Saltar a: navegación, buscar

Combate de Minas de Juan Rodríguez

Combate de Minas de Juan Rodríguez
Información sobre la plantilla
Combate2.JPG
Combate de fuerzas al mando de Thomas Jordan contra una fuerte columna española.
Fecha:1 de enero de 1870


Combate de Minas de Juan Rodríguez. El 1 de enero de 1870, fuerzas del Ejército Libertador, bajo el mando del mayor general Thomas Jordan, en número de unos 550 hombres de infantería y caballería, que contaba, además, con una pieza de artillería, infligieron severa derrota a una columna de unas 2 000 plazas, la cual incluía hombres de la infantería de marina y de los regimientos Chiclana, Unión y Voluntarios de Madrid, así como un escuadrón de caballería y tres piezas de artillería. Esta acción se conoce también indistintamente como Combate de Minas de Guáimaro, Combate de Palo Quemado, y Combate de Tana.

Localización

El lugar de la acción, se encuentra ubicado a unos nueve km al noroeste de Guáimaro, provincia de Camagüey, en las inmediaciones de la zona de nacimiento del río Tana, que corre norte-sur y desemboca en el golfo de Guacanayabo. Es una zona de relieve ondulado, pero de escasa pendiente.

Contexto

Thomas Jordan era un oficial en el Ejército de la Unión norteamericana cuando pasó a formar parte de las tropas confederadas del Sur donde alcanzó el grado de general de brigada. Vino a Cuba en una expedición, el 1 de octubre de 1869 fue nombrado como jefe de Estado Mayor General del Ejército Libertador y el 9 de diciembre sustituyó al mayor general Manuel de Quesada en la jefatura del ejército mambí. En la fecha en que se produjo la acción de Minas de Juan Rodríguez operaba en Camagüey con la división que se encontraba al mando del mayor general Ignacio Agramonte.

Desarrollo

La agrupación española estaba bajo las órdenes del mariscal Eusebio Puello. En el lugar de la acción las fuerzas cubanas habían construido una trinchera, en forma de tenaza, de alrededor de 1 500 metros y reforzada con troncos de árboles, en cuyo centro fue colocada una pieza de artillería. Esta posición obstruía el camino que conducía a Palo Quemado y, por su extensión, dificultaba cualquier maniobra de flanqueo.

El enemigo, que avanzaba por este camino, se encontró inesperadamente con el obstáculo y su extrema vanguardia fue recibida con un disparo de la pieza de artillería y una cerrada descarga de la fusilería cubana. Los españoles abrieron fuego con las dos piezas de artillería que llevaba la vanguardia de la columna, una de las cuales quedó inutilizada.

En tres oportunidades el adversario realizó cargas a la bayoneta, en orden cerrado, contra las posiciones de los patriotas y en todas fueron rechazadas con grandes pérdidas. En la cuarta ocasión el General Jordan, ya falto de municiones, se vio obligado a ordenar el abandono de la trinchera, el cual se realizó, según sus propias palabras: “(...) con una sangre fría y precisión que hubieran hecho honor a veteranos de cien batallas”.

La salida de los cubanos del combate no pudo ser hostilizada por el enemigo, que tuvo que limitarse a la ocupación de la posición abandonada. La acción duró alrededor de 75 minutos de lucha constante, durante los cuales ambas partes combatieron con valor.

Las bajas españolas pasaron de 300, entre ellas varios oficiales muertos. El enemigo se vio obligado a detenerse en un lugar cercano para conseguir medios de transporte donde trasladar a sus heridos, alrededor de 200. Los cubanos solo tuvieron dos muertos y 12 heridos, de estos últimos solo uno de gravedad. Sobre este combate Jordan dijo posteriormente, en su parte oficial, que de haber tenido 20 cartuchos más por hombre la columna española hubiera sido completamente aniquilada.

Fuentes

  • Arcadio Ríos. Hechos y personajes de la Historia de Cuba. Recopilación Bibliográfica. La Habana, 2015. 320 p.
  • Diccionario enciclopédico de Historia Militar de Cuba. Tomo II. Acciones combativas. Centro de Estudios Militares de las FAR, 2006.
  • Enrique Ubieta. Efemérides de la revolución cubana, 4 t., La Habana, 1920. Tomo I. Págs. 10-15.
  • Dirección Política de las FAR. Historia militar de Cuba. La Guerra de los Diez Años, La Habana. [Sin autor.] Págs. 50-52.
  • Mary Cruz del Pino. El Mayor, La Habana, 1972. Págs. 160-162.
  • Vidal Morales y Morales. Hombres del 68, La Habana, 1972. Págs. 292-294.