Saltar a: navegación, buscar

Felipe Pazos

(Redirigido desde «Felipe Pazos Roque»)
Felipe Pazos
Información sobre la plantilla
Felipe Pazos Roque.JPG
Economista cubano
NombreFelipe Pazos Roque
Nacimiento27 de septiembre de 1912
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento26 de febrero de 2001
Caracas, Bandera de la República Bolivariana de Venezuela Venezuela
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
EducaciónUniversitario
OcupaciónEconomista

Felipe Pazos Roque. Economista cubano, reconocido por sus aportes en el campo de las finanzas.

Síntesis biográfica

Nació en La Habana, donde se graduó en 1929 como Bachiller en Ciencias y Letras en el Instituto de Segunda Enseñanza.

Estudios

Cursó las carreras de Ciencias Políticas y Sociales y de Derecho Civil en la Universidad de La Habana. Por sus méritos académicos obtuvo una beca para un curso de especialización en Economía en la Universidad de Columbia; en Nueva York realizó, además, estudios en el New School for Social Research, donde se graduó en Ciencias Económicas.

Trabajos publicados

Sus primeros trabajos publicados entre ellos, Oferta contra demanda: Ensayo sobre la coyuntura datan de 1935.

Pensamiento económico

Estudió con profundidad la historia del pensamiento económico cubano; en particular,el de José Martí.

Cargos que desempeño

De amplia ejecutoria profesional, fue asesor de la Comisión de Fomento Nacional 1941-1942, agregado comercial de Cuba en Washington 1943 jefe de la División Latinoamericana del Departamento de Investigaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) de 1946 a 1948, delegado a la Conferencia Monetaria de Bretton Woods 1944, delegado al Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas y a los comités de Azúcar y de Arroz del Consejo de Emergencia Mundial de Alimentos 1945-1946, presidente fundador del Banco Nacional de Cuba (BNC) de 1948 a 1952 y consejero técnico del Banco Continental.

Fue decano y profesor fundador de la Escuela de Ciencias Empresariales de la Universidad de Oriente (1955-1957), economista principal del Banco Mundial 1952-1953 y director de Investigaciones del Centro de Estudios Monetarios para América Latina (CEMLA) de 1954 a 1957. En 1959, con el triunfo de la Revolución Cubana, fue reasignado a su puesto de presidente del Banco Nacional de Cuba. Fue sustituido del cargo, a fines de ese mismo año, y nombrado embajador ante la Comunidad Económica Europea. Decidió romper con la Revolución Cubana; se estableció en España, después en Puerto Rico y definitivamente en Venezuela.

Labor de dirección y asesoría en el quehacer científico y académico

Conjugó la labor de dirección y asesoría con el quehacer científico y académico, participando activamente en los principales debates sobre políticas económicas en Cuba y América Latina. Sus reflexiones aparecieron en sus obras El problema monetario de Cuba, La economía cubana en el siglo XX, Desarrollo económico de la cultura latina, Desarrollo económico y estabilidad financiera, Inflación e inestabilidad de los cambios en América Latina, Desarrollo insuficiente y depauperación económica, Economic Development of Latin America, Chronic Inflation in Latin America.

En Cuba fue uno de los principales seguidores de la corriente estructuralista, la cual se desarrolló paralelamente a otras como el keynesianismo, representado por Julián Alienes Urosa y otros. Como opositor de la dictadura de Fulgencio Batista, firmó con Raúl Chibás y Fidel Castro el llamado Manifiesto de la Sierra Maestra, fechado el 12 de julio de 1957, que hacía un llamado a todos los partidos políticos de la oposición, las instituciones cívicas y las organizaciones revolucionarias, a unirse en la lucha contra la tiranía, lo que lo obligó a exiliarse.

Colaboraciones

Entre 1961 y 1966 colaboró con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Participó en el grupo de los llamados «nueve sabios» de la Alianza para el Progreso, programa ideado por el gobierno de Estados Unidos con el objetivo de contrarrestar la influencia de la Revolución Cubana en América Latina, que concluyó en fracaso; fue economista principal en el Banco Interamericano para el Desarrollo (BID) entre 1966 y 1975. A partir de 1975 se desempeñó como asesor económico del Banco Central de Venezuela, del cual llegó a ser directivo. En 1996 el gobierno de ese país le confirió la Orden Francisco de Miranda.

Pensamiento económico

Su pensamiento económico se caracterizó por una temprana ruptura con el liberalismo económico clásico, apropiándose de manera crítica de las posiciones que abogaban por una mayor participación del Estado en los procesos económicos.

Se le reconoce por sus contribuciones en el análisis de los problemas monetarios y financieros de los países en desarrollo y sus propuestas de soluciones concretas. Por ello, sus aportaciones teóricas más divulgadas se relacionan con el estudio de los procesos inflacionarios y el diseño de las políticas económicas de estabilización para América Latina.

Asumió como suyas las ideas económicas del argentino Raúl Prebisch, pionero de la corriente estructuralista y desarrollista, quien desde la CEPAL impulsó la coordinación de las políticas de desarrollo y la integración de las economías latinoamericanas para el desarrollo económico.

Muerte

Falleció en Caracas el 26 de febrero de 2001.

Fuente