Saltar a: navegación, buscar

Bonifacio IX

Bonifacio IX
Información sobre la plantilla
Papa de la Iglesia católica
2 de Noviembre de 1389 - 1 de Octubre de 1404
Bonifacio IX.jpg
PredecesorUrbano VI
SucesorInocencio VII
Información personal
Nombre secularPiero Tomacelli
Nombre religiosoBonifacio IX
Nacimientoha. 1356
Nápoles (Reino de Nápoles)
Escudo bonifacio IX.png
Escudo de Bonifacio IX

Bonifacio IX, (Nápoles, ha. 1356Roma, 1 de octubre de 1404). Papa n.º 203 de la Iglesia católica de 1389 a 1404, fue el segundo papa del periodo dominado por el Cisma de Occidente.

De nombre Piero Tomacelli, perteneciente a una familia noble pero empobrecida, uno de sus primeros actos de su pontificado fue la excomunión de Clemente VII, que ejercía también el pontificado desde Aviñón. El antipapa Clemente respondió con la excomunión de Bonifacio.

Pedro (Perino, Pietro) Tomacelli. Carecía de una buena preparación teológica y de habilidad en el manejo de asuntos curiales; pero era por naturaleza diplomático y prudente. Su firme carácter y su aire apacible hicieron mucho por restaurar el respeto por el papado en los países de obediencia propia (Alemania, Inglaterra, Hungría, Polonia, y la mayor parte de Italia)

El enfrentamiento eclesiástico entre Bonifacio IX y Clemente VII se extendió al terreno político y el recién elegido Papa coronó, en 1390, rey de Nápoles a Ladislao para enfrentarlo a Luis de Anjou a quien Clemente había a su vez coronado en 1389.

También logró acabar con los últimos rescoldos del movimiento comunal romano recuperando el Castillo Sant'Angelo y fortificándolo junto con otros puntos estratégicos de Roma.

Durante su pontificado no sólo tuvo enfrente al antipapa Clemente, ya que tras la muerte de este, en 1394 la sede de Aviñón eligió al cardenal español Pedro Martínez de Luna, que adoptó el nombre de Benedicto XIII.

Las potencias europeas ven una oportunidad de acabar con el Cisma y recurren a un informe que la Universidad de París había publicado en enero de 1394, proponiendo tres vías no violentas de acabar con el cisma:

  • La “via cessionis", que propuganaba la abdicación voluntaria y simultánea de los dos papas, seguida de una nueva elección.
  • La “via compromissi”, que suponía estudiar los derechos de ambos papas por una comisión arbitral que decidiría quien era el papa legítimo.
  • La “via concilii”, que defendía la convocatoria de un concilio ecuménico que decretaría quien sería papa.

Bonifacio IX rechaza las tres soluciones mientras que el antipapa Benedicto XIII sólo se opone totalmente a la vía conciliar.

En el curso de su papado Bonifacio extinguió la independencia municipal de Roma y estableció la supremacía del papa. Afianzó la adhesión final de los romanos (1398) fortificando de nuevo el Castillo de Sant Angelo, los puentes y otros puntos estratégicos. También retomó la posesión del puerto de Ostia, de su cardenal-obispo. En los Estados Pontificios, Bonifacio gradualmente recobró el mando de las fortalezas y ciudades principales y es el verdadero fundador de estos Estados tal y como aparecen en el siglo XV.

Durante el papado de Bonifacio se celebraron dos jubileos en Roma. El primero tuvo lugar en 1396, conforme a una ordenanza de su predecesor Urbano VI, y fue ampliamente frecuentado desde Alemania, Hungría, Polonia, Bohemia, e Inglaterra. Varias ciudades de Alemania obtuvieron los privilegios del jubileo, pero la predicación de las indulgencias dio lugar a abusos e imposiciones por parte de representantes no acreditados del papa, por lo que se vio obligado a proceder contra ellos con severidad. El jubileo de 1400 atrajo a Roma una gran multitud de peregrinos, particularmente de Francia.

Bonifacio fue el primer papa en introducir en la Curia romana la formula de renta conocida como annates perpetuæ, o reserva de la mitad de los frutos del primer año de cada beneficio otorgado, esto además de las otras rentas tradicionales. Debe recordarse que en este momento los cardenales exigían una gran parte de estos réditos, así que la Curia fue quizás más responsable que el papa en los nuevos métodos financieros destinados en el próximo siglo a despertar sentimientos amargos contra Roma, particularmente en Alemania.

Bonifacio IX murió en 1404, luego de una breve enfermedad.

Las profecías de San Malaquías se refieren a este papa como Cubus de mixtione (Cubo de mezcla), cita que hace referencia a que en el escudo de armas de su familia figuran unos cubos entrelazados.


Fuentes