Saltar a: navegación, buscar

Fox terrier

Fox terrier
Información  sobre la plantilla
3 foxterrier.jpg
Es una raza de perro utilizada antiguamente para hacer salir a los zorros de sus madrigueras para poder ser perseguidos por perros de rastreo. Actualmente este terrier es un animal de compañía.
GrupoTerrier
País de OrigenBandera del Reino Unido Reino Unido
ClasificaciónPerro de caza
Clasificación Científica
ReinoAnimalia
FiloChordata
ClaseMammalia
OrdenCarnívora
FamiliaCanidae
GénerosCanis
Apariencia física
TamañoMediano

Fox terrier es un grupo de razas de perro que era usada antiguamente para hacer salir a los zorros, que eran perseguidos por perros de rastreo, de sus escondites. Actualmente este Terrier se utiliza como animal de compañía. Existen dos tipos de fox terrier, el de pelo duro (alambre) y el de pelo liso. Ambos se desarrollaron en Inglaterra hace unos doscientos años y probablemente desciendan de distintos ancestros.

Las dos variedades de fox terrier fueron cruzadas para dar a la versión de pelo duro el color blanco y una cabeza más definida que la mostrada en el otro tipo. Actualmente se mantiene la división para que cada variedad conserve su pelaje característico, que es en definitiva suave, liso y duro en el del pelo liso, y duro y tieso el de pelo duro. Por lo demás son prácticamente iguales, con el blanco como color predominante y manchas negras o castañas. El fox terrier tiene una cabeza delgada y bastante alargada, cráneo plano, hocico largo, orejas pequeñas en forma de v y ojos oscuros. El pecho es profundo pero no ancho, el lomo es corto y recto, las caderas musculosas y la cola de porte alto. El fox terrier más moderno, catalogado como nueva raza, es el fox terrier chileno.

Origen

Esta raza de perros fue creada para ayudar en la caza del zorro. Antes de su creación, la cacería solía acabar en fracaso en cuanto el zorro alcanzaba su guarida. La introducción del Fox Terrier en la caza resolvió parcialmente este problema: cuando el zorro se trataba de escabullir bajo tierra, el Terrier era enviado en su búsqueda. Esto dio lugar a los requerimientos concretos de esta raza: en primer lugar, tener la resistencia necesaria para correr junto al grupo de cacería, segundo, ser lo suficientemente pequeño para introducirse en la guarida del zorro, y tercero, ser duro y fuerte, ya que un zorro acorralado en su guarida podría tratar de repeler al intruso y generar un enfrentamiento.

El término Fox Terrier se empleó de forma genérica en la última parte del siglo XIX. Se refería a un grupo de perros de distinto tipo que eran criados para la caza. Este tipo de perros eran llamados generalmente foxies (zorreros en Inglés) sin importar su tipo o tamaño. El primer Fox Terrier, un perro llamado "Foiler" o "Viejo Foiler", fue registrado por el Kennel Club alrededor de 1875 ó 1876, y con su cría comenzó el proceso de estandarización.

Estos perros son muy inteligentes, lo malo es la reacción que tienen hacia otros perros. Sin embargo con las personas son muy nobles. Además es una raza de perro que en el norte de España sobre todo se utiliza como cazador de zorros y jabalíes.

Carácter

El Fox Terrier es un perro vital y elegante. Es alegre, inteligente, valiente y totalmente terrier. Es listo y atractivo, posee un gran optimismo y una bravura incuestionable. Es un perro hermoso, deseable como compañero y útil. Además, es un perro de buen tamaño y fácil de tener en un piso en la ciudad. De todas formas, es un perro muy activo y le gusta tener un amo tan interesado por la vida como él.

Los Fox Terrier son, básicamente, perros sensatos. No se quedarán de pie en el jardín ladrando durante horas, como sí harían otras razas, sino que ladrarán cuando oigan un ruido para alertar a sus amos. Es un luchador nato y disfrutará con una trifulca de vez en cuando, o por lo menos disfrutará persiguiendo a un gato hasta que éste se suba a un árbol. Todos los terrier, dado su instinto, tienen tendencia a excavar en el jardín si se aburren.

Debe determinarse desde un buen principio quién va a ser el jefe en casa, pero, debido a su inteligencia, son perros fáciles de adiestrar y es sencillo vivir con ellos. Son mascotas sensacionales que disfrutan enormemente con su familia y con sus actividades. Actualmente pasan más tiempo sentados en un sofá que persiguiendo alimañas por el campo.

El color blanco procede de un "gen moteador" que actúa restringiendo la formación de color en mayor o menor grado, no estando relacionado con el albinismo en ningún caso.

Cuidados

El embellecimiento del Fox Terrier de pelo duro comienza con el cepillo y el peine para eliminar el pelo muerto y las pequeñas manchas del manto. Si el perro está muy sucio, se impone un baño, aunque sin abusar, pues pudiera estropeársele el pelo. El stripping, o depilación, que se realiza con un peine-cuchillo -jamás con una esquiladora-, consiste en suprimir el pelo superfluo. El trimming o modelado de su manto, se practica sobre todo en los perros que han de concurrir a exposiciones. Sólo un profesional o un aficionado muy avezado pueden realizar esta delicada operación. Cuello, pecho y mejillas deben depilarse lo más cortos posible; el cráneo depilado con cuchillo debe quedar uniforme; las cejas y la barba, bastante largas; el lomo, los riñones, la grupa, la babilla y la zona posterior de la cola deben afeitarse normalmente; el vientre ligeramente, sin dejar en ningún caso pelos sueltos. El pelo de las patas se conserva como crece, pero peinándolo e igualándolo cuidadosamente. Después del baño, sin secarlo por completo, se le aplican al perro unos polvos blancos (blanco de España) y se le envuelve en un abrigo muy ajustado que mantiene el pelo aplastado. Al día siguiente, tras retirar el abrigo, bastará cepillarlo con energía. La misma operación es válida para el Fox Terrier de pelo liso.

Clasificación según la FCI

La FCI incluye a los Fox terrier en el Grupo III según su clasificación

Sección 1: Terriers de talla grande y media

Sección 4: Terriers de compañía








No reconocidos por la FCI










Fuentes