Saltar a: navegación, buscar

Endogamia

Endogamia
Información sobre la plantilla
Endogamia2.jpeg
Concepto:Fecundación entre individuos de la misma especie.

Endogamia. Costumbre u obligación de contraer matrimonio con personas de la misma casta, aldea, tribu u otro grupo social.

Endogamia

Endogamia (del griego Endon "dentro", y Gamos, "casamiento"), es el matrimonio, unión o reproducción entre individuos de ascendencia común; es decir, de una misma familia o linaje. Asimismo, se entiende como endogamia el rechazo a la incorporación de miembros ajenos a un grupo social en particular. En biología, la endogamia se refiere al cruzamiento entre individuos de una misma raza dentro de una población aislada, tanto geográfica, como genéticamente.

Causa

La razón de ser de todo sistema endogámico es defender la homogeneidad de un grupo, de manera que éste se mantenga siempre igual a sí mismo y diferenciable de todos los demás. La unidad del clan es la razón suprema.

Algunas sociedades primitivas (por huir de la dificultad añadida de la diferencia de pueblo y de cultura, y porque entendieron que de esta manera se garantizaban la unidad de la tribu y por consiguiente la paz interna) resolvieron que los matrimonios tendrían que ser siempre entre individuos de la misma tribu.

La afinidad de sangre entre marido y mujer era tanto mayor cuanto mayor era el poder de la tribu o de la casta dentro de ella; de manera que, tratándose de la casta dominante, se imponían los matrimonios entre primos, entre hermanos y en algunas culturas incluso entre padre e hija, con el fin de que el poder no saliese de la familia dominante. Tal era el caso de los faraones y es el caso de las familias reales europeas. La pretensión de unidad de la tribu o del clan acaba imponiendo estas soluciones que finalmente llevan a la degeneración biológica. Las tribus abiertas que optaban por la exogamia supeditaban la unidad de la tribu o del clan a su continua revitalización gracias a las mezclas genéticas externas.

Frecuencias genotípicas con endogamia

El efecto primario de la endogamia es el de provocar una desviación de las frecuencias genotípicas de la población con respecto a las esperadas en equilibrio Hardy-Weinberg; en concreto, provoca un incremento en la frecuencia de homocigotos y un descenso paralelo en la frecuencia de heterocigotos. En este sentido, es posible cuantificar el nivel de endogamia F de una población en virtud de sus efectos – como la reducción proporcional en la frecuencia de heterocigotos en población con respecto a la esperada en equilibrio Hardy-Weinberg:

F = (H0 – H) / H0

H0 – Frecuencia de heterocigotos esperada en equilibrio Hardy-Weinberg
H – Frecuencia de heterocigotos observada en población

Considerando un locus A con dos alelos, A y a, en frecuencias “p” y “q” respectivamente, tal que p + q = 1, y a partir de la expresión de F que acabamos de ver vamos a deducir las frecuencias genotípicas con endogamia.

La frecuencia de heterocigotos con endogamia la podemos obtener despejando H en la expresión anterior, y sustituyendo H0 por 2pq, puesto que ésta es la frecuencia esperada de heterocigotos en equilibrio Hardy-Weinberg. Por tanto,

  • H = H0 – H0F = H0 (1 – F) = 2pq (1 – F)
    Por tanto, H = 2pq (1 – F). Esta expresión nos indica que la frecuencia de heterocigotos se reduce en una cantidad proporcional al coeficiente de endogamia (F) en población; a mayor F, mayor reducción.
    La frecuencia de homocigotos AA con endogamia la podemos deducir teniendo en cuenta que p = P + ½ H, y despejando P (frecuencia de homocigotos AA) de esta expresión:
  • P = p – ½ H = p – ½ 2pq (1 – F) = p – pq (1 – F) = p – p (1 – p) (1 – F) = p – p + pF + p2 – p2F = p2 + p (1 – p) F = p2 + pqF
    La frecuencia de homocigotos aa con endogamia la podemos deducir, igualmente, teniendo en cuenta que q = Q + ½ H, y despejando Q (frecuencia de homocigotos aa) de esta expresión:
  • Q = q – ½ H = q – ½ 2pq (1 – F) = q – pq (1 – F) = q – (1 – q) q (1 – F) = q – q + qF + q2 – q2F = q2 + q (1 – q) F = q2 + pqF
    Por tanto, P = p2 + pqF; Q = q2 + pqF. Estas expresiones nos indican que la frecuencia de homocigotos AA y aa aumenta en una cantidad proporcional al coeficiente de endogamia (F) en población; a mayor F, mayor aumento.

Ejemplos

“No tenía el cadáver ni una gota de sangre; el corazón apareció del tamaño de un grano de pimienta; los pulmones, corroídos; los intestinos, putrefactos y gangrenados; un solo testículo, negro como el carbón, y la cabeza llena de agua”.
Autopsia de Carlos II de Habsburgo.

Fuentes