Saltar a: navegación, buscar

Esvástica

Suástica
Información sobre la plantilla
Esvás.jpg
Concepto:Tipo de cruz, gamada, símbolo positivo en culturas primitivas y terrorífero en el sistema político de Hitler.

La esvástica o cruz gamada es un símbolo del nazismo hitleriano. Sin embargo en la antigüedad tuvo varios significados, todos ellos positivos. En sánscrito, la palabra suástika significa ‘muy auspicioso’.

Reseña y orígenes

Las más antiguas

Las esvásticas más primitivas que se han encontrado hasta el presente son las de Glozel en Francia, cuyas piezas datan del período Paleolítico.

En Mesopotamia esta cruz se utilizó en las primeras monedas, durante la Edad del bronce ([[IV milenio a. n. e.|4000 a. n. e.).

Para los egipcios representaban el poder que cada ser humano posee en sí.

Según sir Alexander Cunningham (citado por el sanscritólogo Monier William), en la India fue un monograma generado por la conjunción de las letras su asti (muy religioso) en escritura ashoka (anteriores a la escritura devanagari, que es la que desde hace varios siglos se utiliza para escribir en idioma sánscrito).

En Japón se la llamaba manji, que significa literalmente ‘diez mil dioses’.

En China es el signo que representa el número diez mil, que es la totalidad de los seres.

Otros nombres

También a la esvástica se la conoce bajo la denominación de cruz gamada pues su representación gráfica "tiene cuatro brazos acodados como la letra gamma en mayúscula del alfabeto griego".

Apariencia

Es una cruz con brazos doblados en ángulo recto y pueden aparecer de dos maneras: en sentido dextrógiro y en sentido levógiro. Geométricamente, posee 20 lados haciendo de ella un icoságono irregular.

Tipos de suásticas

Por sus carácterísticas se pueden diferenciar dos tipos de suásticas que tienen que ver con el sentido de giro, a favor o en contra de las manecillas del reloj: la sauvastika (gira en contra) y el Hakenkreuz (gira a favor). Lá última fue la utilizada por los nazi.

Significado

La cruz gamada, del sanscrito "svastica", significa "bienestar" o "auspicio" y fue símbolo de prosperidad y buena fortuna, también representó la paz y la alegría. El significado etimológico de la esvástica es una palabra derivada y perteneciente al idioma Sánscrito Hindú, que es interpretada según, al menos, dos versiones.

La primera indica que procede del término Swasti (o Su Asti), formado por la reunión del adverbio Su ("Bien" o "Bueno") y del verbo As en su tercera persona del singular del presente de indicativo: Asti ("Ello es"). La segunda hace referencia a la conjunción de las letras su + astí (en idioma sánscrito su: ‘muy’, astíka: ‘auspicioso’).

Parece ser que fue una remota manera de saludo, buen augurio y deseos de felicidad tradicional entre los primitivos hindúes al entrar en un templo, una vivienda o al cruzarse durante la actividad cotidiana, que podría traducirse como "Ello es Bueno" o “Muy auspicioso”, según la versión elegida. Emblema del sol en movimiento, evoca la rotación del mundo.

Usos

Ha sido utilizada en las monedas primitivas de la antigua Mesopotamia por los egipcios, como representación del poder que cada ser humano posee en sí, de igual forma en el budismo, usada también como decoración, amuleto y talismán. El símbolo había sido utilizado en todos los continentes excepto Australia, antes que Hitler lo escogiera como símbolo nazi y se utilizaba para representar al Sol.

La suástica suele representar la noche, utilizándse muy a menudo en prácticas mágicas, siendo el signo máximo de la divinidad, de la misma forma que la cruz para los cristianos de hoy en día.

Esvástica nazi

Para la mayoría de los occidentales, la esvástica se asocia primordialmente con el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán o partido nazi, al ser adoptados por estos en 1920 como símbolo de la raza aria (antiguos indoeuropeos), a partir de los que descendieron todos los pueblos europeos de raza blanca. Los Nazi lo consideraron un símbolo rúnico por estar presente en inscripciones vikingas como elemento decorativo en representación del sol.

La causa para que los nazis eligieran este símbolo es ambigua, siendo una de las teorías más aceptada la que expone que los nazis creían que los primeros arios de la India, de cuyas vedas, o textos en sánscrito, surge la esvástica, fueron el prototipo de invasores de raza blanca, cooptando así el símbolo como un emblema de la supremacía blanca.

Hitler mismo creó la bandera del Movimiento Nazi. Estos apadrinaron la esvástica negra (o Hakenkreuz) de la sociedad esoterica Thule dentro de un círculo blanco sobre fondo rojo (socialismo), al ser el negro, el blanco y el rojo los colores de la antigua bandera del imperio alemán. El rojo significaba la idea social; el blanco, la idea nacionalista; y la suástica, "la misión de luchar por la victoria del hombre ario".

Esvástica en las Religiones

La esvástica se encuentra por todas partes en los templos de la religión hindú (India, Nepal), al utilizarse como señal de buena suerte, representando las dos formas del Brahman (concepto de Dios), el dios creador Brama (en sentido de las agujas del reloj), que representa la evolución del universo, y el dios destructor Siva (sentido antihorario), que representa la involución del universo.

En el budismo la esvástica simboliza el todo y la eternidad encontrándose sobre el pecho de algunas estatuas de Buda. Debido a la asociación de la esvástica dextrógira con el nazismo, las esvásticas budistas son casi todas levógiras desde mediados del siglo XX. Este símbolo puede hallarse en los envases o envoltorios de comida china para indicar que tales productos son vegetarianos y pueden ser consumidos por budistas estrictos. Esta misma marca se encuentra en los cuellos de ropa usada por niños chinos para protegerlos de malos espíritus.

En la religión ancestral protoindoeuropea, la esvástica o rueda solar representaba al sol y su poder, difundiéndose su influencia tanto en occidente como en oriente. En la mitología germánica, la esvástica también representa poder e iluminación, de ahí que se asociase a los dioses del trueno como Thor (la esvástica era el símbolo de Mjolnir, el martillo de Thor), en la mitología nórdica, y Taranis, en la mitología celta. En Irlanda, una rueda solar semejante se conoce como cruz de Brigit y se usa para alejar el mal.

Debido a su culto solar, tanto aztecas como incas coronaban sus templos de piedra con este símbolo. Algunas iglesias cristianas románicas y góticas contienen cierta decoración de esvásticas, reminiscencias de motivos romanos anteriores, ya que los cristianos la usaban para disimular una cruz y así evitar la persecución.

Enlace externo

Fuente