Saltar a: navegación, buscar

Celulitis

Celulitis
Información sobre la plantilla
Celulitis.jpg
Síntomas de la enfermedad
Clasificación:Dermatología
Agente transmisor:Infección bacteriana
Región de origen:Piel
Región más común:Muslos y glúteos
Celulitis. Es una enfermedad metabólica que afecta en mayor proporción a la mujer. Esta caracterizada por cambios funcionales y fisiológicos del tejido conjuntivo (tejido fibroso) junto con trastornos circulatorios e hipertrofismo de las células adiposas.

Este problema incluye siempre un componente lipídico, vascular y otro conectivo, estos tres elementos forman al tejido celulítico.

Origen

La piel normalmente tiene diferente tipo de bacterias en ella. Una piel sin laceraciones previene que las bacterias penetren y crezcan dentro del cuerpo. La celulitis puede ocurrir cuando hay una laceración o herida en la piel, lo cual origina que la piel pierda su barrera protectora y se infecte. Esta infección puede originar una inflamación o reacción de los tejidos.

Etapas de desarrollo

La celulitis se va formando en diferentes etapas o fases y así se llega entonces a la des-estructuración del tejido subcutáneo.

  • Primera etapa: La microcirculación venosa y linfática se enlentece, lo cual provoca vaso dilatación.
  • Segunda etapa: Esa vaso dilatación, hace permeables a los vasos venosos y linfáticos y así sale líquido al medio exterior (espacio intersticial).
  • Tercera etapa: Ese líquido, se vuelve denso y espeso, lo cual dificulta el intercambio de nutrientes entre las células grasas y los vasos. Las células adiposas crecen en tamaño porque no pueden eliminar sus residuos o productos de desechos a la circulación. Esa hipertrofia adiposa puede inducir incluso al estallido del adiposito, volcando así su contenido graso al exterior.
  • Cuarta etapa: Se genera una fibrosis. Una red que encierra a las células grasas, a los vasos venosos y linfáticos. Esta red dificulta aun más en intercambio nutritivo entre células, por otro lado esta red fibrosa también comprime a las terminaciones nerviosas y a las células grasas, lo que produce dolor.
  • Quinta etapa: La evolución de la fibrosis genera macro nódulos, dando lugar a la apariencia externa de la celulitis o "piel de naranja".

Causas

Las causas que pueden desencadenar en celulitis son:

  • El factor genético o hereditario: Antecedentes familiares de padecer obesidad y celulitis, favorecen su aparición, entonces siempre será conveniente vigilar la dieta de las personas con mayor predisposición genética.
  • La falta de ejercicio o sedentarismo: La falta de actividad física empeora la situación. La práctica de ejercicio activa la circulación sanguínea y el metabolismo de las células grasas.
  • Una alimentación inadecuada: Una dieta excesiva en calorias da lugar a un aumento de peso, de las celulas grasas, entonces asi se empeora aun más el proceso celulitico. También se debe tener en cuenta la relación existente entre el sodio (sal) y la celulitis. El exceso de sodio en la dieta produce edema o retención de líquidos, lo cual agrava aun más el cuadro.

Una alimentación baja en sodio junto con la ingesta de un litro y medio como mínimo de agua, facilita la eliminación de toxinas y reduce el edema.

  • El estrés: Las tensiones acumuladas dificultan la circulación, así los productos de intercambio y de desecho no pueden eliminarse.
  • El consumo de alcohol y tabaco: Mayor cantidad de toxinas incorporadas al organismo. El alcohol impide una correcta depuración del material de desecho y el cigarrillo dificulta una correcta circulación sanguínea.
  • Utilizar vestimenta inapropiada: Ya sea ropa ajustada o tacones altos, estos empeoran la circulación y el retorno venosos generando más edema.
  • Permanecer mucho tiempo de pie: Esto también dificulta la circulación y provoca la aparición de varices.
  • Factores hormonales: la aparición de celulitis esta relacionada con altos niveles de estrógenos, lo que da lugar a edema o retención de líquidos. La pubertad, embarazo, menopausia, síndrome premenstrual, uso de píldoras anticonceptivas son todas situaciones donde las hormonas sufren algún desorden. Estas circunstancias desencadenan o empeoran la celulitis.
  • Los trastornos circulatorios: Impiden una adecuada eliminación de toxinas.

Síntomas

Los síntomas de la aparición de la celulitis son:

  • Pesadez en los miembros inferiores por la acumulación de líquidos (edema) y productos de desecho.
  • Edemas en tobillos.
  • Calambres.
  • Pies fríos.
  • Várices.
  • Hematomas espontáneos.

Prevención

No hay estudios científicos que aseguren la supresión definitiva de la celulitis en los paciente. Es difícil escapar de ella y hasta el presente no hay mejor alternativa para prevenirla o mejorarla que los ejercicios físicos de actividad prolongada, pues los de corta actividad tenderán a consumir energía no adiposa del organismo. Es recomendable subir y bajar escaleras, trotar, para ejercitar principalmente las piernas y los glúteos que son las zonas donde suele acumularse la grasa en mayor medida. Procurar mantener un peso adecuado y realizar ejercicio físico es beneficioso para no agravar el efecto.

  • La endermología (endermology), los masajes, aunque sean enérgicos y dolorosos, puede ayudar en el tratamiento, pero no garantiza la curación; puede mejorar parcialmente, según la naturaleza del paciente y su estado físico general.
  • La liposucción, que es la extracción quirúrgica del exceso de grasa epidérmica, no resuelve esta afección; pues la acumulación de grasa aparecerá inevitablemente si el paciente no cambia sus hábitos y procura alimentarse sanamente y recurrir a los ejercicios físicos. De igual manera, la mesoterapia tampoco garantiza la solución del problema.
  • La cirugía, suele ayudar en mayor medida cuando se produce el corte o desprendimiento epidérmico de la capa grasosa. Este recurso sólo es recomendable cuando la celulitis ha alcanzado niveles alarmantes que afecta la calidad de vida de la paciente.

Como Eliminarlas

La primera recomendación tiene que ver con tu alimentación, por lo que te sugiero eliminar de la comida la ingestión frecuente de frituras, embutidos y grasas y solo consumirlos dentro de los límites aconsejables. Te propongo una máscara correctiva que tiene opción tonificante, hidratante, regula la producción de grasa y refuerza los capilares sanguíneos. En su elaboración se necesitan: un litro de yogurt, media cucharadita de levadura de cerveza, una cucharadita de jugo de zanahoria una cucharadita de jugo de acelga (exprimir en la batidora) y media cucharadita de miel. Mezcla bien todos los ingredientes hasta tener una suerte de arcilla verde, que te aplicaras directamente sobre la piel afectada por la celulitis, y la dejas actuar por quince minutos. Después la retiras con agua bien caliente.

Ver también

Fuentes