Saltar a: navegación, buscar

Boyero de Flandes

Boyero de Flandes
Información  sobre la plantilla
Boyero de Flandes lado.jpg
País de OrigenBandera de Bélgica BélgicaBandera de Francia Francia
ClasificaciónPerro boyero
Nombres alternativos
Belgian Cattle Dog
Bouvier des Flandres
Vlaamse Koehond
Clasificación Científica
ReinoAnimalia
FiloChordata
ClaseMammalia
OrdenCarnívora
FamiliaCanidae
GénerosCanis
Apariencia física
TamañoGrande
Altura a la Cruzentre 62 y 68 Cm
Pesoentre 27 y 40 Kg
Estándar internacional
FCIGrupo 1 ,Sección 2

Boyero de Flandes es una raza de perro que en un principio se utilizaba para conducir rebaños y como perro de tiro. En la actualidad se usa como perro guardián, perro de defensa o de vigilancia. Por su gran olfato también es utilizado como perro de rastreo o mensajero.

Origen

Originario de Flandes, región que comprende parte del territorio francés y parte del territorio belga. No se sabe muy bien los cruces que ha dado a esta raza, pero se cree que han contribuido a su formación varias razas de pastores y de grifones, luego los bouviers aportaron su sangre en la creación de los schnauzer. Además los especialistas creen que a lo largo del siglo XIX este perro recibió sangre de Barbet o del Pastor de Picardía.

Historia

Este antiguo conductor de ganado hoy es utilizado como perro de guardia. En Bélgica, uno de sus países de origen, se lo usa como perro policía aprovechando sus dotes olfativos para el rastreo y también como perro mensajero. Es pastor por naturaleza, conductor de rebaños de vacas, también lo utilizaban como perro de tiro. El pastoreo lo puede hacer incluso sin la presencia de su dueño y sin la necesidad de recibir órdenes.

Durante la Primera Guerra Mundial se les utilizó como perros de enlace que llevaban mensajes entre tropas situadas en distintas localizaciones,casi llegaron a desaparecer, pero por suerte al quedar algunos ejemplares, se pudo rescatar esta magnífica raza debida en su totalidad a la excelente labor de los criadores flamencos.

Características Generales

El Boyero de flandes es un perro fuerte, robusto y compacto. Lo caracterizan su barba, el mostacho y unas cejas frondosas levantadas. Tiene las orejas insertadas altas y en los países donde es legal, cortadas en forma de triángulo. La cola se le suele cortar hasta la segunda o la tercera vértebra y a veces nacen ejemplares sin ella. Su pelo tiene un aspecto desmelenado, siendo la capa exterior áspera y seca y el subpelo fino y espeso. El color puede ir de leonado a negro, incluyendo sal y pimienta, gris y atigrado.

  • Altura a la cruz: machos de 62 a 68 cm y hembras de 59 a 65 cm.
  • Capa: leonado o gris (a veces atigrada o carbonada).
  • Carácter: tranquilo y vigilante.
  • Relación con los niños: buena.
  • Relación con otros perros: buena.
  • Alimentación: de 500 a 600 gr de alimento completo seco.
  • Arreglo: cepillado regular; corte de pelo para los ejemplares de exposición.
  • Coste mantenimiento: elevado.
  • Clasificación general: Razas de perros grandes
  • Clasificación según la AKC: Grupo 7: Perros de pastoreo.
  • Clasificación según la FCI: Grupo 1: Perros de pastor y perros boyeros (excepto perros boyeros suizos) > Perros boyeros (excepto perros boyeros suizos)

Descripción

Tienen un cuello fuerte, ancho y musculado. posee un cuerpo robusto pero es ágil a la vez y una cola con implantación alta. Por lo general se le corta dejándoles unos 10 cm. Sus extremidades anteriores son fuertes y compactas mientras que las posterioes son atléticas y fuertes.

Color

Negro, negro moteado, gris, gris moteado y beig.

Pelaje

Con dos capas, la interior es suave y tupida, mientras que la externa (de largo 5 cm, aproximadamente) es dura y áspera al tacto, es tal la cantidad de pelo que a primera vista nos parecerá un perro desaliñado. Se recomiendan cepillados regulares y llevarlo a cortar un poco el pelo unas dos o tres veces al año.

Temperamento

En términos generales, el Boyero de flandes es un perro amistoso, alerta, receptivo, majestuoso, obediente y valiente.

Longevidad

El Boyero de flandes puede durar de 10 a 12 años.

Salud

El Boyero de flandes goza de una salud de hierro aunque se pueden dar problemas de estómago, endometritis y quistes de ovario en las hembras.

Cuidados y entrenamiento

Durante su crecimiento, el Boyero de flandes necesita un dueño firme pero no autoritario, hay que hacerle entender que no es él el que manda. La falta de liderazgo y de adiestramiento puede hacer que el perro desarrolle malos hábitos y comportamientos no deseables. Es un perro hiperactivo y solo se siente a gusto cuando está al aire libre, lo ideal es tenerlo en un jardín donde pueda campar a sus anchas.

Véase también

Fuentes