Saltar a: navegación, buscar

Raúl Cepero Bonilla

Raúl Cepero Bonilla
Información sobre la plantilla
Cepero Bonilla.jpg
NombreRaúl Cepero Bonilla
Nacimiento28 de septiembre de 1920
Sagua la Grande, Villa Clara, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento27 de noviembre de 1962
Lima, Bandera de Perú Perú
Causa de la muerteAccidente de aviación
EducaciónBachiller en Ciencias y Letras
Doctor en Derecho Civil
Alma materUniversidad de La Habana
OcupaciónEconomista e historiador

Raúl Cepero Bonilla. Graduado de periodista en 1951 en la Escuela Profesional de Periodismo Manuel Márquez Sterling. Detenido en varias ocasiones y perseguido por la dictadura de Batista por sus ideas en favor de la revolución.

Trabajó en Prensa Libre, donde tuvo una columna fija sobre temas económicos. Colaboró en Bohemia, Carteles y Cuba Socialista. Fue ministro de Comercio y Presidente del Banco Nacional tras el triunfo de la Revolución Cubana. Perdió la vida en un accidente de aviación cuando regresaba a Cuba luego de presidir una delegación a una conferencia económica internacional.

Síntesis biográfica

Nació en Sagua la Grande (población actual del mismo nombre, perteneciente a provincia Villa Clara), Cuba, el 28 de septiembre de 1920.

Siendo muy joven, trabajó como auxiliar de oficina. Los estudios secundarios hasta el bachillerato y los de doctor en Leyes en la Universidad de La Habana, donde se graduó en 1942, encausaron la brillantez del alumno que sobresalió por sus calificaciones e integralidad. Durante esta etapa comparte su tiempo con el ejercicio de profesor auxiliar de la asignatura de Cívica en el Instituto del Vedado; además, afianza poco a poco su filiación marxista, sostenida en lecturas y conclusiones que acomete por sí mismo.

Se graduó de bachiller en Letras y Ciencias en el Instituto de Segunda Enseñanza del Vedado (1938), y con posterioridad obtuvo el título de doctor en Derecho Civil en la Universidad de la Habana (1942).

Carrera profesional

Ejerció como docente en el Instituto de Segunda Enseñanza del Vedado durante sus años de estudiante, donde impartió la asignatura de Sociología.

El decenio del 50 es decisivo en su formación política y profesional. Recurre al periodismo como tribuna, y sus colaboraciones, a la manera de crónicas concisas, le abren un espacio en el panorama del periodismo histórico y económico. Prensa Libre, Carteles, Bohemia, Acción y Tiempo en Cuba son sus trincheras. El periodismo no es en él mera afición ocasional, sino vocación cultivada en la Escuela Profesional de Periodismo Manuel Márquez Sterling, de la cual se graduó en 1951, una vocación compartida con los estudios históricos y los económicos.

En 1950 participó como asesor económico de la delegación cubana en la Reunión del Acuerdo General de Aranceles en Torquay, Inglaterra. Durante la década de 1950 desarrolló diversas actividades contra el régimen de Fulgencio Batista, entre ellas su actitud de condena a los fondos económicos y políticos del régimen, por lo cual resultó detenido en varias ocasiones y no deja de denunciarlo y criticar por su vínculo con los Estados Unidos y la oligarquía nacional, que comparten el predominio sobre el sector de la industria azucarera, entonces el más importante del país. Ni de las detenciones ni del peligro escapa; no lo intenta por carácter y convicciones.

Tiene renombre y participa de la delegación cubana que asiste en Londres a las conversaciones ante el GATT, siglas en Inglés del Acuerdo General sobre Tarifas y Comercio, y en 1958 publica en México el libro Política Azucarera, duro enjuiciamiento del tratamiento gubernamental al tema.

Destacado estudioso de la Historia Económica de Cuba, y de las raíces de ésta en el Siglo XIX, se consagró al análisis y crítica de la política azucarera de la tiranía. En su obra: Política azucarera, denunció los falsos manejos del gobierno mediante el Instituto Cubano de Estabilización del Azúcar (ICEA), el cual devino en una asociación de especuladores enfrentada a la mayoría de los hacendados y colonos; de igual forma, criticó la acción del movimiento bancario que se desarrolló en la Cuba de la posguerra, así como las proyecciones de los economistas cubanos de entonces, tanto en el plano teórico como en sus proyectos económicos.

El Triunfo de la Revolución en 1959 trajo consigo cambios significativos en la política exterior, en la diversificación de los mercados y las relaciones comerciales cubanas con el resto del mundo. El servicio exterior se nutrió de nuevas caras y el doctor Cepero Bonilla, joven y de probada competencia, fue de los primeros en asumir roles de responsabilidad en consonancia con el nuevo reto de la economía y el comercio cubano. Recorrió toda Europa en misión de servicio tenaz y competente, como en tales circunstancias necesitaba su patria.

Ocupó varios cargos como ministro de Comercio (1959- 1960) y presidente del Banco Nacional de Cuba (1960- 1962), y presidió diversas delegaciones cubanas en el extranjero. Fue uno de los fundadores del Consejo Asesor del Instituto de Historia de la Academia de Ciencias de Cuba, y colaboró con diversos periódicos y revistas, en los cuales desarrolló una intensa labor en el campo de la historia. Falleció en un accidente de aviación al regreso de una Conferencia Internacional de la FAO.

Muerte

Murió el 27 de noviembre de 1962 en un accidente aéreo cerca de Lima, Perú, junto a otros integrantes de la delegación cubana que regresaban de la VII Conferencia Regional de la ONU para la Agricultura y la Alimentación[1].

Bibliografía activa

  • Azúcar y abolición. Editorial Cenit, La Habana, 1948
  • The Cuban Revolution and the sugar markets. Editorial Echevarría, La Habana, 1959
  • The Cuban Soviet Agreement. Editorial Echevarría, La Habana, 1960
  • La independencia económica su conquista con la diversificación de los mercados extranjeros. Editorial Echevarría, La Habana, 1960.

Bibliografía pasiva

Referencias

Fuentes

  • Cien figuras de la Ciencia en Cuba/ Rolando García Blanco.../et-al/.- La Habana: Editorial Científico-Técnica, 2002