Maestro en su nadar por la vida literaria y como medio de enseñanza en su lucha contra las desigualdades de la época que le tocó vivir.

De esas fuentes también dio a beber a su hijo Antonio Rodríguez Salvador, escritor destacado.

Trayectoria profesional

Desde muy joven tuvo vocación por la literatura; escribió poesías, décimas, sonetos y colaboró para los periódicos que se editaban en el territorio y de los que formó parte del equipo de redacción.

Chicho, como era llamado por muchos, fue conocido por casi todos en la localidad de Taguasco, su carácter afable y de buen comunicador le permitieron ser siempre un aglutinador de personas con intereses literarios. Sus escritos eran leídos y escuchados en actividades recreativas y políticas, era respetado y querido por jóvenes y adultos.

Su obra cumbre fue el poemario Flor de campanilla.

Recibió premios en encuentros de escritores municipales y provinciales. Recibió diplomas que acreditan y reconocen su participación en diferentes eventos.

Trayectoria revolucionaria

En 1952, siendo concejal por el Partido Auténtico, se negó a firmar los Estatutos que pretendían legitimar el Golpe de Estado de Fulgencio Batista. En 1957 se incorpora activamente al Movimiento 26 de Julio y a finales de 1959 participa en la toma de Taguasco y cumplió misiones durante la batalla de Jatibonico. Fue fundador del PCC.

Muerte

Fallece el 25 de mayo de 1995 en Taguasco.


En la actualidad

El Festival Nacional Cuba Soneto, único de su tipo en el país, se desarrolla cada año en el municipio Taguasco con el objetivo de homenajear a quien fuera uno de los más grandes exponentes del género en el país Antonio Rodríguez Castro “Chicho”, además de promover la escritura de sonetos.

Se incentiva la creación literaria en los escritores de todo el país que cultivan el género y se realiza la entrega del Premio Jardín Soneto Mural.

No sólo es un concurso propiamente dicho, el pueblo taguasquense se hace partícipe de él dando muestra a sus participantes de una amplia cultura y de una hospitalidad insuperables. Se realiza, además, una feria popular donde se muestra a los visitantes el quehacer cultural y los logros alcanzados por nuestras empresas.

Fuentes

  • Documentos del archivo de Cultura Municipal de Taguasco.

Enlaces relacionados