Saltar a: navegación, buscar

Cuerda

Cuerda
Información sobre la plantilla
Cuerda 2.jpeg
La cuerda es una herramienta empleada en ciertas actividades como la construcción, navegación, exploración, deportes y comunicaciones. Las cuerdas han sido usadas desde la edad prehistórica.

La Cuerda es una de las herramientas más valiosas de uso múltiple. Se puede usar como un medio para alzar, bajar, como anclaje, aparejo, incluso para el control de muchedumbres. Cuando se combina con poleas o aparejos, puede incrementar grandemente el poder muscular y habilidad de levantar. Una sencilla combinación de poleas, por ejemplo, puede multiplicar la habilidad de levantar hasta un factor de seis veces o más. La cuerda en sí debe ser de alta calidad para soportar las tensiones que tales usos ejercerán sobre ella. Por eso, es importante que se conozca cómo usar la cuerda de varias maneras.

Cuerdas

Gracias al desarrollo de la cuerda se han inventado gran cantidad de cabos y nudos con diversas utilidades. Las poleas se han empleado desde muy antiguo para redirigir la fuerza en otras direcciones, y pueden ser empleadas como una ventaja mecánica, permitiendo que múltiples fuerzas se apliquen al punto de apoyo final de la misma. Las grúas, los polipastos y los cabrestantes, malacates ó guinches en Hispanoamerica son máquinas diseñadas para ser accionadas por cuerdas y cables.

Antecedentes

El empleo de las cuerdas para la caza, el empuje, el estirado, atado, la suspensión y ascensión a cimas de montañas data desde la época prehistórica y siempre ha sido esencial en las actividades humanas básicas, así como en el progreso de la humanidad. Las primeras cuerdas eran tan largas como podrían haber sido las fibras de una planta, su intento de alargarlas dio lugar a las primeras cuerdas retorcidas. Los fragmentos cuasi-fósilizadas de lo que probablemente es una "cuerda enrollada de casi 7 mm de diámetro" que fue encontrada en la cueva de Lascaux, data de aproximadamente 17.000 ap.

Los antiguos egipcios fueron probablemente la primera civilización que desarrolló una herramienta especial para hacer cuerdas. Los egipcios hicieron cuerdas que datan del 4000 al 3500 a. C. y se elaboraban principalmente de juncos. Otras cuerdas elaboradas en la antigüedad se hicieron de otras fibras como la palmera real, lino, hierbas, papiro, seda o incluso pelo animal. El empleo de estas cuerdas empujó a cientos de trabajadores de otras tierras a ser esclavizados por los egipcios con el objeto de mover grandes piedras y construir sus monumentos.

Comenzando aproximadamente desde el 2800 a. C., las cuerdas se hicieron de fibras en China. La elaboración de cuerdas se expandió por todo Asia, India y Europa durante casi varios siglos.

Leonardo da Vinci dibujó ciertos esbozos de un concepto para una máquina que hacía cuerdas, fue una de sus muchas invenciones que nunca llegó a construir. Sin embargo su construcción no podía ser llevada a cabo sin el desarrollo de una tecnología avanzada: En 1586, Domenico Fontana erigió un obelisco de 327 toneladas en la Plaza de San Pedro de Roma con una fuerza concertada de 900 hombres, 75 caballos y una cantidad ingente de cuerdas. No fue hasta pasado el siglo XVIII cuando diversos inventos hicieron posible la invención de una máquina capaz de construir cuerda. Las cuerdas se continuaron haciendo de fibras naturales hasta la década de 1950s cuando las fibras sintéticas como el nylon se empezaron a convertir en algo popular.

Características de las sogas usadas por bomberos

Debido a las situaciones críticas de seguridad de vida en que una cuerda puede ser usada, debe entenderse que el uso de ésta por los bomberos es especial, y únicamente se parece superficialmente a una cuerda ordinaria usada por cualquier profano. Aun en las áreas especializadas de operaciones de bomberos hay una variación considerable entre los diferentes tipos de cuerdas. Existen dos tipos básicos: cuerda torcida y cuerda forrada (Kernmantle). La cuerda torcida es el tipo más conocido por la mayoría de la gente, siendo el tipo de construcción usada también para la cuerda de Manila - Bonches de fibras trenzadas y que dan el aspecto de un espiral a la cuerda. La cuerda torcida de nylon es elástica debido a que las vueltas en la cuerda se desenroscan bajo una tensión.

La cuerda forrada (kernmantle) se compone de un núcleo (kern) de filamentos cubierto por un forro (mantle). El núcleo de la cuerda es su fuerza, aguantando la tensión del peso o de la carga repentina de que la cuerda puede ser objeto. La forma en que el núcleo esté hecho también determina si la cuerda es "dinámica" (elástica) o "estática" (no elástica). La cuerda puede ser clasificada según e tipo de fibra usada en su construcción. Las clasificaciones generales son de fibra natural y de fibra sintética.

Cuerda de fibras naturales

La fibra de manila es una fibra fuerte y dura que proviene de los tallos de las hojas del tronco del abacá, que se cultiva comúnmente en Manila, Filipinas. La fibra de manila que asume este nombre en virtud del lugar del que comunmente procede, tiene una gran resistencia natural al viento, la lluvia y el sol. Su fuerza viene de las células fibrosas y duras que la conforman, parecidas a forros. Estas cualidades hacen que la cuerda de manila sea valiosa cuando se requiere un uso largo y duro.

La "cuerda de manila del grado uno", es una clasificación considerada como la norma con que se compara la calidad de otras debido a su mayor resistencia y vida y es la que generalmente usan los bomberos debido a la garantía que ofrece en situaciones de riesgo. Sin embargo, es posible especificar clasificaciones más altas de manila. La cuerda de manila que se comenrcia a nivel de ferreterías es de una clasificación inferior con poca resistencia y una duración corta. Las fibras de cuerda de manila del grado uno vienen de la parte más céntrica de la planta de abacá. A veces la clasificación es identificada por un filamento coloreado que es trenzado en uno de las hebras de dicha cuerda.

Cuerda de Fibras Sintéticas

Más de 20 diferentes fibras sintéticas han sido evaluadas por la industria de cuerda, y en algunas de ellas se ha descubierto que tienen aplicación práctica en el campo de uso de cuerda por los bomberos. Generalmente, las fibras sintéticas tienen una excelente resistencia al moho y pudrimiento, y son resistentes en general. A diferencia de cuerdas de fibras de manila hechas de pequeñas fibras en superposición, las cuerdas sintéticas tienen fibras continuas a lo largo de la misma. Las dos cuerdas más comunes son fabricadas de nylon y dacrón. Es mucho más común encontrar cuerdas fabricadas de nylon que de dacrón, y únicamente de este ultimo material cuando se trata de cuerdas para rescate. Las desventajas del nylon consisten en que cuando está mojado pierde cerca del cinco por ciento de su fuerza y habilidad de absorber energía, esta cifra varía entre varios experimentos, dependiendo de factores como temperatura y cantidad de agua. Durante una prueba, la cuerda que había sido mojada y sujeta a una temperatura de -45° C sufrió una pérdida de 30 por ciento. Edelweiss (un fabricante de cuerdas) encontró que al absorber 37 por ciento de su peso en agua, sus cuerdas dinámicas aguantaban una sola caída o ninguna. A todo esto se debe sumar que se deteriora si está expuesta constantemente a la luz solar. La mayor ventaja del nylon es que seco puede absorber cerca de 15000 pie-libra (2374.5 kilográmetro) de fuerza por cada libra (0.454 kg) de cuerda.

Las ventajas del dacrón consisten de que la luz solar casi no lo daña y que el agua no afecta su fuerza tensor. La elasticidad del dacrón, sin embargo, es tan baja que no puede resistir una carga repentina. Una "caída" según las normas internacionales para pruebas de cuerdas es definida como "80 kilos cayendo 4.8 metros". Esto se aplica únicamente a las cuerdas dinámicas, en parte porque las estáticas no fueron diseñadas para absorber tales caídas y en parte porque alguien usando una cuerda estática no se pone en una situación que podría provocar tal ocurrencia.

Las fibras sintéticas que se usan en la industria de elaboración de cuerdas incluyen el polipropileno, nylon, poliéster (por ejemplo PET, vectran), el polietileno (como el spectra) y las fibras aramidas (por ejemplo twaron, technora y el kevlar). Algunas cuerdas se elaboran con mezclas para aumentar la resistencia. Las cuerdas se pueden elaborar también de fibras metálicas. Las cuerdas se han elaborado de otros materiales fibrosos como puede ser la seda, lana, y pelo, pero tales cuerdas no son disponibles en el mercado urbano, existiendo en los ambientes rurales. La fibra de rayón es la que se emplea en la elaboración de cuerdas decorativas.

Estilos

Enrollada

La cuerda enrollada o también denominada cuerda retorcida es desde el punto de vista histórico la forma más común de cuerda, al menos en la cultura de occidente. La mayoría de las cuerdas retorcidas consisten en tres fibras que se enrollan para aumentar la fortaleza y resistencia de la cuerda, existen versiones con mayor cantidad de fibras enrolladas.

Trenzada

Las cuerdas trenzadas son generalmente de fibras sintéticas como el nylon, poliéster o el polipropileno. Se elige el nylon debido a sus características de fortaleza y tenacidad además de poseer una buena resistencia a las inclemencias del tiempo así como a la radiación ultravioleta. El poliester es cerca de un 90% más fuerte en estiramiento que en carga, es mucho más resistente a la abrasión y posee una mayor resistencia a los UV, sufriendo cambios pequeños en longitud cuando se humedece. Por regla general se prefiere el polipropeno debido a su bajo coste y su baja densidad (puede flotar en agua).

Montañismo

Las cuerdas utilizadas en el montañismo y por extensión en diversas actividades al aire libre como espeleología y escalada en roca se clasifican en dos tipos generales: dinámicas y estáticas, existiendo variantes entre éstas como semiestáticas, entre otras. Las cuerdas "dinámica", se utilizan por ejemplo en montañismo en circunstancias en las que puede haber una caída libre y están diseñados para estirarse lo suficiente para amortigüar la detención sin producir grandes lesiones, no deben utilizarse para bajar en rappel. Las cuerdas "estáticas", se utilizan por ejemplo en espeleología, rappel y actividades de rescate y están diseñados para estirarse lo mínimo posible y no deben usarse para detener caídas libres. Este tipo de cuerdas se elaboran en base a materiales sintéticos que resistan las duras condiciones de uso del montañismo y por ello tienen una funda o cubierta protectora, además de requerir ser livianas para su transportación muchas veces a pie. Los materiales utilizados son el nylon y el perlon, éste tipo de fibras son afectadas por la radiación solar prolongada, siempre que sea posible déjelas a la sombra. Antiguamente las cuerdas para estas actividades eran fabricadas de algodón u otro fibra natural, se humedecían y podían ser peligrosas para la actividad.

Precauciones

Recomendación: “No utilice cuerdas dinámicas de montañismo de segunda mano cuya capacidad de amortigüación de seguridad por estiramiento usted no conoce.” Para que ante una caída inesperada de un alpinista o todo un grupo de ellos la detención no sea demasiado repentina, lo cual generaría lesiones graves, las cuerdas dinámicas de seguridad de montañismo están diseñadas para soportar grandes deformaciones de estiramiento ante este tipo de esfuerzos, logrando así una desaceleración progresiva hasta la detención completa y relativamente suave. Pero las cuerdas dinámicas de montañismo no son como las utilizadas en góming sino que poseen una fundamental diferencia con aquellas y ésta es que tienen un porcentaje muy significativo de deformación permanente, es decir no son del todo elásticas. La consecuencia de esto es que una vez estiradas no vuelven a su longitud original, pierden su capacidad de amortigüación y se vuelven peligrosas. Desconfíe de cuerdas dinámicas de montañismo usadas puesto que no podrá determinar si aún conservan su capacidad de amortigüar caídas. Como luego de una caída importante o algunas menores, la cuerda ya no es más idónea para su uso en montañismo, algunos alpinistas simplemente las abandonan (deberían destruirlas) y por ello, abundan, son baratas pero peligrosas.

Usos

Uso Estático: La cuerda está sometida a una carga de trabajo o fuerza constante, que se mantiene y no hay fluctuaciones de la carga, ni impactos (tirones). Un ejemplos de uso estático es colgar un objeto desde un gancho o estibar la carga de un camión. Para este tipo de usos se recomienda cuerdas con poca elasticidad, como las construidas con fibras de poliéster.

Uso Dinámico: Las cuerdas está sometida a cargas de trabajo o fuerzas variables, o masas que cambian de velocidad o masas sometidas a aceleraciones o desaceleraciones.

Aspectos Recomendados

  • Siempre se recomienda inspeccionar el estado general de la cuerda antes de ser utilizada.
  • La resistencia máxima de las cuerdas es medida en condiciones de laboratorio y bajo condiciones controladas.
  • No se deben usar cuerdas para amarre y uso general en situaciones donde esté involucrada la seguridad de las personas. La única excepción es el nylon torcido o trenzado de 15 mm de diametro, que si se puede utilizar como linea de seguridad con un largo inferior a 1,5 metros entre el anclaje y el arnes.
  • No usar cuerdas naturales o de usos decorativos, como algodón, yute o sisal para trabajos de carga.
  • Para escalada, rescate o espeleología sólo se deben usar cuerdas homologadas por la uiaa u organismos internacionales reconocidos.

Enlaces externos

Fuentes

Lane, Frederic Chapin, 1932. The Rope Factory and Hemp Trade of Venice in the Fifteenth and Sixteenth Centuries, Journal of Economic and Business History, Vol. 4 No. 4 Suppl. (August 1932). Plymouth Cordage Company, 1931. The Story of Rope; The History and the Modern Development of Rope-Making, Plymouth Cordage Company, North Plymouth, Mass. Sanctuary, Anthony, 1996. Rope, Twine and Net Making, Shire Publications Ltd., Cromwell House, Princes Risborough, Buckinghamshire. Teeter, Emily, 1987. Techniques and Terminology of Rope-Making in Ancient Egypt, Journal of Egyptian Archaeology, Vol. 73 (1987). Tyson, William, no date. Rope, a History of the Hard Fibre Cordage Industry in the United Kingdom, Wheatland Journals, Ltd., London

Smith, Bruce&Padgett, Allen, 1996. On Rope. North American Vertical Rope Techniques, National Speleological Society, Huntsville, Alabama.