Vía marítima del San Lorenzo (Canadá-Estados Unidos)

(Redirigido desde «Canal de San Lorenzo»)
Canal de San Lorenzo
Información sobre la plantilla
Canal de Navegación Interior de Bandera de Canadá Canadá
Seaway1.jpg
Carguero en su paso por el canal.
Canal de San Lorenzo.jpg
Canal de San Lorenzo
TipoCanal de Navegación Interior
Longitud3.700 km

Canal de San Lorenzo. Es la obra de canalización más importante del río San Lorenzo, localizada en el sureste de Canadá y noreste de los Estados Unidos, que hace posible que los barcos oceánicos puedan navegar entre los Grandes Lagos y el océano Atlántico.

Descripción

Saint Lawrence Seaway —en inglés—, Voie maritime du Saint-Laurent —en francés— es un curso de agua profundo, de 3700 kilómetros de longitud, un sistema de canales que permite a los buques procedentes del Océano Atlántico alcanzar la cabeza de los Grandes Lagos de América del Norte hasta el lago Superior.

Formalmente, abarca el tramo entre Montreal y el lago Erie, incluyendo el Canal Welland que permite salvar las Cataratas del Niágara. Poniendo en contacto regiones apartadas por más de 3000 kilómetros de montañas, bosques y llanuras, y une en forma directa la región de los grandes lagos con el océano Atlántico. Esta vía de agua se llama canal del San Lorenzo, por utilizar para su trazado la cuenca y la desembocadura de este gran río canadiense.

La primera parte de la vía marítima es una cadena de canales a lo largo del río San Lorenzo que comprende siete esclusas (cinco canadienses, dos americanas). La vía comienza en el puerto de Montreal, donde el canal del South Shore (esclusas Saint-Lambert y Sainte-Catherine) permite salvar los rápidos de Lachine. Al oeste de la isla de Montreal y del lago San Luis, el canal y las dos esclusas de Beauharnois permiten ir más allá de la central hidroeléctrica de Beauharnois.

La vía marítima deja Quebec por el lago Saint-François y la Primera nación del Consejo de los Mohawk de Akwesasne para pasar entre la provincia de Ontario y el estado de Nueva York hasta el lago Ontario. El canal Wiley-Dondero (esclusas Snell y Eisenhower) permite ir más allá de la central hidroeléctrica Moses-Saunders. La esclusa corta de Iroquois también permite ir más allá de la presa Iroquois que controla el nivel del lago Ontario.

Historia

Con su construcción se realizó un sueño que tenía casi 400 años de antigüedad. Al canalizarse, a través de enormes desniveles de terreno, cataratas, rápidos y montes, la unión de las aguas de los lagos continentales con el océano, se cumplió con uno de los más grandes anhelos de los colonizadores de Canadá. En los primeros años del siglo XVI el explorador francés Jacques Cartier debió detener su marcha hacia el Noroeste a causa de los rápidos de Lachine, que le impidieron seguir la ruta que se trazara en busca del Paso del Noroeste. Durante los 300 años siguientes fueron construidos numerosos canales para sobrepasar las barreras naturales que se oponían al tráfico de embarcaciones entre los lagos Erie, Ontario, San Francisco, San Luis y la bahía de Montreal. Los primeros canales que se excavaron en el año 1783 tenían escasamente un metro de profundidad, paredes de leños adosados, y eran de muy poca utilidad práctica. Setenta años más tarde los canales tenían ya un promedio de tres metros de profundidad; a principios de 1900 alcanzaban a casi cinco metros. Ésta pareció en esos días una profundidad insuperable. El actual promedio del canal del San Lorenzo, tiene aproximadamente 9 metros en sus secciones menos profundas.

Canadá fue el país que demostró mayor interés por el proyecto de construcción de un canal. Los norteamericanos, por su parte, parecían menos interesados. Pero en el año 1932 ambos Estados firmaron un acuerdo para la construcción conjunta del canal de San Lorenzo. Había que superar las dificultades técnicas, como la diferencia de altura entre los lagos, rápidos en el río, la necesidad de construir numerosas esclusas y canales, pero tampoco los problemas económicos podían ser insolubles. En el año 1959 se dio por finalizada la construcción de la mayor vía naval continental. Los cargueros y transatlánticos pueden navegar ahora desde el Atlántico hasta el mismo corazón de América. Durante este trayecto, 16 esclusas los elevan a una altura de 183 metros sobre el nivel del mar.

En territorio estadounidense se levantan dos grandes esclusas, y este sector proporciona energía eléctrica a ambos países por medio de una modernísima usina hidroeléctrica que aprovecha la caída de las aguas de la represa que debió construirse en la sección de los Rápidos del lago San Lorenzo, entre Canadá y el Estado de Nueva York. En su curso total, el canal del San Lorenzo tiene 15 esclusas, con una longitud promedio de 250 metros cada una, una altura de 9 metros y 26 metros de ancho, que pese a sus enormes dimensiones necesitan 100 000 000 de litros de agua para llenarse.

Administración

La vía marítima se abrió a la navegación el 25 de abril de 1959 (apertura oficial el 26 de junio de 1959 por la reina Isabel II del Reino Unido y el presidente norteamericano Dwight Eisenhower). El canal está bajo una administración conjunta canadiense y americana.

Navegación

El Canal de San Lorenzo y la Great Lakes Waterway (Ruta Fluvial de los Grandes Lagos) facilita el acceso de naves oceánicas a los Grandes Lagos; un comercio limitado, ya que los barcos oceánicos de mayor calado no pueden pasar por las esclusas. El canal de San Lorenzo es de vital importancia para el comercio de ultramar de Canadá y Estados Unidos, ya que por él se transporta un enorme volumen de mercancias durante los meses en que está operativo.La vía marítima es en general abierto a la navegación desde finales de marzo / principios de abril hasta mediados de diciembre, que es aproximadamente 275 días. El resto del año permanece bloqueado por el hielo.

Puede acomodar buques de hasta 766 pies de largo (233,5 metros) y 80 de ancho (24,4 metros),y un rango de 30.000 toneladas de peso muerto. El proyecto de la vía marítima se actualizó en 2006 a 26'6 "y hay planes para expandir el proyecto a 26'9".Cada pulgada adicional de proyecto permite a un buque para el transporte adicionar 500 toneladas de peso. Un barco típico diseñado para utilizar la vía marítima, un Laker, puede llevar alrededor de 25.000 toneladas y 222 metros de eslora y 23 metros. Necesita de 8 a 10 días un barco para ir del lago Superior al Océano Atlántico. Embarcaciones de recreo también puede utilizar la vía marítima para ir de los Grandes Lagos con el océano Atlántico, pero la prioridad es, obviamente, dada a los buques comerciales en las esclusas.

Carga trasportada

Al final de la primera temporada de navegación el 3 de diciembre de 1959, 6.595 barcos pasaron por la vía marítima para un manejo de 18,7 millones de toneladas métricas. El tonelaje pasó a 20 millones en 1961, 30 millones en 1964, 40 millones en 1966 y 50 millones en 1973. En 1977 se alcanzó un récord con 57,4 millones de toneladas métricas a cargo de la vía marítima y desde entonces esta cifra sigue siendo insuperable.

En promedio, 50 millones de toneladas de carga se manejan cada año (durante un período de 8 meses). Más de mil millones de toneladas de carga pasaron por la vía marítima en sus primeros 25 años de operación (1959-84) y en 1997 este número ha llegado a más de dos millones de toneladas manejadas por más de 250.000 viajes de los buques. Sin embargo, la vía marítima sigue siendo utilizado en un 50% de su capacidad de diseño.

El Canal de San Lorenzo genera alrededor de 40.000 puestos de trabajo y 2 mil millones de dólares de la renta personal anual, pero su contribución más significativa está relacionada con la carga que maneja, el apoyo a una amplia gama de industrias. El sistema transporta carga a granel, como granos, mineral de hierro, carbón y productos derivados del petróleo y carga general, tales como envases, acero y maquinaria.

  • Grano. Es la carga más importante en términos de volumen y representa el 40% del total de carga manejada. La mayor parte del grano proviene de las praderas estadounidenses y canadienses (la mayoría de Manitoba y Saskatchewan) y se exporta a los mercados internacionales a través de la vía marítima.El trigo representa el 50% del total de granos, mientras que el maíz y la soja consumen el 30%. Cebada, avena, centeno y otros granos en cuenta para el 20% que queda. Varios puertos a lo largo de la vía marítima cuentan con infraestructuras de manejo de granos.
  • Mineral de hierro.Con un tercio de todos los metros, el mineral de hierro es la segunda materia prima más importante. Por lo general, sale de las minas en Labrador, Quebec, Ontario y Minnesota (Rango Mesabi) a los puertos a lo largo del río San Lorenzo y a los Grandes Lagos y luego a las fundiciones de acero. Pittsburgh fue (y sigue siendo) uno de los centros de producción de acero más importantes de los Grandes Lagos.
  • Carbón. El carbón se utiliza para la fabricación de acero o en las centrales térmicas de producción de electricidad. Los Apalaches es una de las regiónes principales de extracción de carbón de los Estados Unidos y el carbón se envía entonces desde las minas hasta los puertos del Lago Erie, y luego a otras plantas de la región o al mercado internacional.
  • De acero.Con un 10% del tonelaje total anual, el acero es utilizado principalmente por las industrias pesadas como la construcción y la industria automotor.

Fuente