Saltar a: navegación, buscar

Corte Suprema del Arte

La Corte Suprema del Arte
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba
Corte-Supema-del-Arte.jpeg
Programa radial con participación del talento artístico popular
Fundación:1 de diciembre de 1937
Tipo de unidad:Cultural
País:Bandera de Cuba Cuba
Sede:La Habana
Dirección:Emisora CMQ y RHC, Cadena Azul

La Corte Suprema del Arte. Fue un programa de la radio cubana de la primera mitad del siglo XX, que promocionó la búsqueda del talento artístico en la escena criolla de esa época, se transmitía inicialmente por el Circuito CMQ y fue el responsable de la aparición de innumerables artistas en los años de existencia..

Surgimiento

Sale al aire el 1 de diciembre de 1937 por las frecuencias de CMQ, propiedad en esos momentos de Ángel Cambó y Miguel Gabriel.

Las palabras de José Antonio Alonso, el maestro de ceremonias del concurso más famoso en la radio de habla hispana de la época, esbozan el significado de la aparición del programa;

"Era un momento crítico en las relaciones entre los artistas y las emisoras cubanas. Hacían falta voces nuevas y un día Cambó nos reunió para comunicarnos la idea de crear un concurso de aficionados. ".
"La idea importada de los Estados Unidos, en el proyecto inicial, comprendía un día a la semana y sólo permitía el acceso al micrófono de quienes en un ensayo minucioso dieran pruebas de posibilidades de éxito. Los aficionados eran los mismos que se habían presentado antes en otras emisoras. ".

El programa

El mismo constituye un vasto movimiento de artistas aficionados que fortaleció y expandió las artes escénicas y la música en el Circuito CMQ, el mismo permeó toda la sociedad desde la primera etapa como programa diario, hasta superar los seis años de un recorrido insólito por otras plantas habaneras durante las décadas de 1940 y 1950.

Luego de la primera representación de las Estrellas Nacientes y de la primera eliminatoria en marzo de 1938, - a menos de tres meses de haber comenzado - estos artistas en ciernes devinieron eje medular de concursos, escenificaciones y actividades múltiples fuera de los estudios radiales.

Funcionamiento

En la creación y éxito del programa tiene un papel importante José Antonio Alonso Aday, es quien le pone el nombre y propone extenderlo con una frecuencia de lunes a sábado durante dos horas diarias.

Consiste en la participación de todos los concursantes inscriptos, permitiendo así implantar el uso de la campana (timbre) oculta en el estudio que era operada por Miguel Gabriel cuando el concursante no tenía la calidad requerida, interrumpiendo la interpretación. Poco tiempo después a Gabriel se le llamaría “el Sacristán” por ese rol en el programa.

La vasta convocatoria incluía a niños, adolescentes y adultos; a hombres y mujeres; a cualquiera de las manifestaciones y géneros de las Artes Escénicas y la música y a los residentes en cualquiera de las provincias, lo que permitía una diversificación inédita.

La estructura de la competencia se estabilizó y concentró a los competidores en eliminaciones diarias entre lunes y jueves, destinando el viernes para los niños y el sábado para los triunfadores en cada eliminación diaria de la semana.

La selección de los ganadores de cualquiera de las fases, se realizaba acorde a los aplausos del público.

Integrantes del staff

Germán Pinelli, uno de los locutores

Durante la primera etapa estuvo integrado por;

  • Ángel Cambó, Director Gerente
  • Miguel Gabriel, Administrador Gerente
  • Arturo Liendo, Escritor
  • José Antonio Alonso, Maestro de ceremonias
  • Manuel Serrano, Miguel Buendía y Germán Pinelli, Locutores
  • Ramón Viñas, Jefe de Estudios
  • Alberto Fernández, Jefe de Operadores
  • Ramón Fernández, Operador
  • Osvaldo Reyes y Jorge Vega, Auxiliares de control.
  • Manuel Ruano, Miguel Ángel y Manuel A. Fernández, Auxiliares

Premios

El triunfador en la eliminación diaria recibía un premio en metálico por valor de 10 pesos, los ganadores de la semana, se otorgaban dos lugares, el primer lugar, recibía 25 pesos y el segundo 20.

Al ir ganando en aceptación y en audiencia, el rango se amplia y a los ganadores de cada día, recibían dos premios, primer lugar, 15 pesos y el segundo, 10 pesos, mientras que entre los ganadores de la semana, se premiaron hasta el cuarto lugar, con premios de 50, 30, 20 y 10 pesos respectivamente.

De las eliminaciones mensuales y trimestrales, saldrían los ganadores del período que recibían la categoría de Estrellas nacientes, así en agosto de 1938, el programa llegó a 430 triunfadores finales entre niños y mayores.

Miguel Gabriel, gerente administrativo del Circuito CMQ, expresaba entonces que los 42 ganadores de cada semana eran contratados por CMQ, con las siguientes tarifas; 16 de ellas cobraban 10 pesos cada una y 26 cobraban 5 pesos

Para actuar en los programas dominicales se contratan a 36 personas a 2 pesos cada una por programa, lo que sumaba una nómina semanal de 362 pesos.

En el Teatro Nacional y resto del país

Teatro Nacional, sede del programa

En marzo de 1938, el éxito del programa hacía pequeño el estudio radial de la emisora en la calle Monte y Paseo del Prado por lo que las audiciones se fueron alternando con presentaciones en el Teatro Nacional, ubicado cerca de la emisora.

En junio del propio año, comenzarían a presentarse en diversas ciudades cercanas a La Habana, como Artemisa; más tarde se extendieron a Santa Clara y Oriente.

El 3 de marzo de 1938, se celebró la primera gran función con los triunfadores hasta ese momento y en abril se realiza la eliminación final de todos los ganadores semanales, con lo cual comenzaría la segunda etapa del programa, a partir de ese momento el primer domingo de cada mes, se efectuaban las eliminaciones en el Teatro Nacional.

Así surgió una habilidosa estrategia integral de posicionamiento en el mercado que gradualmente devino la mayor acción de integración de la incipiente industria cultural cubana, entre las que se destacaron múltiples actividades en ese teatro, como las bodas, como parte del Concurso de la Media Naranja que comenzó a desarrollarse desde abril de 1938.

El 1 de mayo entre 190 dúos de aspirantes se efectuó la selección de la primera pareja de novios, los que se casaron por lo civil el 2 de junio y dónde el aviador Juan Ríos Montenegro aterrizó en una avioneta en el Paseo del Prado frente al Teatro Nacional, para llevarle las flores, mientras la boda religiosa se había efectuado previamente en la Catedral de la Habana con Cambó y Gabriel como padrinos.

Estrellas nacientes

En mayo de 1938, artistas del programa actuaron en el Círculo Cubano de Tampa, en La Florida, Estados Unidos, acompañados por la Orquesta Riverside que respaldó a este proyecto, se le denominaba Orquesta de CMQ y estaba integrada por los siguientes músicos:

Las Estrellas nacientes recibían asesoría y entrenamiento especializado de eminentes artistas; en la música; David Rendón, Zenaida Romeo, Nena Uriarte y Zoila Gálvez, mientras en el baile, lo hacia Margarita Lecuona.

Desde 1938 los jóvenes actores y actrices realizaron las primeras escenificaciones de zarzuelas cubanas y españolas en los estudios de la CMQ de Monte y Prado patrocinados por la jabonera Crusellas.

Segunda etapa

En 1942, el Circuito CMQ retoma otro momento de este proyecto con La Corte Suprema Regalías El Cuño, que desde mayo de ese año, se transmitía diariamente entre 9:40 a 12 de la noche.

Ahora aglutinando diversos programas con un amplio espectro temático en toda esa sesión, que iban desde la cultura campesina nacional al folklore latinoamericano, las dramatizaciones humorísticas y dramáticas, la transmisión del Sorteo de la Casa de Beneficencia desde la Renta de la Lotería Nacional, hasta el cierre de la programación con el Noticiero CMQ.

En 1943. al ser adquirido el Circuito CMQ por los hermanos Mestre Espinosa, el programa desaparece ante las reformas que estos le imprimen a la programación.

En RHC, Cadena Azul y en la televisión

Años más tarde Miguel Gabriel, uno de los fundadores de CMQ vende la parte que le corresponde y se suma a RHC, Cadena Azul, reapareciendo nuevamente, transmitiéndose también por Radio Mambí, bajo la dirección de José Antonio Alonso. Nuevamente desaparece en 1953, al ser vendida esta planta radial, para regresar en 1956, ahora en la televisión con CMQ-TV, Canal 6, bajo los nombres de El Programa de José Antonio Alonso y El Show del Jabón Tornillo, simultaneándolo también con la emisión radial.

Es extensa la relación de artistas cubanos surgidos en ese crisol artístico, entre las que citan a; Xiomara Fernández, excelente declamadora, actriz, cantante y locutora, que rompió prejuicios mediáticos al convertirse en la primera cubana que alternó con dos hombres la locución radial en De Fiesta con Bacardi y a Rosita Fornés, la vedette de Cuba con una extraordinaria carrera artística en la música, la locución y la actuación.

Repercusión

El programa era escuchado también fuera de Cuba, como lo atestiguan dos cartas enviadas al mismo.

El 28 de marzo de 1938, el Sr. Enrique A. de Castro, residente en Barranquilla, Colombia, envió las
" más sinceras felicitaciones por el éxito cada día alcanzado por “La Corte Suprema del Arte”. ".
El 25 de mayo de 1942, Ceferino Jara, residente en Las Caleras numero 80, Torreón de Coahuila, México, manifestaba que
"desde hace bastante tiempo soy un asiduo oyente de esa importante audición de “Regalías El Cuño, el cigarro que satisface”, ese programa es “La Corte Suprema del Arte”. Esta es una oportunidad para felicitar a todos los artistas que toman parte de él, especialmente a la gentil señorita Olga Chorens y demás artistas de “La Música tiene vida”. ".

En la prensa nacional también se refleja la repercusión del mismo. El 30 de noviembre de 1938, al recordar el primer aniversario de la audición, el periodista Ángel García Torres, del Periódico Alerta expresaba:

"Los concursos de aficionados se venían haciendo desde tiempo inmemorial en los estudios y en los teatros, pero eran desarticulados y sin estímulos para el concursante. Cambó y Gabriel encauzaron el sistema distribuyendo premios y dando a los más destacados triunfadores, el espaldarazo de la consagración y de la profesionalidad. “La Corte Suprema del Arte”, implica un noble esfuerzo. ".

El periodista Roberto Báez Miró, el 25 de junio de 1941, en el Periódico La Discusión apuntaba:

"La Corte Suprema del Arte fue el éxito radial más grande que en nuestras emisoras se haya conocido en todos los tiempos. No sólo como audición de aficionados. El gran triunfo en que se basó su actual asombro en la difusión, como audición en general, cosa no muy fácil de lograr, sobre todo con esa total unanimidad.. ".

Enlace externo

Fuentes